7 claves explican crisis del Real Madrid

1548_B(Silueta)-AFP_01
13 de marzo, 2015 - 4:29 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Factores extradeportivos han afectado la mentalidad ganadora de Cristiano Ronaldo, afectando así los resultados madridistas

Foto: Agencias

Carlo Ancelotti, el sistema, agotamiento de las estrellas o el Cristiano más gris.

Claves de la crisis merengue

1. La falta de reacción de Ancelotti: es la principal causa que ha hecho perder credibilidad al técnico italiano de cara a su directiva. De golpe su equipo está falto de ideas, ausente de fútbol, con nula creatividad y sin generar apenas peligro en los partidos. La mala dinámica no impulsa al cambio a Ancelotti que apuesta por la continuidad.
2. El sistema: queda demostrado en el inicio de 2015, cuando el Real Madrid pasó de enlazar la mejor racha de la historia de un equipo español (22 triunfos consecutivos), a ser discutido por cualquier rival de Primera, que los contrincantes le han tomado la medida al 4-3-3 de Ancelotti. Saben que pueden explotarla en los laterales, donde ni Cristiano Ronaldo ni Gareth Bale ayudan a Marcelo y Dani Carvajal. El Real Madrid conquistó la pasada temporada la Liga de Campeones y Copa del Rey jugando con un 4-4-2. Once puntos perdidos de los 33 disputados este año explican el bajón de un equipo que iba lanzado por el título.

3. La interpretación del juego ofensivo: tras la derrota en San Mamés el técnico madridista habló de «falta de eficacia en ataque», búsqueda de «soluciones individuales» y la necesidad de tocar menos y jugar con más velocidad. El Real Madrid se adueña del balón pero no sabe qué hacer con él por su mala interpretación del juego ofensivo. Las acciones de más peligro las generan la subida de sus laterales y eso habla mal del momento de Bale, que lleva mes y medio sin marcar ni asistir, de Cristiano Ronaldo y Karim Benzema La conocida como BBC ha marcado 15 goles en 14 partidos, números que hace pocos meses firmaba solo Cristiano.

4. Un gris Cristiano Ronaldo: factores extradeportivos, como su ruptura sentimental o la celebración de su cumpleaños con una gran fiesta que dio mucho que hablar horas después del varapalo en el derbi madrileño en el Vicente Calderón ante el Atlético de Madrid (4-0), han afectado a la mentalidad ganadora del líder madridista. Tampoco ayudan sus molestias físicas. La semana pasada se ausentó varios entrenamientos y aunque la versión oficial del club insiste en que no tiene molestias en la rodilla lesionada la pasada campaña, Cristiano acaba con dolores cada encuentro y le cuesta cada vez más recuperarse.

5. La importancia de los ausentes: ha quedado demostrada la valía de futbolistas como Sergio Ramos, que es bastión defensivo madridista, y Luka Modric, el cerebro del juego, o James Rodríguez, el enlace con los tres puntas, en unas fechas en las que por desgracia para los intereses del club blanco han coincidido sus lesiones. Ancelotti perdió a tres líderes del equipo titular y aunque ha improvisado en la posición de Isco Alarcón para sacar la cara más brillante del malagueño, a la larga le está pasando factura.

6. Falta de confianza de los suplentes: ha provocado el agotamiento de algunos futbolistas indiscutibles representados en Toni Kroos, que ha pasado de ser el más fiable en cada pase a cometer numerosos errores al no estar fresco de piernas y mente por la ausencia de descanso. Ancelotti convirtió públicamente en fijos en cada equipo titular a cuatro de los once (Bale, Benzema, Cristiano e Isco), el peor mensaje que se puede mandar a suplentes que ya apenas tenían participación y que esperaban otro papel esta temporada, como los casos de «Chicharito» Hernández o Jesé Rodríguez.

7. Los resultados: en otras épocas las malas rachas del Real Madrid se «maquillaban» con triunfos sin brillo o en partidos en los que le salvaba la pegada de sus estrellas, ahora los resultados no esconden los problemas. En 26 jornadas de Liga el Real Madrid ya ha encajado cinco derrotas, sumadas a dos más en el resto de competiciones superan las seis con las que terminó toda la campaña pasada. Es la pérdida de fiabilidad del equipo de Ancelotti, quien tras vencer Supercopa de Europa y Mundial de Clubes esta temporada, sabe que su continuidad pasa por conquistar Liga o la undécima Copa de Europa.

Comente