Me and Earl and the Dying Girl gana en Sundance

1512_farandula-(3)_01
2 de febrero, 2015 - 12:10 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Me and Earl and the Dying Girl (Earl y yo, y la chica moribunda, según la traducción), un conmovedor drama dirigido por el estadounidense de origen mexicano Alfonso Gómez-Rejón, se alzó con el premio principal de la 31ª edición del Festival de Cine de Sundance.

Este festival de cine independiente ya cuenta con 31 ediciones, celebrado en Utah, Estados Unidos con la finalidad de reunir a directores, productores y creadores alejados de las grandes casas fílmicas.

De Sundance Film Festival han salido grandes títulos como Cuatro Bodas y un Funeral, El Proyecto de la Bruja de Blair, American Psycho, Pequeña Miss Sunchine, Hairspray, e incluso las latinas Como Agua para Chocolate y Fresa y Chocolate, entre otros tantos.

Para esta edición, la cinta de Gómez-Rejón, que cuenta la historia de un reservado adolescente que se hace amigo de una compañera de clases con cáncer, ganó el premio del jurado al filme dramático estadounidense, el máximo galardón de este festival de cine independiente cuya ceremonia de premiación se extendió ayer por dos horas en Park City Utah.

Me and Earl and the Dying Girl obtuvo también el premio del público al mejor drama, tercer año consecutivo en el que una misma película gana ambos premios, luego de Whiplash el año pasado y Fruitvale Station en 2013.

«Esto es absolutamente un sueño. Esta semana ha sido una catarsis increíble por muchas razones. Esta película significa mucho para mí», dijo Gómez-Rejón al dedicar el premio del público a los «cientos de jóvenes artistas» de Laredo (Texas, centro-sur), su ciudad natal, y la vecina Nuevo Laredo, del otro lado de la frontera en México.

«De lo que realmente trata esta película es de la superación de una pérdida. La hice para homenajear una hermosa vida y un hermoso hombre, que es mi increíble padre. Así que gracias por esta oportunidad», agregó emocionado.

Se trata del segundo largometraje de Gómez-Rejón —luego de The Town That Dreaded Sundown (2014)—, quien ha hecho carrera asistiendo a consagrados realizadores como Alejandro González Inárritu —cuya película Birdman obtuvo nueve nominaciones al Óscar—, Martin Scorsese y Ben Affleck, entre otros.

También dirigió aclamados episodios de las series para televisión Glee y American Horror Story, según la página especializada IMDb.

Los ganadores de Sundance suelen cosechar buenas críticas y estar presentes en las principales ceremonias de entrega de premios de Hollywood.

La cinta que se llevó el máximo galardón del año pasado, Whiplash, está nominada al Óscar a mejor película este año.

Del papel a la pantalla

En Me and Earl and the Dying Girl, Thomas Mann encarna a un creativo y poco sociable estudiante de secundaria, Greg, al que su madre obliga a visitar a su compañera de clases Rachel, diagnosticada de leucemia, interpretada por Olicia Cooke. La cinta está basada en la novela homónima de Jesse Andrews, quien la adaptó para la pantalla grande. Triunfó sobre títulos que habían hecho más ruido en Sundance como Dope y The Witch, cuyo realizador, Robert Eggers, ganó el premio a mejor director dramático.

Fotos: Agencias

Comente