Hoy Grand Prix quiere rendir homenaje a una figura patriarcal del automovilismo venezolano

Ernesto Piovesan, 90 años de refinada mecánica (+Video)

piovesan5
24 de diciembre, 2018 - 4:07 am
Salvador Fazio / [email protected]

Hoy Grand Prix quiere rendir homenaje a Ernesto Piovesan, una figura patriarcal del automovilismo venezolano, un hombre que a sus 90 años, cumplidos el pasado 22 de diciembre, sigue abriendo su taller todos los días laborales

piovesan5

Ernesto Piovesan en el McLaren de Winston Chebly (+)

Hoy Grand Prix quiere rendir homenaje a Ernesto Piovesan, una figura patriarcal del automovilismo venezolano, un hombre que a sus 90 años cumplidos el pasado 22 de diciembre sigue abriendo su taller todos los días laborales, para darle los cuidados necesarios a las mas sofisticadas máquinas que llegan desde cada rincón el país, Ferrari, Maserati, Porsche, etc. que de no ser por sus manos de relojero, su corazón de león y su cerebro de cirujano empaquetados en una braga de mecánico, no rodarían ni un metro.

90 años de refinada mecánica

SF: Señor Piovesan, cuéntenos un poco de su historia y sus inicios.

Ernesto Piovesan: Yo empecé a trabajar a la edad de 10 años en Italia, participé en diversas carreras y preparé diversos autos, después me vine para Venezuela a la edad de 21 años, aquí empecé a trabajar inmediatamente en una compañía de autobuses, después me independicé y comencé a preparar autos, he trabajado en autos de todo tipo, yo ya tenía una buena preparación antes de empezar acá. Construí dos autos, el Piovesan 1 y el Piovesan 2, que eran fórmulas, preparé una gran cantidad de carros de todo tipo y así he seguido adelante hasta los 90 años… Jejeje.

SF: Efectivamente, me dijeron que hoy cumple 90 años y que todos los días abre su taller y repara los Ferrari, Maserati, Lamborghini, Porsche etc. que le lleven sus clientes.

Ernesto Piovesan: Sí, de acuerdo, pero ya en Venezuela quedan pocos Ferrari y pocos Maserati, yo a mis 90 años sigo trabajando.

piovesan1

Piovesan, sus hijos y el Ferrari Testarossa TR57

SF: Con qué autos empezó trabajando en Italia, Ferrari? Maserati?

Ernesto Piovesan: En Italia en esa época la Ferrari todavía no existía, estaba la Lancia, la Alfa Romeo, la Bianchi, muchas otras marcas, Ferrari empezó por su cuenta en el 47, yo ya era mecánico y reparaba todo tipo de vehículos antes de que él empezara a construir sus autos, en esa época Ferrari preparaba los autos de carrera de Alfa Romeo.

piovesan8

La familia Piovesan y el “Formula Piovesan”

SF: Don Ernesto, qué tipo de servicios presta su taller?

Ernesto Piovesan: Solamente mecánica, Ferrari, Maserati, Porsche y otros modelos.

SF: Cuáles son los autos más importantes que ha reparado y los mejores pilotos que ha atendido?

Ernesto Piovesan: Bueno, el auto más importante fue el Ferrari Testarossa de Maurizio Marcotulli, que se vendió por muchos millones de dólares, por aquí han pasado autos muy importantes, de todas las marcas.

SF: Quiénes fueron para usted los mejores pilotos?

Ernesto Piovesan: Hubo muchos, algunos eran buenos aficionados de pocas carreras, como Ettore Chimeri y Rodrigo Borges, otros eran de nivel profesional, como Johnny Cecotto, Maximo Olivieri, Biagio Parisi, José Miguel Coletta, pilotos que merecían la Fórmula Uno, pero que no pudieron desarrollarse porque nadie los ayudó ni los patrocinó, pero condiciones tenían muchísimas.

piovesan2

Piovesan y Henry Hoyos a bordo del Lola T70

SF: Qué habría que hacer para poder levantar el automovilismo en Venezuela?

Ernesto Piovesan: Hay que invertir mucho dinero, si el gobierno no ayuda no se logra nada.

