La actriz transexual Laverne Cox está haciendo historia en EE UU

1277_farandula(2)_01
8 de junio, 2014 - 12:17 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Hace unos días, la actriz estadounidense Laverne Cox se convirtió en la primera persona transexual en aparecer en la portada de la revista Time.

En los últimos meses, la popularidad de Cox se ha disparado gracias a Orange is The New Black, drama carcelario de la plataforma Nexflix, cuya segunda temporada acaba de ser estrenada.

En la serie Cox, quien desde hace años trabaja como activista en defensa de los derechos de las personas transgénero y transexuales, da vida a Sophia Burset, una reclusa condenada por cometer un fraude con tarjetas de crédito que trabaja en la prisión como peluquera.

El pasado abril, Time tuvo que hacer frente a numerosas críticas tras haber pasado por alto a la actriz cuando elaboró su lista de las 100 personas más influyentes, pese a que Cox había sido una de la más votadas a través de internet por los lectores de la revista.

Quizás para subsanar ese «error» y a la vista de la creciente popularidad de la intérprete nacida en Mobile, Alabama, la publicación la escogió para ser la cara de un artículo en el que se analizan los desafíos que enfrenta la comunidad de transexuales y transgénero en Estados Unidos.

Cambio de percepción

En la entrevista con Time, Cox —quien tiene un hermano gemelo y fue criada por una madre soltera— relata las dificultades que tuvo que atravesar de pequeña por su incapacidad para aceptarse y por el terrible acoso escolar al que fue sometida, que le llevaron a intentar quitarse la vida.

También aprovecha para recordar la cruda realidad a la que deben hacer frente las personas transexuales hoy en día en EE UU. Las agresiones físicas son comunes y en muchos casos se ven abocadas a la pobreza, debido a que las tasas de desempleo entre este colectivo son el doble de la media nacional.

Desde hace años los activistas en EE UU denuncian que la presencia de personajes transgénero o transexuales en las series de televisión y en el cine es muy limitada, y en muchos casos están cargados de estereotipos que los sitúan al margen de la sociedad.

Además, suele ser habitual que cuando el protagonista de una película es una persona transexual, el papel sea interpretado por un actor o actriz que no lo es, como fue el caso recientementente de la cinta Dallas Buyers Club, por la que Jared Leto obtuvo un Oscar al Mejor Actor Secundario.

Pese a que Laverne Cox no es la primera actriz transexual en labrarse una carrera exitosa en televisión en EE UU, —en los últimos años Candis Cayne ha aparecido en importantes series como CSI: NY o Nip/Tuck— gracias a su papel en Orange is The New Black, está contribuyendo a que muchos espectadores se cuestionen sus prejuicios.

Graduada en el Marymount Manhattan College de Nueva York, con su aparición en 2008 en I Want to Work for Diddy, del canal VH1, hizo historia al ser la primera trasexual de raza negra en participar en un programa de telerrealidad.

Más adelante, en 2010 con TRANSform Me, se convirtió en la primera transexual afroamericana en crear y producir su propio programa de televisión.

Ahora su popularidad ha alcanzado cotas insospechadas gracias a Orange is The New Black, serie revelación de Netflix que se espera que en los próximos meses consiga una mayor audiencia después de que se haya estrenado su segunda temporada.

Comente