La ropa de Ivanka Trump sigue siendo ‘made in China’ a pesar de su padre

a
12 de marzo, 2017 - 1:53 pm
AFP

Mientras que el nuevo presidente de Estados Unidos acusó en campaña a China de «robar» empleos estadounidenses produciendo más barato, los productos de su hija Ivanka se fabrican en ese país.

EE UU- Donald Trump prometió «comprar estadounidense y contratar estadounidense» pero los productos de su hija Ivanka son una excepción y en los meses desde su llegada a la presidencia toneladas de zapatos, bolsos y ropa han salido de China dirección a Estados Unidos, según registros de aduana examinados por la AFP.

Mientras que el nuevo presidente de Estados Unidos acusó en campaña a China de «robar» empleos estadounidenses produciendo más barato, los productos de su hija Ivanka se fabrican en ese país.

Desde la elección de Trump, al menos 1.600 billeteras de cuero, dos toneladas de blusas 100% poliéster y 23 toneladas de zapatos Ivanka «made in China» han cruzado el Pacífico.

Una mercancía repartida en más de 80 cargamentos: Prácticamente uno por cada día laborable ha pasado por la aduana estadounidense desde las elecciones del 8 de noviembre hasta finales de febrero. Y ello, a pesar de que Donald Trump atacara virulentamente a las multinacionales que deslocalizan su producción fuera de Estados Unidos.

Los pedidos siguen llegando, según las empresas chinas que fabrican estos productos.

Polémica

Los negocios de la hija del presidente son objeto de polémica desde que el distribuidor Nordstrom decidiera, a principios de febrero, retirar la línea Ivanka Trump de sus estantes. Nordstrom negó que la decisión obedeciera a motivos políticos y se limitó a explicar que la marca ya no les reportaba beneficios, especialmente desde finales del año pasado.

A finales de febrero, Ivanka asistió en la Casa Blanca a una reunión en presencia de una decena de representantes de la industria estadounidense en la que su padre prometió “hacer todo para repatriar empleos”.

Un portavoz de la marca Ivanka aseguró a la AFP que la empresa “compartía el interés de los jefes del sector para aumentar la presencia de la industria en Estados Unidos” y que “estaba ansiosa por participar en esta conversación”.

Pero, al parecer, no inmediatamente: al menos una empresa del sur de China ya ha recibido un pedido de 10.000 zapatos para la próxima temporada, según el diario chino Global Times

Comente