Gaita zuliana: Patrimonio Cultural de la Nación

1268_Farandula-(1)_01
30 de mayo, 2014 - 12:33 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

 

El diputado a la Asamblea Nacional (AN) por el Sur del Lago, Freddy Paz, dio la buena nueva: el Parlamento aprobó por unanimidad declarar la gaita zuliana Patrimonio Cultural de Venezuela. Explicó que se entregó un documento en la AN haciendo la solicitud que fue aprobada por oficialistas y opositores.

Un manuscrito fechado el 25 de abril de 1660 titulado Glorioso San Sebastián, constituye el testimonio más antiguo que se tiene sobre la gaita. El hallazgo de este documento, lo realizó el profesor Agustín Pérez Piñango, en el antiguo convento de San Francisco situado en el centro marabino, dentro de un cofre de madera escondido en una pared.

Sin embargo, de una información documental que halló Alfonso Huerta Bracho se desprende que «la gaita nació el 4 de diciembre de 1782 en el Cantón de Gibraltar del estado Zulia, como canto de protesta que el negro esclavo Simón Chourio y su hermana María Dolores iniciaron contra sus amos. Los versos encendidos de los negros molestaron tanto a los españoles que muchos de los cantantes fueron flagelados».

Hoy, 200 años después, la Asamblea Nacional por iniciativa del diputado de UNT Freddy Paz, aprobó por unanimidad la solicitud de declarar esta tradición zuliana como Patrimonio Cultural de la Nación, abogando que «la gaita no le pertenece solo al Zulia sino a toda Venezuela».

Suena el furro en Venezuela

Paz emprendió esta lucha desde hace algunas semanas cuando presentó una plenaria a la Asamblea Nacional, propuesta en respaldo a la declaratoria como bien de interés cultural de la gaita tradicional venezolana, originaria del Zulia. El documento estableció entre otros aspectos, que la gaita tradicional, original del Zulia, es una de las manifestaciones arraigadas en el imaginario y espíritu del pueblo, símbolo y emblema de identidad nacional; asociada a las tradiciones de la época navideña.

En tal sentido, solicitó declararla como bien de interés cultural, y exhortar al Ejecutivo nacional apoyar esta declaratoria por su elemento identitario e integrador de las festividades y manifestaciones colectivas en todo el territorio nacional, como proceso colectivo de organización social y de articulación del Poder Popular. Igualmente contribuir con la divulgación, a través de la exhortación a los medios de comunicación, en coordinación con los ministerios competentes, alcaldías, garantizando la participación de grupos gaiteros, cultores, maestros e incorporando a las comunidades a la ejecución de la gaita tradicional.

En la solicitud, también se exhortó a designar una comisión que permita la creación de escuelas de gaita tradicional venezolana, para preservar y trasmitir el legado.

Hablan los gaiteros

Énder Cárdenas «El Caballero de la Gaita»

«Estamos muy agradecidos con este reconocimiento que se ha hecho a la gaita zuliana. A nosotros los gaiteros nos tenían olvidados, esto nos impulsa a seguir trabajando por las generaciones de relevo. A partir de esto esperamos que se tomen en cuenta los beneficios para los integrantes del mundo gaitero que ayude a nuestro desarrollo personal y profesional».


Jesús Terán «Chavín»

«Por fin la gaita zuliana es reconocida a nivel nacional. Gracias a todas las personas involucradas que hicieron esto posible, esto es un acto de justicia. Esperemos que a partir de ahora se empiece a brindar más apoyo a los gaiteros, hay muchos compañeros que necesitan pensiones, medicamentos y otras cosas».

Lula López

«Gracias a Dios y a la Chinita, era justo que se tomara en cuenta nuestra gaita, teníamos tiempo en esa lucha. Esperamos que a partir de ahora haya nuevas fuentes de trabajo para las nuevas generaciones».


Nelson Romero «El Ayayero»

«Es una gran satisfacción para todo el gremio y representa un gran compromiso para seguir haciendo gaita. Este es el resultado del trabajo que hemos hecho por años, otro éxito que hoy cosechamos. El Zulia ahora está ante los ojos de Venezuela. Me gustaría hacer una gaita sobre esto y expresar este sentimiento que sentimos los gaiteros».

Fotos: Agencias

Comente