Francis Juzga

1056_tmb-1
18 de octubre, 2013 - 2:48 pm
Redacción Diario Qué Pasa

***Recibimos otro golpe, bien temprano. El sábado por las mañana me dieron la mala nueva que anunciaba el deceso de Emir Boscán, ocurrido en Bogotá, Colombia. Emir fue un tremendo personaje, chistoso y con una sonrisa para bridársela a sus amigos. Guillermo Barrera fue uno de sus soportes y sus discos sonaban en el programa Las Estrellas Complacen más que en cualesquier otra estación. Compartimos mucho con él  y en sus visitas a la redacción de Crítica siempre me planteaba sus planes y nos pedía opinión.

El tema de la pandilla era “Yolanda”, dedicado a una espectacular chica que laboraba en la Terraza Zulia, cerca a la Plaza de la República y que se convirtió en mascota del programa de Barrera. El otro fue “Carmenza”, con el cual Guillermo le echaba bromas a su progenitora Carmen Aurora. Chistes a granel, jocoso como pocos y sobre todo muy respetuoso de nuestros comentarios cuándo le hacíamos alguna observación a sus proyectos. Nacido en La Cañada de Urdaneta, decidió establecerse en Colombia y allá se despidió de este mundo. Paz al alma del amigo cultor de la música caribeña.

***No nos habíamos repuesto del mal rato, cuando en Cabimas mi compadre, amigo y hermano, el médico pediatra Luis Zabala Higuerey, nos pegó tremendo susto cuando sufrió un percance coronario. Apenas el sábado le había informado el envío de mi última columna sobre la que siempre me pedía aclaratorias, como buen seguidor de la gaita y de la salsa. Pusimos de inmediato la salud del compa en manos de nuestro mejor y más grande amigo, Dios, el Todopoderoso y oramos por la salud del pana y la respuesta fue inmediata al extremo de que el miércoles conversé con él.

Que mis ahijados María Mercedes y Luis Ernesto sepan asumir la responsabilidad que les corresponde, como médico pediatra a “Meche” e ingeniero perolero el chamo. Deben saber cómo actuar ahora que asumen tremenda responsabilidad. Oren con el corazón en la mano, Dios se encargará de resto. Todo lo que es nacido de Dios vence al mundo, y esta es la victoria y ha vencido al mundo, nuestra fe. ¿Quien es el que vence  al mundo, sino el que cree que Jesús es el  hijo de Dios ( 1 Juan 54-3)

***Desde Cabimas nos llamaron también para recordar el aniversario de la desaparición física de Ramón Herrera, uno de las figuras emblemáticas del Conjunto Barrio Obrero de Cabimas. Me cautivó cuando grabó No Me llamen Cobarde, una gaita alusiva a la muerte de su progenitora y si bien es cierto no  tuve mucha conexión, se ganó mi respeto. Su memoria sigue en el recuerdo.

***Robinson Aguirre perdió a su sobrino-hijo Carlos Alberto Tinaure el pasado martes. Nuestras condolencias al amigo deportista.

***Cada año cuando se llega el 12 de octubre, leo con detenimiento las opiniones de personas que se han querido erigir en benefactores de la raza indígena, haciendo hincapié en que el conquistador, el invasor español, continúa siendo el único culpable de todos los males que durante siglos ha padecido la raza autóctona venezolana. ¿En los actuales momentos quien margina al indígena?

Entretanto, el 12 de Octubre nada se dice sobre la raza negra, de la cual me siento súper orgulloso. No acepto acuerdo para nada que me tilden de afro descendiente, porque no conozco nada de sus costumbres. Me considero de la raza negra venezolana, la esclava, que no hizo sino reclamar a través de una gaita sus derechos, desde que José Gregorio Monagas nos dio la libertad como esclavos, que lo éramos para la época y con esa libertad adoptamos el derecho a pensar, y desde entonces  hemos luchado por nuestra superación y nuestro  lugar en el seno de la sociedad, sin el concurso de seudos historiadores que pretenden tapar el sol con un dedo, queriendo establecer que el 12 de octubre solo tiene razón de ser, el indígena.

Los negros de Bobures, de la Sierra de Coro y los traídos de las islas británicas, a quienes llamaban “buchitos”, nunca fueron vistos pidiendo en la calle, el haber sido esclavos le inculcó el trabajo y meren también ser reconocidos cada 12 de octubre.

Los movimientos en pro de la liberación total del hombre negro, de color, no fue fácil, pero se logró. Hoy nadie lo puede apabullar, aunque aún hay racismo oculto por allí, pero no discriminación racial en extremo, pero la hay, existe, pero entre dientes.

Ese logro es el que se debe procurar para los indígenas y luce como si no lo han querido hacer a plenitud porque los siguen explotando y les cercenan solapadamente las oportunidades y sin bien es cierto que han hecho progresos y hay muchos destacados en todas las profesiones universitarias existentes, aun no se les está dando a la mayoría el lugar que merecen en nuestra sociedad.

Negros e indígenas aun tienen muchas puertas cerradas, de modo que a otro perro con ese hueso. Usted nunca vera un negro mediocre, o está arriba o está abajo, sirve o no sirve, pero haciendo el papel del bobo en el medio dejándose apabullar, ya esos tiempos cambiaron, es asunto del pasado. Que mi hermano indígena luche a brazo partido para lograr el puesto que se merece en el seno de la sociedad venezolana, sin mendingar ni pedir nada, que le brinden oportunidades de trabajo, de estudios y de toda la seguridad social que le permitan a él y a su familia ser ciudadanos dignos.