SF: Señor Piovesan, hoy usted cumple 90 años, qué consejo le quisiera dar a los que quieran aprender mecánica refinada, a reparar autos de alto nivel, que quieran de verdad aprender el oficio y sean capaces de reparar un auto que tenga mucha electrónica, eso se aprende en un instituto, con la práctica o con las dos cosas?

Ernesto Piovesan: Hoy en día la electrónica es muy complicada, lo mejor sería que practicaran en un instituto si quieren obtener conocimientos, porque talleres que conozcan bien de electrónica hay muy pocos, y los que saben de electrónica no saben de mecánica, eso es lo que le falta a la mecánica de base, no hay escuelas buenas. Un ingeniero mecánico necesita mucho trabajo práctico, he conocido muchos ingenieros que no saben nada por falta de práctica.

piovesan9

El equipo con un Porsche 993 RUF

SF: Hoy en día está desapareciendo el mecánico integral como usted, que sabe de mecánica, electricidad, latonería, pintura, tornería, soldadura y hasta tapicería.

Ernesto Piovesan: En mi época había que saber hacer de todo, no había manuales ni libros ni instrucciones, uno debía aprender a hacer todo con la práctica.

piovesan3

Piovesan y Hoyos en Lagunillas de Merida, 1968

SF: Eso se está perdiendo, entonces, valdría la pena recuperar la enseñanza al viejo estilo o especializarse en una cosa y olvidarse de lo otro, que opina usted?

Ernesto Piovesan: Hoy en día lo principal es la electrónica, si no sabes de eso no puedes arreglar un carro, a eso hay que agregar la práctica mecánica, debes saber las dos cosas, yo sé mecánica, electricidad, latonería, pintura, soldadura, tornería, igual que muchos de mi época, pero eso se está perdiendo, yo sé de latonería, construí autos de carrera en Italia y después aquí, tenía 21 años cuando llegué a Venezuela en 1951 y trabajé en una fábrica de autobuses. Aquí hay pocos mecánicos que sepan también de latonería.

SF: Usted construyó el Piovesan 1, el Piovesan 2, la trompa del Zerex Special partiendo de una lámina de aluminio y moldeándola con un martillo…

Ernesto Piovesan: Si, yo construí esos autos y esa trompa y otras cosas.

SF: Tuve la oportunidad de conocer a mucha gente importante en Italia del mundo del automovilismo, tanto mecánicos como pilotos, y muchos de ellos lo conocían a usted, Silvano y Franco Toni, Edoardo Magnone, Ener Vecchi, Luigi Amadesi, Antonio Bellentani, Guido Lollobrigida… Cuando les decía que era venezolano me decían: Yo en Venezuela conozco a Piovesan!

Recuerdo en los años 90, cuando usted venía a Maracaibo a atender a un excelente piloto marabino, José Miguel Coletta, al que muchos le pronosticaban la Fórmula Uno, yo lo seguía a usted por todo el autódromo, curva por curva, me paraba detrás de usted a una relativa distancia para no molestarlo, y veía que tomaba apuntes y tiempos parciales con sus varios cronómetros, y se paraba al borde de la pista y le indicaba con el pie a éste piloto donde frenar, cosa que él puntualmente hacía, sólo a usted le vi a hacer algo así.

piovesan4

Piovesan con Winston Chebly (+) y su McLaren en Los Proceres

Ernesto Piovesan: Jajajaja, es cierto, yo hacía eso, tienes buena memoria! Yo corrí las 1000 Millas o Mille Miglia, el Circuito del Veneto, varias carreras, trabajé en la Cisitalia y cuando llegué a Venezuela a los 21 años en 1951 trabajé en una compañía llamada Autobuses del Este y después Autobuses del Valle, de Julio García, entré e inmediatamente ocupé el cargo de jefe de taller por la experiencia que tenía, organicé el taller e hice comprar maquinaria.

Tres años después me independicé y abrí mi taller, en 1954, ya en esa época empecé a atender pilotos como Joao Rezende Dos Santos, Guido Lollobrigida, Sauro Battistini, Azzurro Mazzini, Renny Ottolina, Maurizio Marcotulli… Renny Ottolina era muy bueno, pero no entrenaba lo suficiente, Winston Chebli era un fenómeno, buenísimo, Cochesa era bueno, cuando empezó no sabía mucho pero aprendió rápido y se hizo muy bueno, Johnny Cecotto era otro fenómeno.

