Show de Katy Perry fue visto por 114 millones de personas

1513_farandula-(2)_01
3 de febrero, 2015 - 12:55 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Al parecer el gigantesco león mecánico, la compañía de Leny Kravitz, los fuegos artificiales y su cierre «volador», dieron buen resultado a Katy Perry durante su actuación en el medio tiempo del Súper Bowl, en su edición número 49. Este lunes, la NBC, encargada de la transmisión del evento, publicó algunas cifras de lo que fue un Súper Bowl histórico, en cuanto a audiencia de televisión.  «El partido tuvo un rating de 49,7 y una participación de 72. Eso significa que el 49,7% de los hogares con un televisor vio el Súper Bowl, y el 72% de los televisores en uso lo tenía sintonizado», informó la cadena.

Asimismo, indicaron que el momento con mayor número de televidentes fue el show de medio tiempo a cargo de Katy Perry, donde 114 millones de personas lo vieron en el país norteamericano. Esta cifra, no supera la que consiguió Bruno Mars el año pasado, quien alcanzó una audiencia de 115.3 millones pero igualó a Madonna, quien con cuya intervención musical logró la misma cifra que Perry en el 2013.

La escucharon rugir

La californiana, sin duda superó las expectativas de sus fanáticos con este show, el más importante de su carrera. Al ritmo de Roar, Perry hizo su entrada triunfal campo montada en un león mecánico. Lucía imponente e invencible. Inmediatamente, interpretó su éxito Dark Horse y dio la bienvenida a la estrella del rock, Lenny Kravitz, quien la acompañó en la interpretación de I Kissed A Girl.

El campo de la Universidad de Phoenix se transformó en una playa, donde palmeras, pelotas y hasta tiburones vivientes, llenaron de color y alegría el escenario donde la artista cantó Teenage Dream y Californian Girls. La sorpresa de la noche resultó ser la intervención de Missy Elliot, quien hizo vibrar el estadio con su pegajoso Work It.

El cierre fue «por todo lo alto». Firework fue el tema elegido por la estadounidense para cerrar su presentación, que duró 13 minutos. Un vestido largo, brillante y con muchas estrellas, fue el atuendo que hizo perfecto el show que vió «volar» a Katy Perry por lo más alto del lugar y rodeada de impresionantes fuegos artificiales. «Thank you. God bless you América», expresó desde las alturas al final su actuación.

Fotos: Agencias

Comente