Festival de Cannes entre guerra, gala y decepción

1254_fara-(2)_01-03
16 de mayo, 2014 - 1:17 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

El miércoles se inició el Festival de Cannes, uno de los más importantes de la industria cinematográfica. A pesar de haber gran expectativa con los filmes que se presentarían en esta 67 edición, una de las más esperadas Grace de Mónaco, protagonizada por Nicole Kidman, finalizó su proyección con un rotundo silencio por parte de los espectadores. Al respecto, críticos y periodistas se llevaron una mala sorpresa ante una historia que fue calificada como mal construida, ya que se centra en apenas unos meses de la vida de Grace Kelly en Mónaco y resulta pretenciosa; además, agregaron que tiene un planteamiento estético demasiado rebuscado.

Por otra parte, el realizador africano Abdehrrahmane Sissako, presentó en el festival un poético y violento filme sobre la guerra santa, lanzada hace dos años contra la legendaria ciudad de Tombuctú, en momentos en que el mundo tiene los ojos puestos en Nigeria, donde islamistas secuestraron a 223 estudiantes. Las imágenes de Tombuctú, que compite por el máximo galardón del Festival de Cannes, la Palma de Oro, son visualmente hermosas, pero están cargadas del horror cotidiano impuesto por yihadistas cargando kalachnikovs y teléfonos portátiles.

La película del cineasta mauritano ha sido una de las aplaudidas por la crítica. Este filme es una denuncia del obscurantismo religioso, en este caso, el islamismo radical. A pesar de las decepciones y sorpresas que se han vivido en los primeros días del festival, las casas de apuestas ya tienen su favorita y dan como ganadora a Winter Sleep, del turco Nuri Bilge Ceylan, que ya se alzó con el premio al Mejor Director en 2008, con Tres Monos y con el Gran Premio del Jurado en 2011, con Érase una vez Anatolia. Finalmente, las menos  favorecidas en la votación son Saint Lauren, Relatos Salvajes y El Deseo.

Comente