La Venezuela 2.0 es más atrevida que la 1.0

qpplaceholder
3 de diciembre, 2013 - 12:53 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Todo está listo, se nos presenta otra fiesta democrática electoral, donde todos los vecinos, y en especial la familia, tendremos la oportunidad de elegir a quienes serán los funcionarios gubernamentales y públicos más cercanos de las comunidades como los son los alcaldes y concejales.

El 8 de diciembre, ó 8D, tendremos que salir todos a votar con Conciencia de País y no por emociones, debemos madurar electoralmente ya que se nos avecinan tiempos difíciles y la familia como la base de la sociedad debe enrumbar al país hacia destinos de futuro, desarrollo, igualdad y sobre todo buscar el horizonte de la paz.

Ya basta de salir a votar por colores, dejemos a un lado la polarización, no es posible que hoy en día nadie sabe cómo se llama y quién es el concejal de la parroquia y menos saben cuáles son las ordenanzas que existen,un ejemplo: los minutos libres y la exoneración de pago para los de la tercera edad en los estacionamientos públicos y privados, eso es una ordenanza vigente, pero los centros comerciales no le paran y es más fácil para el ciudadano, pagar y quejarse, que hacer valer sus derechos, y esto pasa por la ignorancia del instrumento legal, además de la falta de lectura.

El tubo oxidado

Detrás de cada candidato de la polarización hay gente excelente, buena y mala, pero nos han acostumbrado desde hace más de 40 años a votar por colores y entubados. Cuando la gente vota por una sola tarjeta, sin cruzar su voto, está eligiendo a un culpable y a sus compinches, es decir, se vota por alcalde y con ese voto se endosa a los candidatos a concejales que no saben ni dónde están parados, menos sabrán hacer ordenanzas loables para la ciudad, son más bien vasallos y sumisos al poder y al partido, y lo mas grave, que el elector ni conece.

El “tubo” está oxidado y es hora de hacer nuevas conexiones donde debemos buscar el currículo de cada uno de los candidatos y sus propuestas. Las ordenanzas municipales son hechas a la medida del alcalde y de la cúpula del partido, sin tomar en cuenta a las comunidades en general.

Ahijados impuestos

La dedocracia, el padrinazgo de los cogollos partidistas, han matado a la dirigencia natural de las parroquias, estos dirigentes son los que día a día están de la mano con el vecino, saben sus problemas y se merecen la oportunidad de ser candidatos, pero estos sólo son usados para llenar un autobús para las concentraciones y marchas. Para colmo, el «dirigente natural» debe lidiar con el paracaidista impuesto y serle fiel, en pocas palabras, a los que largan el forro a diario les dan con un tubo y los hieren políticamente.

Los ahijados andan en una de arremeter contra quienes den opiniones en contra y no aceptan las imposiciones, estos candidatos apadrinados se rodean de anillos que ningún vecino ha visto por sus calles y para peor de los casos ordenan, gritan y amenazan y son los que salen en los medios de comunicación como los mesías de la ciudad, hay que dejar moros a los candidatos impuestos democráticamente, la manera más sabrosa de castigar a los «ahijados impuestos» es votar cruzado.

Votar por colores es desteñir a la Patria

Si le preguntamos a los que votan al salir de sufragar ¿por quién votaste? la repuesta es; «yo no sé por quién voté, yo le di seleccionar todo a la tarjeta roja o azul según sea el caso».

Desde la caída de Pérez Jiménez, los venezolanos somos autómatas y los zorros políticos lo saben, acá se vota por colores, de hecho, en las elecciones de los 60 y 70 se votaba con tarjetas de colores donde se agarraba la tarjetica del color de tu preferencia y la depositabas en unas cajas o urna electoral, al final de la tarde se sacaban las tarjetas y se contaban, hoy en día lo único que ha cambiado es la “tarjetica” o voto manual con la diferencia que es tecnológica la votación, pero seguimos tal cual, eligiendo por colores.

Venezuela es un país políticamente polarizado desde la colonia, lo que no saben los vecinos, o se hacen los pendejos, es que tanto azules como rojitos se reúnen para la repartición del poder y de las riquezas. El Pacto de Punto Fijo está más vigente que nunca, sólo que han cambiado los protagonistas.

Ganaban por 11 y perdieron por 7

Noto triunfalismo en la Unidad Zulia 2013, esto me hace recordar cuando hablé con la gente de la Unidad Zulia 2012  en las elecciones regionales del diciembre de 2012, ellos me aseguraban que iban a dar un pela electoral, las encuestas (según ellos) daban por encima de los 11 puntos a Pablito Pérez, y al final perdieron por 7, esa actitud es dañina.

Otro encuentro de 2012 y 2013 es que la gente cercana a Pablo le cerró la puerta a los políticos y a todos lo que buscaban sumar fueron apartados y dejados a un lado por los «Lobos»; hoy en día, todo sigue tal cual, sólo que ahora es el «Gato» quien se subió a la batea y no deja que más nadie se suba, muchos dirigentes felinos están haciendo lo que les viene en gana por falta de un líder que esté presente llevando la batuta y no con un control remoto.

La cúpula de la UNIDAD ZULIA ve a los demás partidos como minoría, y obvian que cualquier votico es importante para sumar; «Los Gatos» rodean la taza de la leche y no dejan que más nadie se acerque.

¿Un cambio bajado del cielo?

Este 8D se verán muchas cosas atípicas; a días de las elecciones, el índice de abstención es alto, los candidatos se pelean el liderazgo en rechazo, pero también se evidencia que la gente quiere cambios, pero el colmo es que los venezolanos quieren, o queremos, que el cambio llegue bajado del cielo, el discurso es más político que social y los candidatos de la polarización lo único que hacen es echarse la culpa entre ellos.

Por otro lado, no hemos visto a los candidatos a concejales presentando propuestas, sólo se limitan a decir que van a trabajar de la mano con la alcaldesa o alcalde según sea el caso, no tienen ni idea, no saben para qué sirve un edil, sólo se les ven en los medios haciendo de teloneros a los candidatos a burgomaestre, no hay debate porque le temen y no tienen  discurso propio.

Para cambiar debemos empezar por nosotros y la mejor manera es salir a votar diferente con  «Conciencia de País».

Concejal social

Las comunidades deben organizarse para exigir que se hagan ordenanzas para tener una ciudad próspera en todos los sentidos, el concejal no debe comportarse como un obrero del partido,  del alcalde o de la alcaldesa, el Edil debe estar en la calle, en los barrios y en todas las comunidades para orientarse de las necesidades la de la gente.

El concejal se debe involucrar a la familia en los proyectos legislativos municipales, no se pude hacer conclaves con cúpulas, por ejemplo, una ordenanza para el transporte público se deben tomar en cuenta a todos los usuarios y usuarias y a los que trabajan detrás del volante y no sólo a los sindicaleros, de igual manera con la Policía Municipal y o los bomberos.

Hoy en día, muchas ciudades de Venezuela no tiene un cuerpo de bomberos equipado para grandes exigencias y eso se debe a que no tenemos la cultura de la prevención, ya es hora de votar con «Conciencia de País», los concejales deben ser sociales y estar con los vecinos en su hábitat.

Políticos dignos del Tercer mundo

Lamentable la situación política actual de Venezuela, la supuesta oposición, no sabe ni cómo oponerse, tienen el mismo discurso desde hace 15 años, no hay argumentos ni dialéctica, la nueva dirigencia política evidencia cero formación y conocimiento de la política pública, llegan apadrinados a una curul o cargo público y luego se venden al mejor postor como «prostitutas políticos» ¿Y el Gobierno? Es cada día menos que menos, su discurso se basa en diatribas, discriminación, hablan en contra del capitalismo y son más capitalistas que el imperio gringo, no tienen  cómo hacer inversión y atacan a la empresa privada para devastarla, sencilla la situación venezolana, somos un país sub desarrollado por tener gobiernos y políticos dignos del tercer mundo.

Votar es de la Venezuela 3.0

Este próximo 8D se evidenciarán muchas cosas: Nicolás Maduro y Henrique Capriles, ¿pasarán la prueba de su liderazgo? Eso se verá si ganan la mayoría de sus candidatos a las alcaldías.

Los dos se juegan su futuro como líderes, después del 8D habrá muchos 9D, el pueblo debe salir a votar y demostrarle a los políticos de la polarización, que viven sus días finales, que es hora de renovación, revisión e inclusión, en definitiva el país debe cambiar y somos los venezolanos los que debemos hacer esos cambios.

La mejor «conspiración y rebelión» es el VOTO, ya está bueno de andar dándonos de arrechos por Facebook, Twitter y mensajitos de texto y cadenas de pin, en vez de salir a votar, sólo andamos cediendo más y más a los politiquero del subdesarrollo el futuro de Venezuela. ¡Conciencia País!

Venezuela esta dividida no solo en colores políticos y partidistas sino en dos realidades, una es el país de las redes denominada 2.0 y la real que esta en 1.0, en la 2.0 hay muchos machotes y heroínas que tiene un plan de gobierno económico, social y político, en este mundo mas de uno se esconde detrás de seudónimos para ofender y tumbar gobiernos. Las redes sociales enredan a mas de uno cuando siguen a personas que nadie sabe donde vive, y estos que se escondes detrás de nombres ficticios son unos mediocres que no dan la cara porque en el fondo tiene un complejo de personas sumisas.

En fin, la Venezuela 2.0 es mas altanera y atrevida que la realidad convertida en la 1.0 donde hay que trabajar y duro para salir adelante.

Curiosidad

Que “Menguao”, los maracuchos somos tan, pero tan fuñi’os, que hace 200 años, en plena época de la independencia en plena guerra, y conspiraciones, aquí en la tierra del sol amada  se nos  dio por fundar la Lotería del Zulia … Ve que Molleja  !!

Comente