Lleva 22 años viviendo entre dos cañadas y teme que su casa seda

qpplaceholder
4 de julio, 2014 - 2:49 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Maracaibo — Tras 22 años habitando entre las cañadas El Mamoncito y Morillo, la señora Asteria Díaz se encuentra nuevamente preocupada porque hace un mes una máquina de la Gobernación del Zulia realizó una excavación en la cañada El Mamoncito y teme que su pared seda si llueve mucho.

Su casa está ubicada en la calle 98A y es la número 17B-05 en el puente Arismendi. Durante su visita a este rotativo, explicó que ya superó una situación similar cuando hace dos años limpiaron esa cañada y el muro de su casa se agrietó.

«Tengo miedo por la lluvia, yo sé que el Gobierno no mandó a vivir ahí, pero lo hice por necesidad», aseguró Díaz.

Además, dijo que el encargado de la máquina que realizó la excavación quedó en regresar a rellenar el hueco, pero desde hace dos semanas no acuden obreros ni a recoger los escombros.

Comente