14 años de prisión a contrabandista de peloteros

1434_12E-Agencias.jpeg_01
12 de noviembre, 2014 - 2:57 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Una jueza de Miami impuso el lunes una sentencia de más 14 años de prisión a un individuo hallado culpable de traer ilegalmente a Estados Unidos a más de 1.000 cubanos, incluidos varios beisbolistas.

Una jueza de Miami impuso el lunes una sentencia de más 14 años de prisión a un individuo hallado culpable de traer ilegalmente a Estados Unidos a más de 1.000 cubanos, incluidos varios beisbolistas. Eliézer Lazo se declaró culpable en relación con el traslado de cubanos, entre ellos el jardinero de los Vigilantes de Texas, Leonys Martín, y otros peloteros que fueron identificados solo por sus iniciales. La jueza federal de distrito Joan Lenard rechazó el pedido de Lazo por una sentencia menos severa. Destacó que Lazo recibía un pago de 22.000 dólares mensuales por participar en esta operación ilícita, sin contar los porcentajes que le habrían correspondido de los contratos firmados por los peloteros.

De acuerdo con los fiscales, Martín pagó 1,2 millones de dólares a la organización de Lazo después de que el pelotero firmó un convenio con los Vigilantes en 2011. «Es mucho dinero», consideró Lenard. Lazo, de 41 años, comenzará a purgar la sentencia después de que cumpla otra de cinco años por lavado de dinero en relación con un fraude al sistema Medicare, el seguro de salud para los pensionados.

En cuanto al caso de contrabando de personas, Lazo se declaró culpable en agosto del delito de complot para extorsiones. La banda de Lazo transportaba a los cubanos por mar hasta México y luego los hacía cruzar la frontera con Laredo, Texas. Cobraba más dinero si el inmigrante trasladado era un pelotero. Documentos presentados durante el juicio señalan que la banda le pagaba al cartel de Los Zetas, una de las organizaciones criminales más violentas de México, para que le permitiese operar en su territorio.

Bajo la política estadounidense conocida como «pies secos, pies mojados», los cubanos que llegan a territorio continental de Estados Unidos pueden en general quedarse en el país, mientras que aquellos interceptados en el mar suelen ser enviados de vuelta a la isla.

Comente