Servicios públicos en El Milagro no aguantan nuevas construcciones habitacionales

2c_01.jpg - 27.54 Kb
2 de noviembre, 2014 - 2:38 pm
Redacción Diario Qué Pasa

2c_01.jpg - 27.54 Kb
Foto: Hayleén León
El eminente colapso en los servicios públicos especialmente en los colectores de aguas servidas, en la avenida 2 El Milagro, es una muestra de la densidad poblacional en la zona, sin embargo, continúa las permisología para más construcciones especialmente en el corredor costero, que además impide la vista directa al Lago de Maracaibo.
Maracaibo — El eminente colapso en los servicios públicos especialmente en los colectores de aguas servidas, en la avenida 2 El Milagro, es una muestra de la densidad poblacional en la zona, sin embargo, continúa las permisología para más construcciones especialmente en el corredor costero, que además impide la vista directa al Lago de Maracaibo.
La realidad entre los habitantes más privilegiados de las villas cerradas y altos edificios no es la misma a la de los vecinos del sector Valle Frío donde el agua, el aseo y el gas no le llegan con la misma frecuencia que a los primeros.
Jorge Bustamante, conserje de las casas Alianza, comentó: «El aseo pasa a diario; el gas está bien; el agua viene un día sí y dos días no; la seguridad es privada y como está cerca el comando de la Guardia Nacional y la Policía de Maracaibo, los efectivos pasan todo el tiempo por aquí», detalló.
Al cruzar la avenida, en el sector Valle Frío la realidad es muy diferente, Carmen Morales, habitante de la calle 85, aseguró:                «El aseo viene cuando quiere y está la basura acumulada; el gas tiene baja presión y a veces no hay; el agua la compramos a camiones cisterna; y a los policías los vemos cuando vienen a recoger un muerto en el barrio», precisó.
Cambio de colectores

Para evidenciar que el sistema de descarga de aguas servidas ya no resiste la sobrepoblación en la parroquia Olegario Villalobos, la Gobernación del Zulia inició la sustitución de tres kilómetros de colectores en la «olla» que va desde la estación de bombeo La Cotorrera hasta la calle 78 Dr. Portillo. Se estima que la ejecución tarde 10 meses, sin contar los imprevistos.
A pesar de esta realidad los organismos continúan dando permisos de construcciones habitacionales y de otras índoles, los cuales obstaculizan la visual del Lago de Maracaibo.
El interés lucrativo en la venta y alquiler de los espacios en la avenida El Milagro, supera el derecho colectivo.

Comente