Miles de flores y mensajes para conmemorar 6 años sin Michael Jackson

B1-(SILUETA)_01
26 de junio, 2015 - 4:28 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Fotos: Agencias

Como una familia unida, decenas de incondicionales de Michael Jackson de todo el mundo se reunieron este jueves ante el panteón en el que descansan los restos del cantante en Los Ángeles para conmemorar con miles de flores y mensajes el sexto aniversario de su muerte.

Los fanes expresaron en pancartas de colores, postales con corazones y fotografías del artista y más de 15 mil rosas, el amor que siguen sintiendo por su ídolo, fallecido el 25 de junio de 2009 a los 50 años, tras recibir una dosis de propofol que le provocó un paro cardíaco.

«Seis años sin ti, te queremos aún más», «te echamos de menos» o «gracias por darnos constantemente razones para sonreír», eran algunos de los mensajes dejados a los pies del panteón del cementerio de Glendale, situado al noreste de Los Ángeles.

«Es la segunda vez que vengo aquí. Es un día lleno de emociones», cuenta tímida Makie, llegada de Japón con un grupo de amigas, todas con camisetas de Jackson.

Conoce sus excentricidades

Dos de sus guardaespaldas explicaron que —entre otras tantas cosas—, el reconocido artista tuvo varias amantes secretas en los últimos años de su vida y solía poner nombres en clave a sus hijos antes de que salieran de casa para evitar que fuesen reconocidos.

Así lo afirman, concretamente, Bill Whitfield y Javon Beard en su último libro Remember the Time: Protection of Michael Jackson. En él, narran los episodios más esperpénticos que vivió la estrella del pop durante los últimos años de su vida, aunque también destacan los aspectos más positivos de su carácter. «Hemos tenido el privilegio de ser parte del equipo de seguridad de Michael Jackson en Las Vegas durante sus últimos dos años y medio de vida. En ese tiempo llegamos a conocer a una persona amable y generosa y a un padre cariñoso, nada que ver con la figura caricaturesca que tenía en los periódicos», señalan.

1- Tenía «amiguitas» secretas: En palabras de los guardaespaldas, su jefe tuvo, al menos, dos amantes secretas en los últimos años de su vida. Ambas vivían en el extranjero y, en ocasiones, volaban hasta Middleburg, Virginia, para visitarle. Los nombres de ambas nunca fueron desvelados a nadie. «Nosotros éramos los únicos que sabíamos que existían. Nos dijo, simplemente, que se llamaban amiga y flor» destacan los autores.

2- Creía que estaba siendo espiado constantemente: En palabras de Whitfield y Beard, Jackson vivía perpetuamente con el temor de estar siendo espiado y grabado de forma secreta. Por ello, les hacía registrar las habitaciones de los hoteles que visitaba antes de siquiera poner un pie en ellos. Según determinan, la obsesión llegó a ser tan enfermiza que, en una ocasión, les hizo «secuestrar» una limusina que habían alquilado hasta que la empresa les diese las cintas de las cámaras de vídeo que había en el interior y que, por seguridad, habían grabado uno de sus viajes.

3- Todo el mundo tenía que pedirle cita: El «Rey del Pop» tampoco soportaba que nadie se presentase ante él sin una cita previa. Esta obsesión llegó hasta niveles que rozaban lo absurdo. Así, por ejemplo, solía rechazar la visita de sus hermanos si estos se presentaban en su casa sin previo aviso. No ocurría lo mismo con su madre, la única excepción.

4- Obsesionado por los libros: En contra de lo que podía parecer, Jackson estaba obsesionado por la lectura. Solía, por ello, gastarse miles de dólares en libros en una única tarde (tal y como si «estuviese comprando chicles», según sus guardaespaldas). En una ocasión, durante una visita en «Las Vegas», le gustó tanto una tienda de libros usados que la compró entera por 100 mil dólares.

5- Los misteriosos apodos de sus hijos: Por todos es sabido que Jackson hacía que sus hijos se presentasen ante la prensa con máscaras de carnaval con el objetivo de que no se reconociesen sus caras. Sin embargo, los guardaespaldas también afirman que, cada vez que salían a la calle, el «Rey del Pop» les ponía extraños apodos para que no usaran sus nombres verdaderos fuera de su casa.

Comente