Bote de aguas dejó la «mamá» de los huecos

1475_2C
23 de diciembre, 2014 - 12:44 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Hayleén León

Maracaibo — El Puente de Perijá II, mejor conocido como el puente del Imau, ubicado en la parroquia Cristo de Aranza, luce un enorme hueco causado por un bote de agua blanca persistente, que causa las palabras más floridas de los conductores que deben sacarle el cuerpo para no caer.

La transitada vía que comunica a la Fundación Mendoza con la comunidad Brisas del Sur, y por donde transitan rutas de carritos por puestos como Los Robles y Haticos II, se ven seriamente afectadas por el mal paso.

Con algunas bolsas de basura, los choferes evitan que los carros particulares que no conocen la zona, pasen y queden atrapados por el hueco.

Carlos Zambrano exigió desde su vehículo que de manera urgente los entes gubernamentales atiendan el daño y se evite el despilfarro del agua potable y que el daño en el pavimento del puente sea mayor cada día.

Comente