Dallara Stradale, un moderno deportivo al viejo estilo

Dallara+Stradale+3
17 de noviembre, 2017 - 9:22 pm
Salvador Fazio

Foto: Agencias

No es fácil para un fabricante de automóviles complacer a todos sus clientes, para eso hay una línea de vehículos cuyas características buscan satisfacer una amplia gama de compradores, pero a veces la genialidad de un proyectista puede conjugar en una sola obra todas las filosofías constructivas, para que el auto en cuestión se convierta en una creación intemporal, algo que trascienda las épocas y los estilos y se convierta en un objeto de culto para varias generaciones por venir.

Un regalo especialDallara+Stradale 1

A sus 81 años, Giampaolo Dallara decidió hacerse un regalo, después de haber trabajado para Ferrari en sus inicios y haber tomado parte en el diseño del legendario 250 GTO, haber estado entre los creadores del Lamborghini Miura, haber trabajado en Maserati, DeTomaso, haber creado la «Dallara Automobili da Competizione» en 1972 y haber construido autos para la Fórmula Uno, Formula Indy y un sinfín de fórmulas menores, éste genial ingeniero italiano decide crear el primer auto de calle que lleve su nombre.

Ambivalente

Dallara Stradale, un apellido más un adjetivo que indica la vocación callejera del vehículo, es decir, se puede usar en la pista pero también se puede llegar a ésta conduciéndolo por la calle en vez de montarlo en un tráiler; el sueño de todo apasionado, poder salir a pasear, ir a correr los fines de semana en el autódromo, subir por una carretera de montaña los más rápido que se pueda y cuando se está cansados sentarse en el jardín a observar el bello auto y decir: me encanta… y es mío!

Una vieja aspiración

Giampaolo Dallara sabía esto desde hacía mucho y quería hacerse éste regalo y hacérselo a sus clientes, así el día de sus 81 primaveras recibió el primer ejemplar del primer auto de calle que llevara su nombre, una barchetta de color amarillo hecha en fibra de carbono a la cual bajo pedido se le puede agregar parabrisas y si se quiere Dallara+Stradale 2también techo, pasando de barchetta a cupé. Tiene un motor derivado del Ford Ecoboost 2.3 litros con sobrealimentación, cuatro cilindros, dieciséis válvulas, 400 caballos de fuerza a 6.200 Rpm, 855 kilos de peso, 280 Kph de velocidad máxima y aceleración de 0 a 100 Kph en 3.25 segundos.

Al estilo de antaño

Su concepción es de la vieja escuela, como las barchetas de competición de los años 70 en su esencia, pero hecha con materiales y técnicas modernas, con todos los sistemas de gestión electrónica, tales como ABS, EBD, TCS, BDC y un sistema de gestión electrónica del motor, todo realizado en colaboración con la firma alemana Bosch, fabricante de estos sistemas. El auto no tiene puertas, se puede convertir en Roadster ordenando un parabrisas, se puede obtener como Targa si se pide el T-Frame y en configuración cupé viene con puertas tipo «alas de gaviota».

Un concentrado de tecnología

El auto puede generar 820 kilos de carga aerodinámica o downforce, gracias al flujo de aire que envuelve al vehículo a altas velocidades y que lo empuja hacia abajo, manteniéndolo adherido a la carretera y en las curvas puede generar más de dos gravedades de empuje lateral sin que éste derrape o pierda adherencia. Éstos son valores dignos de un buen auto de carreras, además se puede pedir con una caja de cambios manual de seis velocidades o con un cambio semiautomático con comandos en el volante tipo «paddle-shift», que puede ser usado en configuración automática o manual y ambas en función normal o sport.Dallara+Stradale 3

Padres ilustres

Los neumáticos fueron desarrollados en colaboración con Pirelli para pista y calle, y los pilotos de prueba fueron Marco Apicella y Loris Bicocchi, el primero campeón italiano de automovilismo en varias categorías propedéuticas y el segundo histórico piloto de pruebas de Lamborghini, Bugatti, Pagani, Koenigsegg y ahora también de Dallara, ambos genios de la conducción y puesta a punto de autos de calle y de carreras. La barchetta costará 155.000 euros + IVA y 187.000 euros + IVA para la transformación en cupé y se prevé una producción de 600 ejemplares a un promedio de 10 autos por día.

 

Salvador Fazio

Palabras clave

Comente