SF: Dicen que Johnny Cecotto no se resguardaba el día antes de la carrera, bebía, fumaba, se trasnochaba con mujeres y después iba a correr sin haber dormido y ganaba, es cierto?

Ernesto Piovesan: Sí señor, era un piloto natural, si se hubiera cuidado lo habría hecho mucho mejor, pero cuando uno es joven es loco. Más adelante los mejores fueron Máximo Olivieri y José Miguel Coletta, pero Winston Chebly fue un fenómeno, Miguel Calandriello fue bueno pero no tuvo tiempo de hacer más de lo que hizo, Fontanesi fue bueno.

SF: Hubo varios organizadores de carreras en Venezuela, Pérez Jiménez, Reina Morales, Reny Ottolina, el Mono Montero, Croce Parisi, etc. de los que llevaron nuestro automovilismo de correr en las carreteras a correr en los circuitos, quienes fueron para usted los mejores?

Ernesto Piovesan: Ésos mismos que usted mencionó, hubo un boxeador cuyo nombre no recuerdo, en los años 90 fueron varios, no uno solo, Andrea Ippolito, Fernando Baiz, Croce Parisi…

SF: Cual considera usted la mejor pista de Venezuela?

Ernesto Piovesan: Los próceres no era una pista, a lo sumo un circuito de prueba, la mejor habría sido la de Maracaibo si le hubieran corregido ciertos defectos, pero la de San Carlos también es muy buena, Turagua es muy pequeña y después que la alargaron duró muy poco, pero se hicieron muchas carreras allí, la Fórmula Renault, la Copa Fuego, Copa Renault 11 Turbo…

piovesan10

El Team con un Porsche 996

SF: De todas las categorías que se corrieron en Venezuela, cuál cree usted que tuvo más nivel y que formó mejores pilotos?

Ernesto Piovesan: La Fórmula Ford, de ahí fue de donde salieron los mejores pilotos. El GT de las Américas y el Ferrari Challenge fueron campeonatos muy buenos, con buen nivel, algunos pilotos eran señores con dinero que no eran muy buenos, otros si lo eran, como Fernando Baiz y José Miguel Coletta.

SF: Como fue el accidente del Ferrari Challenge en San Carlos?

Ernesto Piovesan: Eso se debió a un experto que en verdad no era ningún experto, que se salió en la curva, se volvió a meter en la pista sin mirar si venía alguien y el francés para esquivarlo se metió adentro de los pits, había un carro parado que no debía estar ahí, lo chocó y explotaron los dos carros, el francés entró para evitar el auto que se había atravesado en la pista.

piovesan7

El Equipo y Piovesan con un Lamborghini Diablo

SF: De los pilotos de antaño, los que corrían en las carreteras, Pancho Pepe Crocker, Alí Raschid, Julio Pola, Rezende Dos Santos, quien era el mejor?

Ernesto Piovesan: El mejor era Pancho Pepe Crocker, los demás eran buenos pero Crocker era el mejor.

SF: Qué servicios ofrece su taller hoy en día?

Ernesto Piovesan: Sólo mecánica, antes cuando estaba vivo mi hermano Eliseo hacíamos también latonería, pero nos separamos. Teníamos el taller hermanos Piovesan en la California Caracas, ahora estoy en el Gavilán.

SF: Había alguien que llegaba a su taller en helicóptero?

Ernesto Piovesan: Si, Oscar Notz llegaba a mi taller en helicóptero.

piovesan6

Ernesto Piovesan, su pupilo Manuel DaSilva, un Ferrari 355 y un Testarossa

Ésta fue la entrevista que me concedió Don Ernesto el día de su cumpleaños, pero dejemos que sea su pupilo en la mecánica, Manuel Da Silva, y sus pilotos los que nos terminen de describir al mago de la mecánica, Ernesto Piovesan. Próximamente las notas de voz de todos ellos, estén pendientes, saludos!

Salvador Fazio

 

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente