Francis Juzga

qpplaceholder
4 de marzo, 2016 - 1:24 pm
Redacción Diario Qué Pasa

*** Por mucho que me esfuerzo no logro entender el porqué a través del tiempo, el gremio de conductores de autos por puestos, desafían con el mayor de los descaros a gobiernos municipales, estatales y nacionales; y estos les demuestran miedo, dejan que hagan lo que les venga en ganas, agrediendo al pueblo, cada vez que se les antoje con el aumento del pasaje.

¿A quién le asignan precios accesibles para la adquisición de cauchos, baterías y repuestos para su vehículo? A los conductores de por puestos. Ni a usted ni a mí, quienes pagamos los impuestos al día, y también las consecuencias cuando los conductores cobran lo que se les antoje y a la hora que sea.

Si el Gobierno no les pierde el miedo la situación nunca va a cambiar. Ellos no compran una batería, un caucho ni repuestos todos los días.

Los primeros dos pasajeros que se le embarquen cada mañana, les asegura un tanque full de gasolina que les dura buena parte de día, ¿consume dos tanques diarios? Lo dudamos.

Les cuento: Mi padre fue conductor de por puesto y en ese tiempo prestaban servicio a toda la ciudad. Recuerdo que en el Chevrolet, a quien llamábamos «Jinkins», portaba placas de Bella Vista, La Lago, Veritas, Delicias, Tierra Negra y en fin, para donde hubiera pasajeros hacia allá arrancaban. Prestaban un excelente servicio con el corto a medio y el largo a real y el barril de petróleo a 6 bolívares y el dólar a 3,35. Conductores de autos por puesto conscientes y ciudadanos ejemplares, los de entonces.

Rafael Guilmain «El Mocho Guilmain» criticó duramente a los conductores cuando subieron el largo a un bolívar y los conductores de Ziruma no lo transportaban, vivía en San Jacinto, lo vetaron y para poder ir y venir a su sitio de trabajo debía caminar toda la calle Ciencias hasta Delicias para tomar el bus de El Moján o Carrasquero.

*** En la primera entrega de este año, emití juicio sobre el programa Argenis Carruyo en Concierto. Juzgué como me había impactado su actuación y el recorrido que hizo sobre su extraordinaria carrera, se me olvidó decir que Argenis está para cosas más grandes. Nos pareció poco, escuchar las mismas canciones que ha interpretado con otras orquestas. ¿Qué se nos antoja?

Argenis es un tenor nato, suponemos que eso lo sabe y que en consecuencia debe atreverse a un concierto de música clásica, convencido de que lo hará bien, porque calidad le sobra. Es no se prepara en un día, ni un mes, pero pienso que coronaría su carrera con algo tan grandioso como un concierto de música clásica. Además de sorprender a muchos, su consagración sería definitiva. Eso pudiera ser lo que le falta para coronar con éxito su carrera.

*** Pondero la misericordia de Dios que cae sobre mí constantemente. De donde menos espero surge una mano amiga. Un amigo, José «El Papa» Ramírez, con quien compartí mucho en las lides del softbol, pero a quien tengo años que no veo, no muchos, pero años al fin, se enteró de lo que me sucedía y recibí su mensaje: «Problema Resuelto» y salió al rescate del Pájaro Azul 2.

¿Se figuran ustedes a un amigo que me regaló un repuesto de lo más costoso? Me sucedió y aún estoy anonadado por tan esplendida acción. No solo le estoy dando infinitas gracias a mi Dios, sino que les hice saber a mis hijos, que era una manera de recoger lo sembrado. Les di las razones por la cuales deben respetar a los amigos de su padre. He dado su nombre y de pronto no le gustará porque no es hombre de que su izquierda sepa lo que hace su derecha.

De intermedio estuvieron Enrique Molero y Franklyn García, dos hermanos blancos a quienes Dios puso en mi camino una noche de bonche en el Club Naiguatá. En resumidas cuentas, estoy ante un grupo de benefactores a quienes Dios sabrá compensar derramando sobre ellos un sinfín de bienestar físico y moral. Gracias a su señora, doña Álida por el recibimiento luego de tantos años de ausencia y a sus hijos Jhohán, José, Luis y Audio por las atenciones que me dispensaron en mi corta visita. Alabado sea Dios.

*** La bella historia del hipismo zuliano se derrumbó en un abrir y cerrar de ojo. La muerte fue el catalizador de esa desaparición que venía siendo anunciada hace más de 20 años, pero nadie le prestó atención a los presagios. Hoy entiendo porque hubo que cerrar la revista Hípica Zuliana, pionera de ese tipo de publicación en el estado. Los forjadores de ese hipismo, que ya no están en el planeta Tierra la gran totalidad de ellos, seguramente estarán revolcándose al observar cómo han tratado a su obra maestra. Yo que el Gobierno convertía el Hipódromo de Santa Rita, luego de una remodelación, en una universidad agroindustrial de primer orden, palabra que sí.

*** Una llamada de lo más agradable y sorprendente. Lourdes Ballesta, exsecretaria de Raúl Vale Castilla, en Ondas del Lago, aparece en escena. Luego del sorprendente saludo, hizo un repaso por su trayectoria dentro de Ondas del Lago Radio y Televisión, citó nombres, la mayoría d ellos ya no están en este planeta, pero de igual forma sirvió para recodar un tiempo que fue maravilloso por la vida tan esplendorosa que se ejerció en Maracaibo. Fue luego correctora de estilo en la Cadena Capriles y estuvo a punto e ingresar a QUÉ PASA en esas funciones. Seguramente muchos lectores que la conocieron se alegrarán por saber de su existencia.

¡Quedó escrito. Epa, ya está. Nos vamos!

Comente