Venezuela celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa

Libertad
3 de mayo, 2017 - 9:51 am
Con información de Agencias

Este miércoles 3 de mayo se celebra el día de la Libertad de Prensa, efeméride establecida por las Naciones Unidas con base en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (ONU, 1949)

Foto: Agencias

Esta fecha recuerda la promulgación de la primera ley sobre el derecho a la información, en  1766, hace 250 años en Suecia; igualmente, el 3 de mayo de 1991, se firmó en Namibia la Declaración de Windhoeck sobre la Libertad de Prensa.

La Libertad de Prensa, y su hermana mayor, la Libertad de Expresión, implica en primer lugar, la menor obstaculización (censura política, religiosa, o de los patrocinadores, presiones, responzabilización) a lo que un medio quiera publicar, en segundo lugar, la facilidad de acceso a la información.

Estos son los principales aspectos evaluados por la ONG Reporteros sin Fronteras, con el inciso de que ellos no evalúan la calidad ni la veracidad de la información, sólo que pueda ser publicada sin mayores problemas.

Existen dos percepciones principales sobre la Libertad de Prensa: una, de tendencia liberal, y la más aceptada por los medios, la cual es expuesta de manera crítica por el periodista A. J. Liebling «La libertad de prensa (medios) está garantizada sólo para aquellos que poseen uno», en este sentido, la libertad de prensa le da al editor, control exclusivo sobre lo que decide publicar, incluyendo el derecho de rehusarse a publicar algo por la razón que sea. Si el autor no puede lograr un acuerdo voluntario con el editor para producir su trabajo, entonces el autor debe buscar la auto-publicación.

Actualmente, con la revolución de las TICs, la auto-publicación se está convirtiendo en la manera de expresar con la mínima censura, las opiniones personales, incluso podemos ver cómo muchos periodistas, aunque trabajen en un medio, tienen su espacio personal de expresión en la web.

No se debe olvidar, en esta perspectiva, que los medios de comunicación son también empresas, donde hay un conjunto de inversores, que influyen en la audiencia (consumidores), para que desarrollen actitudes según ciertos intereses.

Desde el punto de vista socialista, al tener los medios una gran alcance público, todos tenemos derecho a ser partícipes de ellos, y a que no se vulneren los intereses generales de la nación. En este sentido, los medios deben actuar acorde a regulaciones específicas en pro de evitar inestabilidad social, daños en el desarrollo psico-social de los niños, niñas y adolescentes, material que promueva la exclusión social y que pueda afectar la sensibilidad o dignidad de sectores de la población.

Los medios de comunicación comunitarios, son otra forma cada vez más extendida, de manera formal o informal, para el intercambio de información entre personas que comparten un ámbito geográfico o un interés común. El abaratamiento de costos y acceso a la tecnología, es fundamental para la proliferación de estas iniciativas.

En Venezuela, hubo un punto de inflexión con respecto a la libertad de publicar cualquier contenido, este es el golpe de estado de abril de 2002. Este golpe es considerado por muchos como un golpe mediático-empresarial, donde los medios privados abiertamente y de manera gratuita (una inversión) convocaron a marchar hacia el Palacio de Gobierno, censuraron las voces oficialistas, difamaron a las personas en puente Llaguno, y no informaban sobre la huida de los golpistas y el retorno de Hugo Chávez hasta que ya el presidente estaba de nuevo en el Palacio, siendo recibido por personas totalmente ignoradas en los noticieros.

Estos hechos, son recordados por la cadena Telesur en el siguiente video. El mencionado medio, enfrenta su posible salida del aire de la TV Argentina, debido a su actitud crítica hacia el gobierno de Mauricio Macri.

Esto llevó a la promulgación de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión (2004), reformada en el 2010 para incluir a los medios electrónicos. Esta ley, permite la regulación y responzabilición por parte del Estado, de los contenidos publicados en los medios mencionados, de manera que no afecten los intereses nacionales, un punto muy sensible que ha llevado a que los medios y organizaciones opositoras la denominen “Ley Mordaza”.

En el 2010, Barack Obama promulgó la Ley Daniel Pearl de Libertad de Prensa, en homenaje al periodista del Wall Street Journal que fue asesinado en Pakistán poco después de los ataques del 11 de septiembre.

Esta ley, recibida en principio con beneplácito, pues promovería la libertad de prensa alrededor del mundo, permite la evaluación por parte del Departamento de Estado de las restricciones a la prensa alrededor del mundo, como parte de su reporte anual de Derechos Humanos.

Sin embargo en el 2012, amparado bajo esta ley, el gobierno estadounidense grabó las comunicaciones de 20 líneas telefónicas (algunas personales) de los reporteros de Associated Press (AP), esto en busca de controlar filtraciones a la prensa, de actividades opacas del gobierno.

En respuesta a esta intromisión, más de 50 grandes corporaciones de medios enviaron una carta de protesta al Fiscal General, entre ellos Forbes Inc., The New York Times Company, The Washington Post, y por supuesto, AP.

Tomando en cuenta que la información y la libertad son formas de poder, se puede presagiar que la pugna entre la libre expresión y los intereses afectados siempre va a estar en el tapete.

Palabras clave
,

Comente