La música lírica acaricia el alma de la tercera edad en el Zulia

DSC_0532
17 de marzo, 2017 - 4:54 pm
Nota de Prensa

«No se es ni joven ni viejo, se está vivo». Así comienza Otto Soto, dueño de una larga historia que aún cuenta sin pausa, pero con lágrimas en su rostro y cargado de emotiva bondad e ímpetu. A sus 80 años de edad, actualmente se encarna en un nuevo proyecto en el Centro de  Formación Cultural Marcos Bracho de la Casa del Abuelo: está formando la Coral Filarmónica del Adulto y Adulta Mayor

Foto: Cortesía

Maracaibo – Su vida musical comenzó cuando tenía 16 años. Así de joven comenzó el recorrido musical de este baluarte zuliano un 16 de diciembre nació en la parroquia Coquivacoa, de Maracaibo. La talla pequeña de este hombre no logra esconder una majestuosa voz que supo pasearse y exponerse en distintos auditorios locales, nacionales e internacionales

Es un maestro de la lírica regional que se ha hecho acompañar de grandes vocalistas en los más significativos escenarios del país. No podía ser de otra forma ante tanto talento.

Y ahora, todos los martes y jueves se acompaña de 20 alumnos, todos de la tercera edad, en dicho proyecto cultural y educativo  que cuenta con el respaldo del gobernador del estado Zulia, Francisco Arias Cárdenas, y de todo su tren ejecutivo, especialmente del ex secretario de Cultura y actual secretario regional de Gobierno, Giovanni Villalobos.

Es así como desde el Centro de  Formación Cultural Marcos Bracho, en esa casa de ventanas verdes y naranja,  situada en el casco central de la capital zuliana, la música lírica suena de nuevo, con finas y armónicas partituras en las cuerdas vocales de los que ya la hacían apagadas.

¿Cómo lo hace sentir este proyecto?

-Me enorgullece tener alumnos por todos lados y me siento feliz de poder dirigir esta  primera Coral Filarmónica del Adulto y Adulta Mayor, primera del Zulia y creo que del país. En este ciclo de nuestras vidas, nos llena a todos de muchas emociones e ilusiones.

¿Cómo se portan sus nuevos alumnos?

-Son muy disciplinados y muestran gran interés en cada una de las clases que reciben para debut que tendremos el próximo 29 de mayo, Día Nacional del Adulto y Adulta Mayor. Todos muy felices porque nos presentaremos en la sala de los grandes y en la cuna de la cultura zuliana, como lo es el teatro Baralt. «Estamos todos emocionados porque el tenor Jorge Quintero estará entre nosotros», acotó.

¿Cómo se imaginan ese día?

-Pareciera que falta mucho, pero el tiempo pasa muy rápido. Y ese día se harán realidad muchos sueños, los de cada uno de los abuelos que conforman la coral. Y debo destacar que en la consumación de cada uno de esos sueños  estará presente nuestro agradecimiento al gobernador Arias Cárdenas, quien nos escuchó y dio por concretado  este proyecto. Será algo muy especial, porque la magia de las artes escénicas entre los adultos mayores es  una opción diferente para el enriquecimiento cultural.

Programación

La Coral Filarmónica del Adulto y Adulta Mayor de la Fundación Casa del Abuelo de la Gobernación del Zulia, presidida por la profesora Eva Margarita de Arias, se estrenará el próximo 29 de mayo con la interpretación del Himno Nacional de la República Bolivariana de Venezuela y el Himno del estado Zulia. Estos precederán tres hermosas piezas del repertorio regional y nacional, como lo son la gaita La Maracaibera del gran compositor zuliano Rafael Rincón González; Mi Chinita de Chelique Sarabia y Josefina de Armando Molero. La gala está preparada.

El espectáculo combina la música lírica y la popular. Para los asistentes será una vivencia única, protagonizada por este grupo de personas que han decidido andar su vida y no frenarla.

Baluarte zuliano

El gran Otto Soto nunca se ha detenido en su  extensa y sostenida labor en aras de difundir la música lírica, además de la polifónica, nacional e internacional; a la par de actividad didáctica y de extensión hacia la comunidad, hoy en especial para las personas de la tercera edad, donde ya curte  sus últimos  años de su vida.

Este músico y vocalista compartió sus labores de docente entre  la Secretaria de Cultura del estado Zulia y las universidades Rafael Urdaneta, Cecilio Acosta y LUZ, donde fungió como asesor cultural.

Mucho antes, con apenas 17 años debutó en el escenario  del teatro Baralt  de Maracaibo, sede de tantos eventos y sueños, junto al maestro José Luis Paz, día que  abre sus alas al mundo. Recibió una beca  para estudiar dos años música en Italia, pero su mamá no lo dejó partir porque era muy joven.

Entonces, a los  18 años, viajó a Caracas a estudiar canto lírico con la profesora Carmen Teresa de Hurtado Machado. A su regreso fundó en 1972 la Coral Filarmónica de Maracaibo, adscrita a la Orquesta Sinfónica.

Luego, nuevamente gracias a una beca pudo ir a Italia, a estudiar canto y dirección de orquesta. En 1975, habiendo regresado ya a su país, cantó con Placido Domingo en Caracas. En 1982 fundó el Grupo Lírico  de Maracaibo, en la actualidad adscrita a la Secretaría de Cultura de la Gobernación bolivariana del Zulia.

Compartió escenario con los más grandes, tales como Alfredo Sadel, el  cantante y compositor venezolano, considerado por muchos como el intérprete popular y lírico más importante en la historia musical y «El Bolerista de América», Felipe Pirela.  Debutó en la gaita de la mano de  “El Monumental” Ricardo Aguirre y  Hermán Ávila. Cantó con el conjunto Estrellas del Momento. En escena también se acompañó con el maestro de maestro Don Mario Suárez y otros  grandes en el exterior.

Con espíritu noble, este padre de dos hijas y abuelo dos veces,  invita hoy a seguir recorriendo el tránsito fecundo de la música. «La música nos mantiene vivos», confiesa este hacedor de sueños.

DSC_0540

DSC_0580

DSC_0583

DSC_0588

DSC_0589

 

DSC_0608

 

Comente