Segundo Urdaneta motiva con sus palabras y sus poemas

Poesía sencilla que cambia vidas

photo
4 de agosto, 2017 - 10:47 am
Julio Olivero / [email protected]

Foto: Cortesía

«Quién subiera tan alto como la luna, para mirar las estrellas una por una, y de entre todas escoger la más bonita, para alumbrar el cuarto de mi madrecita»; este sencillo verso fue el primero que escribió Segundo Urdaneta cuando apenas tenía cuatro años de edad. El martes 1ero de agosto cumplió 54 años y su pluma sigue intacta, pero obviamente con más profundidad e impacto. Más de 2 mil poemas de su autoría lo avalan.

Para Segundo, quien además es locutor, escribir poemas es más fácil que respirar. Le escribe a todo; literalmente a todo. Pero cada una de sus composiciones, más allá de rimar, tienen una fuerte carga motivacional. Es una poesía sencilla que cambia vidas.

Desde su humilde casa en la urbanización San Miguel de la ciudad de Maracaibo, este noble hombre «zuliano de nacimiento, pero universal de pensamiento» -como se autodefine- le escribe a las situaciones de la vida, pero siempre con el objetivo de «iluminar mentes y corazones». Su mensaje es tan motivador que incluso ha salvado a personas de la muerte.

«Un día fue a la emisora un hombre con sus dos hijas a darme las gracias. Resulta que el día anterior había perdido su empleo y quería suicidarse. Ese mismo día oyó mi poema y titulado <Me das lastima tristeza>, y se arrepintió de su decisión», relata Urdaneta quien además agregó «fue hace años, yo trabajaba en Eclipse 88.3 FM. Ese día entendí el poder de mis poemas».

«Mis poemas aportan claridad de ideas. Motivación. Y la posibilidad de auto descubrirnos gracias a ella», argumenta.

Rompe con lo tradicional

Generalmente el ciudadano «de a pie» ve a la poesía como «aburrida» porque no entiende muchas de sus palabras complejas. Pero la poesía de Segundo es diferente. «Son como el día y la noche. La tradicional es técnica e intelectual y la mía es popular, sencilla y fácil de entender por personas de todas las edades. La llamo <la poesía transparente> porque le gusta a la gente», señala. Este ciudadano ejemplar, quien además es conferencista y asesor motivacional de empresas y empresarios independientes, está próximo a montar su programa de televisión llamado «café y poesía», donde compartirá, al igual que en la radio, sus poemas junto a invitados especiales.

La radio, su principal ventana

Con una carrera de más de 30 años en la radio, Urdaneta ha pasado por emisoras como: Radio Aeropuerto 1220 AM, Radio Mara, Radio Reloj, Súper Onda, Sureña Estéreo, Eclipse 88.3 FM y Phoenix 94.9 FM. En todas con su programa bandera llamado «La Ruta del Éxito», fundado en 1997, y donde con sus poemas y emprendedores invitados, inspira a sus oyentes

Me das lástima tristeza

Forcejeé con la tristeza

Que intentaba convencerme

De que abandonara todo

Porque lograría vencerme

Yo le dije que se fuera

Por donde mismo había venido

Porque yo no era un cobarde

Ni un soñador arrepentido

La tristeza se indignaba

Al no verme deprimido

Y la miré fijamente

Susurrándole al oído

Das asco por lo que eres

Yo estoy más que convencido

De que soy un triunfador

Esa es mi naturaleza

Búscate otro perdedor

Me das lástima tristeza.

 

De las sombras a la luz

Es contigo este mensaje

Ya es la hora de cambiar

Las ideas o las acciones

Que no te dejan avanzar

Si te encuentras disgustado

Con tu estilo de vivir

El momento te ha legado

Ya es hora de decidir

Si deseas ver un cambio

Modifica tu actitud

Para que veas que pronto

Lo oscuro se vuelve luz

La vida es muy placentera

Disfrútala cada día

Es una eterna primavera

Donde abunda la poesía

Porque si haces que la alegría

Te bañe con su plenitud

Desde este preciso instante

Saldrás de las sombras a la luz.

 

El color de nuestros sueños

Hay días en que la tristeza

Oscurece nuestro cielo

Y que ni la misma belleza

Nos sirve de consuelo

Son los días en que todo

Va perdiendo su color

Y nos revolcamos en el lodo

Porque es muy fuerte el dolor

Esos días son tan intensos

Que no se pueden olvidar

Cuando suda el pensamiento

De tanto y tanto pensar

Pero ahí es el momento perfecto

Para relajarnos y orar

Al creador del universo

El que nos puede guiar

A encontrar esas respuestas

Que iluminen nuestro cielo

Para darle nuevamente

El color a nuestros sueños.

Comente