Francis Juzga

qpplaceholder
17 de octubre, 2014 - 12:50 pm
Redacción Diario Qué Pasa

*** No es tarde para felicitar a toda la gente que labora en el diario El Regional del Zulia, en el que esta columna estuvo ocho años, lo que permitió ganarme una buena cantidad de lectores a lo largo de la Costa Oriental y el occidente del país. Un abrazo para Gilberto Urdaneta Finol y Lénder Bermúdez, mis hermanos de ese diario que se enrumba hacia los 50 de lo más campante. Han superado todas las barreras, por eso no les será difícil la travesía.

*** Las conversaciones, que entre jugadas sostengo con mi amigo hermano Ricardo González, no tienen desperdicio. Esta vez analizamos una situación que obliga a juzgarla con sumo cuidado.

Hay conjuntos y solistas que tienen una tremenda producción de temporada, pero no suena. ¿Por qué esta situación? Son exclusivos, no de un sello, sino de una emisora. Cuando esto se da, las restantes estaciones no colocan a ese grupo ni a ese solista y allí vienen las consecuencias. Perjudicado por esto ha sido Betulio Medina, quien tiene un CD con un portento de calidad musical, pero ¿qué pasa? Betulio aparentemente es exclusivo de una estación y las restantes lo sacaron de su programación.

Esta producción la vendió una estación y en consecuencia, las emisoras que no lo recibieron como promocional, no van a comprar el disco y tampoco lo colocarán en su programación. ¿Falló Betulio en esto? Quizá, porque debió haber visitado a todas estaciones con la seguridad que ese hubiera sido el disco de música zuliana más vendido de todo los tiempos ¿Es otra manera de aplicar la payola en esas estaciones que no lo dejan escuchar?

La falla evidentemente es de los solistas y de los grupos mismos. Ejemplo. Ricardo Cepeda no vacila en visitar todas las estaciones de radio. Lo hace por cuanto necesita promocionar sus CD de música zuliana y también a sus Colosales, de manera que nos luce como acertada y efectiva la autopromoción de Ricardo, quien de verdad no requiere que lo promocionen, porque lo que él graba se vende solo.

Hay personas que afirman que a la gaita no se le deben agregar otros instrumentos. Va la pregunta. Qué hacer cuando la Sinfónica hace gaita ¿Rechazaron a Gladys Vera Perpetuam? Si vamos a hablar de instrumentos raros allí los hubo por montón, pero la gaita interpretada de ese modo llegó a otra dimensión. Lo que no hay que permitir es que conviertan a la gaita en guarachas, rumbas ni le pongan ritmo de vallenato, que siga siendo gaita, eso es todo lo que se quiere.

*** Reflexionemos. La Piedra: El distraído tropezó con ella. El violento la utilizó como proyectil. El emprendedor construyó con ella. El campesino, cansado, la utilizó de asiento. Para los niños, fue un juguete. David, mató a Goliat y Miguel Ángel le sacó la más bella escultura. En todos estos casos, la diferencia no estuvo en la piedra, sino en el hombre… No existe piedra en tu camino que no puedas aprovechar para tu propio crecimiento.

*** Mentira descomunal la de los peloteros venezolanos estrellas en las Grandes Ligas, quienes a todo momento y en cualquier lugar expresan a los niños las obligaciones con sus padres y sobre todo que deben estudiar. Hasta aquí todo suena bonito, pero me pregunto si acaso ellos estudiaron. Para nada. Dios les dio unos dones para que los desarrollaran y lo hicieron, olvidándose definitivamente de aulas y salones de clases liceos y universidades que no los vieron en sus pasillos nunca. Ahora bien, la recomendación debería ser tomada en consideración porque cuando fracasan y no llegan a Las Mayores, allí es cuando comienza el llorar y el crujir de dientes, por cuanto no están preparados para enfrentar la vida carentes de una profesión y a una edad en que regresar al bachillerato es dura.

*** Recibí la llamada de Freddy León, el empleado mejor preparado del Consejo Legislativo del estado. Me pide sugerir un nombre para la ley que regirá el concurso para escoger la Gaita del Año. Le propuse este: «Ley para Enaltecer el Gentilicio de la Gaita Zuliana». Esto sería sometido a la consideración de la comisión responsable de la elaboración de los reglamentos, por los cuales se regirá la escogencia de la fulana Gaita del Año.

Hay heridas profundas que no se curan fáciles y tardan en cerrarse. Hago un juicio al concurso por la Gaita del Año. Muchos se están negando a concursar. Los argumentos son diferentes, creíbles unos, dudosos otros. Algunos lo hacen según explican, para darles paso a los solistas y compositores nuevos. Los más resabiados se basan en que lo que le  hicieron en la Fundación de la Gaita aun está latente, sobre todo a quienes despacharon sin sus prestaciones laborales, que son muchos y se siguen quejando. Otros han dicho sí y concursarán con sus temas.

Respetamos la decisión de unos y otros. Vamos a esperar a ver como avanzan las cosas, sobre todo esperar a conocer cuál va a ser el mecanismo por el cual se determinará la escogencia de la que será nominada la mejor gaita de todas.

Definitivamente hay gaitas que estremecen. Escuché Él Está con el grupo A lo Zuliano en la voz de Judith Sanquiz y la motivación fue extraordinaria. Se metió bien dentro de mí. Entonces recordé algo que se dice en ciertos momentos. «Así son las cosas cuando son del alma». Es de la autoría de Neguito Borjas. No cabe duda de que al cabimero se le reincorporó su mejor musa gaitera. Luego de que juzgué que su gaita No Quiero ser la Mitad me había tumbado la «empalizá», fue que la fulana gaita despertó el interés de todas las personas que como Neguito y como yo, piensan por igual que la  patria es una sola, que podemos pensar diferente, pero que asimismo somos venezolanos, hijos de Bolívar por encima de todo.

*** La cumpleañera de la semana fue doña Rosario Moronta de Santana, quien se vio sumergida en un mar de felicidad total que le ofrecieron sus hijos Jesús, Eliza, Héctor y Selena. La familia completa se reunión en la sede de la Casa Andina y allí se desbordó el amor de los hijos hacia la cumpleañera. Jesús el mayor de la dinastía, amigo nuestro, es un analista del beisbol con quien nos agrada realmente conversar sobre el teme entre carrera y carrera y cuando nos dan una palomita. La columna se complace en reseñar tan hermosa velada y se monta en el trasatlántico portador de buenaventura para la dama antañona.

*** Grandes son los dones de Dios: Jesús Cova, un periodista deportivo bien documentado en esa materia, a quien conocí cuando laboraba para El Nacional y luego El Diario de Caracas reapareció escribiendo para el diario deportivo Líder. Me causó tanta alegría, que le envié vía e-mail una felicitación. Cuando el periodismo abre sus puertas a personas de su edad y la mía, es porque algo está sucediendo.

Esto fue lo que le escribí: «Me complace mucho volver a leerte. Tu regreso al periodismo deportivo es un orgullo para quienes te conocemos. Aquí en Maracaibo aquella camada de Elbano, Joe, Paco Morillo, Carlos Zavaleta, Luis Vásquez Figueroa, todos estos se marcharon a otros confines. Quedamos Antonio Núñez Rovira, Pedro Fernández Bravo y este tu amigo Francis Luther Blackman «El Negro Que Habló con Dios». Te confieso con cierta preocupación, que la nueva camada de periodistas deportivos se ha convertido en adictos a la informática y no hay calle que los motive. Estoy al frente de las páginas deportivas del diario QUÉ PASA, aferrado a la vieja data de esta profesión, sigo chapado a la antigua y eso me satisface en infinito. Felicidades al periodismo deportivo por tu regreso. Francis Luther Blackman (AVP, CNP, CPH y CPD)…Qué tiempos aquellos».

