Homenaje a la pianista Gladys Medina hizo vibrar el Teatro Baralt

1115_Farandula-(2)_01
16 de diciembre, 2013 - 11:51 am
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Archivo

Con el apoyo de la Secretaría del Poder Popular para la Cultura del estado Zulia, la Orquesta Típica del Zulia rindió homenaje a la pianista Gladys Medina, en el marco del VII Festival de Gaitas, Villancicos y Aguinaldos.

Y es que el Teatro Baralt se vistió de gala el pasado domingo y desde las 11:00 de la mañana familias, amigos, exalumnos y público asistente dieron un fuerte aplauso a la homenajeada.

La profesora Medina desde los diez años supo que su vida estaría ligada al piano. Ese instrumento que la fascinaba y en cuyas teclas ha encontrado desde entonces una extensión de su vida y sus emociones. El galardón más reciente fue con la obra Mis Ancestros, vals para piano con el que alcanzó el primer lugar en la II Bienal de la Canción y de la Música Zuliana realizado en octubre de 2012.

Por sus venas corre sangre musical, y es que su tatarabuelo, Silverio Áñez, compuso una contradanza para el Libertador, Simón Bolívar, en 1826. El propio Bolívar bailó La Libertadora.

De ahí viene la pasión en la que se inspira y comparte con sus alumnos en el Conservatorio de Música José Luis Paz a lo largo de 35 años de labor ininterrumpida.

La emotividad se desbordó dentro y fuera del escenario cuando escuchó el vals Nuestro Momento en la voz de Judith Sánquiz. La homenajeada agradeció cuando, al finalizar la pieza, fue aplaudida por los presentes y describió la enorme dicha que le da recibir este homenaje en vida. «Siento que no he arado en el mar», sentenció.

Sabe que los años no pasan en vano, pero siente que la vida le ha dado regalos maravillosos como el de haber sido parte del Sistema Nacional de Orquestas de Venezuela en sus primeros años como profesora de violín y solfeo. «El sistema es lo máximo que le ha ocurrido a la música en Venezuela y su impacto en el mundo ha demostrado que el talento que tiene el país para desarrollar músicos de primer nivel está en cada comunidad».

El repertorio ejecutado por la orquesta fue: Aires de Navidad, Recopilación de Aguinaldos, Después de Ti, estos de varios autores.

El momento especial fue cuando la batuta del maestro José Luis García pidió la atención de sus músicos para dar paso a las obras de la homenajeada y se escucharon los acordes de Nuestro Momento, Luz de mi Vida, Ancestros, Viejo Roble y Amor de Madre.

La despedida fue emotiva. Sin embargo, la pianista seguirá deslizando sus dedos por esas teclas blancas y negras que tantas satisfacciones le ha brindado.

Comente