¿Capital musical de Venezuela?

1630_columna musical
7 de junio, 2015 - 2:15 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Corría el año de 1969 cuando el periodista  José «Cheche» Cordero Valenzuela junto al músico Ernesto Torrealba, consideraron la necesidad de crear un evento de grandes magnitudes donde se le otorgara un calificativo de primer orden al extraordinario cartel de excelsas voces que dibujaban con tinta de sueños musicales las partituras plenas de tricolor patrio.

Fue en la ciudad de Barquisimeto, Estado Lara, enmarcado en las festividades feriales de la Divina Pastora cuando nació el inolvidable Festival de La Voz de Oro de Venezuela, primer evento en su estilo en nuestra patria emulando las producciones internacionales como el Festival de la OTI, el de Viña del Mar (Chile), el de San Remo (Italia) y el de Mallorca (España).

De modo que, teniendo un éxito glamoroso tal producción artística, se vieron en la necesidad de crear subrenglones como: La Voz de Oro «novel» (ganado por el tenor zuliano Hugo Huerta), la Voz de Diamante (Neyda Perdomo) y la Voz de América para darle un impulso internacional.

Imagínense ustedes, amados lectores, un festival donde participaron figuras como Mirla Castellanos, Lila Morillo (alzada en hombros como la cantante más popular), Mayra Martí, Estelita del Llano, Luis Dubaldo, Raquel Castaño (voz de oro juvenil), el tenor Héctor Murga (ganó el primer premio e infundió respeto y admiración con su portentosa voz) José Luis Rodríguez, Roberto Luti, Trino Mora, Héctor Cabrera y Alfredo Sadel. Éste último se había posicionado en los más altos lugares a escala mundial, pero atraído por la importancia del festival larense, compitió en el año 1969 con la difícil melodía para tenor Toledo del compositor mexicano Agustín Lara, siendo derrotado por la voz varonil, de mil matices e impecable afinación de Héctor Cabrera quien acaparó los aplausos del público y el voto del jurado calificador con el tema Rosario. Sin embargo Sadel, que logró un tercer lugar en esa edición, insistió y posteriormente ganó por decisión unánime dicho festival en 1971 como cantautor con el tema Yo Soy Aquel Cantor.

Ahora bien, dada la importancia de este gran evento, circunstancialmente fue nombrada Barquisimeto la capital musical de Venezuela. Sin duda que la «Ciudad de los Crepúsculos» es cuna de poetas, músicos y cantores, pero pecando de regionalista, me atrevo a decir que la verdadera capital musical de Venezuela es el Zulia pues es asombrosa la cantidad de compositores, músicos y orquestas de inigualable nivel artístico que conforman el pentagrama iluminado por el rayo del Catatumbo. Un Rafael Rincón González, Jesús Reyes Reyito, Ricardo Aguirre, Víctor Alvarado, Mario Suárez, Gustavo Aguado, Amílcar Boscán, Argenis Carruyo y orquestas como Los Blanco, Súper Combo Los Tropicales, Orquesta Típica del Estado, Orquesta Sinfónica de Maracaibo, Orquesta de Vientos José Luis Paz y la centenaria Banda Sinfónica de Conciertos Simón Bolívar conforman entre otras, una muestra de cómo se debe llevar adelante el movimiento artístico y musical de una región.

Foto: Cortesía

Hasta el próximo domingo con el favor de Dios.

Comente