Y esto fue lo que me respondió: «¿¿?)(/&%$·”!, negro Francis! No puedes tener una idea, ni siquiera aproximada, de la gran alegría que me provocó tu correo. Te juro que sentí una inmensa emoción, un carnaval por dentro, muy adentro, al saber de nuevo de ti. Tenía, tengo, mejor, tantos años alejado de cualquier contacto con mis hermanos del Zulia, que no sabía que andabas todavía por allí ¿=?=)(=/&%/, con tu eterna sonrisa y tu enorme don de gente. Dale un gran abrazo a Antonio, quien, seguro, ha de andar metido en sus caballos y en su periodismo deportivo, ese nostálgico al que haces mención. Y lo que dices de las nuevas camadas es algo que yo he comentado con uno que otro de los de antes: no patean la calle, hermano, todo lo hacen por internet, no conocen a los atletas… en fin, una verdadera lástima que se haya perdido el fervor, la mística de antaño, esa que tú, yo y unos poquitos aun conservamos. Pero vuelvo sobre mis pasos para decirte que no me saludes tan solo a Antonio. Dale, de mi parte, un estrecho y afectuoso abrazo a todos aquellos que siguen con nosotros, de este lado. Termino diciéndote que tus alentadoras y cálidas palabras me animan a seguir dándole duro a las teclas —claro que ya no a las de nuestra añorada maquinita de escribir manual—, a ver si nos sale, aunque sea de vez en cuando, algo que la gente pueda leer con agrado. Estoy aquí, en este correo, siempre listo para recibir tus noticias, para saber de tus cosas, de tu vida. Y cuando hables con Dios, por favor no te olvides de recomendarme bien con ese señor de la larga barba. Un abrazo del tamaño del cielo, hermanazo… Alabado sea mi Señor».

Grande es la misericordia de Dios. Me falta contactar a Domingo Álvarez, secretario de la Liga de Béisbol Profesional y a Rubén Mijares, también ex de El Nacional, ambos periodistas deportivos de la época dorada y amigos míos, como diría Guillermo Barrera.

*** Algunos recordarán que hace cuestión de dos años pedí excusa por haberme atrevido a escribir una gaita. La hice por lo considere un deber cumplirle a mi hermano Herbert quien me recomendó dejar una huella: escribir un libro —4 Íconos de la Zulianidad— y componer una gaita —Vamos a Jugar Softbol—. Pues cumplí ambas peticiones.

El martes pasado Henry Chirinos y Juan Vené me dieron grata sorpresa al colocar el tema como cortina de su programa Por Eso Gaita. Claro que fue sorpresivo porque creo que es una de las poquísimas estaciones y programas de radio que la han dejado escuchar. Jamás, por ética profesional y personal, le he pedido a nadie que lo haga. Lo que Henry y Jota Ve hicieron no tiene precio. No sé cuál fue la última vez que vi o conversé con Henry, pero el respeto y la admiración por su persona siempre han estado activos. Todo esto es producto de esos sentimientos. Gracias ambos por la deferencia, por la alegría que me proporcionaron durante dos largas  horas.

*** Palabras de condolencias a Ángel Atilio Leal «Mac Atilio», por la sentida partida de su esposa Mirtha. Duro momento para quien perdió a su amada esposa luego de 43 años de unión matrimonial. Creo que mi intento por aliviar a Ángel Atilio no fue en vano. Le hablamos del infinito amor de Dios para quienes pasan por esos momentos y de la seguridad de que los sufrimientos habían cesado para ella, que su nueva vida será un oasis de descanso… La otra condolencia es para un amigo especial, el licenciado Agustín Matos, cuya hermana Teresa de Jesús Matos Ramones entregó su alma al Señor, el martes. Para Agustín y toda su familia palabra de aliento. Paz al alma de ambas viajeras. También van palabras de fortalecimiento  a nuestro  Carlos Noguera «El Nica» por el viaje hacia lo eterno de su hijo Heberto. Creo que el amigo estaba preparado para esto y que el precepto hágase tu voluntad se hiso vigente servirá apara darle la fuerza que se requiere en momentos como estos. Mucha luz para quien cambio de paisaje.

¡Quedo escrito. Epa, ya está. Nos vamos!

Comente