Ha sido todo menos productivo

Neymar, dos años de escándalos en el PSG

neymar
18 de mayo, 2019 - 11:23 am
Carol Morán/ Agencias

El paso de Neymar por el PSG ha sido todo menos productivo para el brasileño, que no logró darle a su club la preciada Champions, que en un momento prometió, quedándose en los octavos de final dos años consecutivos. Esta temporada “Ney” solo sumará a su palmarés la Ligue 1, un torneo que es fijo para el equipo parisino y que ha ganado en cuatro oportunidades los últimos cinco años.

Su rendimiento en el equipo de la capital francesa no fue el esperado en las dos campañas que tiene en el club, las polémicas fiestas, los encontronazos con técnicos y compañeros e incluso agresiones a la afición han hecho que el brasileño pasara de estrella a indeseado.

Su rendimiento también es otro factor importante, ya sea por lesiones o por su personalidad, quedó en lo más bajo de la montaña rusa, llegando a pasar desapercibido en varios encuentros.

Su más reciente escándalo le costó una suspensión de tres partidos, que podían ser ocho, por golpear a un aficionado del Stade Rennes, rival en la final de Copa Francia, cuando subía a recoger el trofeo de subcampeón, partido que finalizó 2-2 pero que el PSG perdió 6-5 en los tiros penales.

Además, Tuchel le negó la capitanía del club, alegando que un líder no es solo quien lleva la cinta de capitán. “Hay muchas maneras de demostrar su liderazgo, no solo ser un capitán, Neymar no es el mismo líder que Thiago, Marquinhos o Buffon, es diferente. Estoy muy satisfecho con Thiago Silva y Marquinhos como capitanes”

Su ego de estrella ha hecho que entre sus compañeros no sea el más querido, llevándolo a tener fuertes discusiones con alguno de ellos. La polémica que rebaso el vaso fue con Julian Draxler, con quien casi llega a las manos.

El alemán reprochó el exceso de individualismo que tiene el brasileño sobre el terreno de juego y esto, claramente no le sentó bien. Según reportó el Diario As de España, la respuesta del jugador de la verdeamarela fue hostil: “¿Quién eres tú para hablarme así? Lo único que sabes es dar pases para atrás”. Las discusiones fueron más allá y tuvieron que ser separados por el director deportivo del club Antero Henrique y el técnico Thomas Tuchel.

El mismo medio aseguró que Neymar señala a los culpables, que indicado por él, tienen culpa del mal funcionamiento del equipo, eso si su nombre no se ve reflejado en esa lista negra.

Su entrenador en el Santos, Vanderlei Luxemburgo, opinó sobre la actualidad de quien fuera su jugador: “Tiene que tener una conversación con su entrenador. Como toda la vida en el fútbol, franca y directa. El jugador está muy protegido. No solo por los entrenadores, también por los directos y hasta por la propia prensa, que trata al jugador de manera diferente”.

Aseguró que esta ‘protección’ lo tiene fuera de concentración en los terrenos de juego y demasiado enfocado en su vida social. “Se está olvidando que es un jugador de fútbol”, indicó Luxemburgo.

Kiko Femenía, jugador del Watford inglés, asegura que dentro del mundo del deporte Neymar es un referente para sus compañeros de profesión, a pesar de su carácter.

“Diría que es verdad que a veces las formas no son las más correctas, pero es un jugador con mucho carácter y mucha personalidad para la edad que tiene”, indicó Femenía.

El diario el Comercio de Perú explicó en ocho momentos el fracaso de los 252 millones de euros:

Su presentación con el equipo. 4 de agosto de 2017.

“Quería un reto más grande”, fue una de las primeras frases que soltó Neymar al ser presentado oficialmente como jugador del club francés. Desmeritando al FC Barcelona e iniciando así su andadura por la capital francesa.

Primer conflicto interno. 17 de septiembre de 2017.

Cerca de un mes después de su llegada los problemas con sus compañeros iniciaron. En un encuentro ante el Olympique de Lyon, en la fecha 6 de la Liga 1, saldría a la luz la relación distante que tenían Edinson Cavani y Neymar. Lejos de una discusión amable por quien cobraba un tiro libre, ambos jugadores se enfrascaron en una acalorada discusión en pleno encuentro.

La lesión, 23 de enero del 2019

Desde aquel momento hasta que volvió, el delantero de la selección de Brasil se perdió 19 partidos: incluyendo los duelos por cuartos de final de la UEFA Champions League contra el Manchester United. A partir de esa lesión, todo fue en picada para el brasileño.

El primer acto de indisciplina, 2 de marzo del 2019

Mucho había tardado en mostrar su verdadero carácter fiestero. El brasileño asistió a una fiesta y unas personas lo grabaron. Al atacante se le pudo ver muy contento, sin muletas, bailando junto a su amigo Gabriel Medina, bicampeón mundial de surf. Durante los carnavales de Rio de Janeiro también fue captado disfrutando de las fiestas.

Coqueteos con otra “novia”. 24 de abril de 2019.

En un acto de completa inmadurez, el brasileño decidió publicar un mensaje entre amenaza y sarcasmo en sus redes sociales. “Ya voy. Nuevo proyecto. Gracias, gracias, gracias”, fue la frase que escribió Neymar en su cuenta de Instagram. Minutos después eliminó la publicación.

Incomodo hasta con los árbitros. 26 de abril de 2019.

Molesto por tener que convivir una temporada más sin poder ganar la Champions con el PSG, el atacante desfogó toda su irá con contundentes declaraciones sobre el arbitraje. “¡Es una vergüenza! Ponen a cuatro tipos que no saben nada de fútbol para ver un tiro en cámara lenta por televisión. ¿Cómo va a cometer mano si está de espaldas? Que se vayan a la ***”, disparó el jugador contra el árbitro del PSG-Manchester United (1-3) de la vuelta de octavos de final de la Champions League.

Sin manejo de la ira. 27 de abril de 2019.

Camino a recoger su medalla de subcampeón de la Copa de Francia, Neymar cometió, quizá, el peor exabrupto que puede cometer un futbolista: golpear a un hincha. La sanción que le cayó fue de tres partidos, terminando así su temporada con el PSG. El técnico Tuchel condenó su acción que también generó una reacción negativa de su gran amigo Dani Alvés.

Segundo conflicto en el vestuario. 29 de abril de 2019.

A pesar de chocar con uno de los pesos pesados del vestuario como Cavani, fue a por los más jóvenes, enviándoles un mensaje un tanto despectivo. “Lo que veo es muchos jóvenes que están perdidos y tienen más boca que oídos, ellos deben escuchar más de lo que hablan. A veces pasa que el técnico o un jugador experimentado les dice algo y no les interesa. Ellos deberían tener más respeto, cuando fui promovido al primer equipo siempre le hacía caso a los mayores”, este comentario generó su encontronazo con Draxler.

Palabras clave
, , ,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente