A Cabrera le habían diagnosticado hiperactividad y falta de atención

1890_8A-Agencias_01
3 de marzo, 2016 - 2:02 pm
Redacción Diario Qué Pasa


Foto: Agencias

El toletero Álex Cabrera, fue sancionado con una suspensión de 25 partidos luego de dar positivo en una prueba antidopaje, informó el martes la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP). Cabrera, inicialista de los Tiburones de La Guaira, «resultó positivo en un examen realizado el pasado 3 de enero de 2016 por una sustancia estimulante anfetamina y le fue impuesta una suspensión por 25 juegos», que cumpliría de jugar la próxima temporada.

«El 3 de febrero de 2016, fue notificado el equipo y el jugador sobre el resultado de la prueba y en vista que el jugador… no solicitó en el tiempo estipulado la realización de la prueba «B», se tomó como válido el resultado arrojado por la prueba «A», destacó el escrito.

Los Tiburones asumieron la responsabilidad de no enviar oportunamente una notificación en la que se argumentaba que el venezolano era sometido desde hace dos años a un tratamiento que incluía un medicamento que contiene anfetaminas. Por ello, el club «solicitó formalmente a la LVBP no abrir un procedimiento disciplinario» en contra del corpulento jugador. De acuerdo con el escrito divulgado a través de la cuenta del equipo en Twitter, Cabrera fue diagnosticado por su médico siquiatra de presentar «manifestaciones clínicas de trastornos por déficit de atención con hiperactividad, y luego que el jugador no respondiera con efectividad al tratamiento de psicoterapia cognitivo conductual, se le recetó el medicamento Adderall XR de 20 miligramos, que entre sus componentes contiene anfetaminas».

El equipo indicó que «la MLB (las Grandes Ligas) ha sido muy criticada por esos permisos de Adderall, pero la realidad es que en 2015, por ejemplo, dieron 113 permisos de uso» de ese medicamento, por considerarse que este «no implica otorgamiento de fuerza o poder para tener ventajas a la hora de juego». «Por algún error humano o falla administrativa del cuerpo médico y del área deportiva (de Tiburones), dicha información no llegó a la LVBP oportunamente, algo que escapa de las manos de Álex Cabrera, quien descargó su responsabilidad al haber entregado la certificación médica de su tratamiento a las personas indicadas», agregó la novena venezolana.

Antecedentes

Las acusaciones de dopaje han perseguido como una sombra a Cabrera. Su nombre apareció en el informe preparado por el ex senador estadounidense George Mitchell. El informe Mitchell narra que en septiembre de 2000 se descubrió una botella con esteroides en el camerino de los Diamondbacks de Arizona, equipo con el que jugó brevemente Cabrera. Un empleado del lugar encontró el recipiente y varios cientos de píldoras en un paquete enviado por correo a Cabrera. El jugador, quien luego emigró al béisbol japonés, insinuó entonces en su declaración que podría ser un chivo expiatorio.

En 2014 fue expulsado de por vida de la Liga Mexicana de Béisbol por dar positivo en el uso de estanozolol, una sustancia usada en la formación de músculos. Cabrera, quien encabezó la pasada temporada con 11 jonrones y bateó para de .335 con 39 impulsadas y 23 anotadas, es uno de los toleteros más temidos de la liga local.

Comente