***Apenas si habíamos hablado del problema de las promociones gaiteras, cuando Ramón Soto Urdaneta y Ramón Bolívar incluyeron algo inédito, un espacio para los grupos que no cuentan con promotores. Le aplaudimos la idea, porque se hacía necesario que alguien apoyara a esos grupos a quienes nos referimos como de escasos recursos económicos, tomando en consideración que cada promotor tiene como honorarios mínimos, cinco mil bolívares por mes y muchos grupos no pueden darse ese lujo. Buena esa por Gaiteando con Sabor y Gaita en Dos Generaciones.

***En los años sesenta cuando la gaita resurgió de la nada, cualquier grupo que se atreviera a maltratarla en su esencia entonces otro le salía al paso… No la mates que es zuliana…o «Le están quitando el sabor a nuestra gaita zuliana” decía otra, «déjenla como esta” se atrevió a reclamar “ y anti zuliano traidor” y en fin todos salían en defensa de la gaita.

Hoy día es lo contrario, la innovación dio al traste con la raíz de la gaita, cada quien quiere agregarle un periquito, sobre todo con los instrumentos, al extremo de que les metieron unas congas, un bajo eléctrico y casi que eliminan al furro de mis amores-

***Pregunto por Helímenas Villalobos, un mojanero de pura cepa, tremendo solista, y según me enteran puso la proa hacia Bobures y vive en San Francisco, haciendo gaitas de las buenas. Suponemos que semejante salto, de El Mojan a Bobures, el más largo del mundo, debió haberle pegado y de qué manera. Pero por lo menos ha dado impulso a la gaita por aquellos lados y eso es justamente lo que le alabamos. Su próxima composición se debería llamar La Mudanza, al compás del zumbido de un zancudo de El Mojan, demás estará decir por qué.

***Le respondo a quienes insisten en que fije posición en torno a la radio actual y la que conocí en los años sesenta y hasta principios de los noventa. Durante esos treinta años las estaciones de radio, todas AM, eran empresas que contaban con trabajadores de planta, que eran sus locutores con todos sus derechos. La estación contaba con un departamento de ventas que salía a la calle a ofrecer voces y programas. La empresa pagaba salarios y punto, de allí que se peleaban las mejores voces con sueldos decentes y eso se lograba porque una voz vendedora se encargaba de lograr el potencial  económico exigido.

Comenzaron los problemas cuando no había para pagar prestaciones sociales y los despidos comenzaron a darse. Las estaciones pusieron en juego algo que llamó productor independiente, el locutor debía buscar los clientes y dividir ese monto con el dueño de la estación, lo que indica que, por muy buen locutor que se fuera, había que pagar para poder trabajar en una emisora.

Lamentablemente eso se mantiene hasta ahora gracias a que surgieron «setecientas» emisoras y el despelote se generalizó. Hoy existen estaciones de radio en talleres mecánicos, en galpones, en cualquier taguara, montadas una sobre otras en el cuadrante, al extremo de que cada diez metros que usted recorre en su auto, se va encontrando conque otra desplaza a la que venía escuchando. En resumidas cuentas, a mi juicio la buena radio se mantiene a medias. Hay gente  buena, pero los otros son más.

***La visita que me dispensó desde El Moján, Leonardo Rios produjo dos reacciones. La primera la deferencia por la visita y luego la personal. Creo que es primera vez que me ocupo de un grupo que por los documentos leídos, es valioso dentro del consenso cultural de El Moján. Ni idea de que Ritmo y Tradición surgió de una división de los Caballeros de Mara. Pero el haber estado tanto tiempo sin grabar, influyó en este desconocimiento de nuestra parte de su existencia, de otra manera no se explica que el grupo no haya sonado más en la radio, pero de la misma manera sostengo que su calidad está reflejada en todos los premios que han ganado sin grabar y nos preguntamos como hubiera sido si cada temporada estuvieran en el acetato. Pero Dios sabe porque hace las cosas. De la producción de este año hablaré la semana que viene con el favor de Dios, una vez los haya escuchado con tranquilidad.

***Nuestras condolencia a toda la familia del profesor Angel Fereira por la sensible perdida de un gran hombre, ciudadano ejemplar, caballero a carta cabal y mejor periodista. Conversábamos sobre la música caribeña. fue cantante de esos ritmos y fue admirador de todos los trinitarios a quienes conoció en Cabimas, incluyendo a mis padres ya idos. Paz al alma del amigo periodista de los de verdad.

***Vicente Ramírez no hace otra cosa que apabullarnos con tantas atenciones y deferencias. Vicente es una de esas personas que se ha ganado todo mi respeto y admiración, por un solo motivo: Las palabras que le dijo a su hija sobre mi persona, me dejaron sin aliento, así de gigante fue la sorpresa recibida.

Es el amigo que se me metió el corazón para siempre porque hizo a su familia, mi familia, y eso no se da así tan fácil. Eso es un don de Dios. Gracias hermano, le he enterado a mis descendientes de lo que significas para mí y del respeto que le deben a tu persona en cualquier circunstancia, hoy mañana y siempre.

***Confieso que nunca había escuchado una cuña de radio tan anti zuliana como esa en la cual un taxista le señala al cliente «Yo no hago carreras para Maracaibo porque allá me roban el carro». Claro que me sentí mal si jamás ha habido diferencias entre Maracaibo y San Francisco y además, fuimos ciudades gemela. Aclaro que a mí me robaron a punta de pistola el pote y apareció fue en aquellos lares y no denigré ni acusé a nadie. ¿Que se busca con este tipo de mensajes?

Quedó escrito. Epa, ya está. Nos vamos.

Emir Boscán en una de sus visitas a Critica hace cuarenta años.

Foto archivo FLB

Comente