Gilles Villeneuve, el corredor que podía volar

1484738920663
27 de octubre, 2017 - 5:15 pm
Salvador Fazio

villeneuve 1Hay quien gana siete campeonatos de Fórmula Uno como Michael Schumacher, logra 72 pole positions como Lewis Hamilton, es campeón de motociclismo y de F1 como John Surtees, gana el campeonato del mundo de Fórmula Uno y de Fórmula Indy como Nigel Mansell, gana las 500 Millas de Indianápolis, la corona de F1 dos veces, Mónaco cinco veces y Le Mans como Graham Hill, pero hay otros que con mucho «menos» se convierten en leyendas.

Por qué?

Es el caso de Gilles Villeneuve, piloto canadiense que a 35 años de su muerte sigue siendo el más popular de todos los tiempos, pero a qué se debe esto? Por qué un piloto que nunca ganó un campeonato de Fórmula Uno, sólo corrió cuatro temporadas completas, únicamente obtuvo seis victorias y destrozó una cantidad abominable de autos (Ferrari) ha sido catalogado como el corredor más admirado de todos los tiempos? Tal vez porque no todo en la vida son números, estadísticas y títulos.

Todo comenzó…

Villeneuve nació el 18 de enero de 1950, siendo adolescente corría por las calles en su Trabant, incluso se volcó varias veces tratando de poner el auto en dos ruedas; ganó piques en su Mustang 67, fue a la escuela de pilotos, pasó a ser campeón de Fórmula Ford en 1973, de motos de nieve en 1974 y de Fórmula Atlantic en 1976 y 1977. En el `77 fue llamado por McLaren para correr el Gran Premio de Inglaterra, pero después de la carrera lo descartaron, es entonces cuando Enzo Ferrari ordena: Llamen a éste número en Canadá, les contestará un tal Villeneuve, pregúntenle si quiere correr para mí.villeneuve 2

(CPT3-June 15)--Gilles Villeneuve found himself driving blind at the Canadian  Grand Prix in Montreal in 1981 when his front spoiler started peeling off his   Ferrari. Villeneuve ended the race in third place. (CP PHOTO) 1996 (str)

La oportunidad

En 1977 Niki Lauda ya era campeón, no quería correr las últimas dos carreras así que Ferrari lo sustituye con Villeneuve, en la primera carrera en Canadá se retira por despiste, después en Japón choca con Ronnie Peterson, el Ferrari vuela sobre el Tyrrell y cae sobre un grupo de espectadores, matando a dos e hiriendo a varios. La prensa quería la cabeza de Villeneuve pero Ferrari dijo: Démosle tiempo.

En 1978 gana el GP de Canadá pero tiene muchos accidentes, es agresivo, corre muchos riesgos, pasa donde no hay espacio, pierde carreras por choques, uno de ellos volando sobre el auto de Clay Regazzoni. La prensa lo empieza a llamar aviador y Enzo Ferrari empieza a perder la paciencia, pero no lo despide, cree que si Villeneuve logra administrar su talento llegará a ser campeón.

Casi campeón

En 1979 gana tres carreras pero debe ayudar a Jody Scheckter, cede la victoria, se conforma con el vice campeonato y cumple actos temerarios, en Holanda pierde un neumático, sale de pista y trata de regresar a los pits con tres ruedas, en Ímola  pierde el alerón delantero, sufre despistes, destruye autos, su temeridad lo hace más popular que sus colegas. La última vuelta en Dijon con Arnoux rueda a rueda es el duelo más encarnizado en la historia de la F1. En 1980 se estrella en Ímola a más de 250 Km/h saliendo ileso. villeneuve 5

El auto de 1981 es mediocre, gana dos carreras imposibles, Mónaco y España, en Canadá rompe su alerón anterior y este se dobla sobre su cabeza obstruyéndole la visibilidad, Gilles debe asomarse a ambos lados del alerón para poder ver, sin adherencia en sus ruedas delanteras y con lluvia; solo un fenómeno como él podía hacer algo semejante. Llega cuarto contra todo pronóstico.

La tragedia

Todos le pronostican el campeonato de 1982, pero después de una pelea con Didier Pironi, quien le roba la victoria en Ímola, Villeneuve llega a Zolder con ganas de venganza, al final de la calificación choca por detrás al March de Jochen Mass, se eleva a más de 10 metros, es despedido fuera del habitáculo y cae fuera de la pista; llega al hospital clínicamente muerto. Su temeridad, coraje y victorias imposibles hacen de él el piloto más arriesgado de la historia, parecía indestructible, siempre salía ileso de los accidentes, pero el que lo acabó fue tan dramático como todo lo que él hizo. Su hijo Jacques ganó Indianápolis, la Fórmula Indy y la F1, pero nunca logró la celebridad de Gilles.

Salvador Fazio

Palabras clave
, ,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente