Francis Juzga

1352_Foto columna
22 de agosto, 2014 - 2:02 pm
Redacción Diario Qué Pasa

*** La oración es la expresión de confianza hacia Dios, es como la petición de un padre a su hijo. La oración no debe ser un conjunto de frases aprendidas de memoria y que repetimos como una letanía.

Recomendación: «Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento. Y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto, y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público». (Mateo 6:6)

*** Gracias a todas las personas que nos dieron aliento y apoyo moral en los momentos tan duros vividos la semana pasada. No hago menciones como agradecimiento porque se vería mal si la omisión hace una de sus gracias. Por eso es que a medida que me voy tropezando con algunos, les doy el agradecimiento por haberme alentado. Gracias a los amigos de Cabimas, quienes vía telefónica testimoniaron su pesar. Se enteraron por un aviso que la familia Núñez se dignó publicar en el diario El Regional del Zulia. Gracias a todo el clan por tan noble gesto.

*** Dos viernes atrás conversé por teléfono con More Raffe, alma, vida y corazón del grupo Alitasía. Luego del saludo de rigor, en virtud del mucho tiempo que no nos vemos, fui al grano. Le dije que había recibido el CD con cuatro temas promocionales de su grupo y agradecí la deferencia. Le confesé también que para mi sorpresa, su grupo sonaba diferente al Alitasía que tanto ponderé en años anteriores.

Por mucho que intenté no pude escuchar más instrumentos que los teclados, y luce como si se hubiesen tragado al resto. Me manifestó que efectivamente estaban experimentando algunos cambios en cuanto al ritmo original del grupo. Eso, a mi parecer, se lo aclaré, puede resultar fatal. Todo grupo hace cambios, pero este debe ser gradual, si lo radicaliza, el peligro de que el público no lo reconozca es inmenso.

Me invitó a verlos en vivo porque quizá me formaría otra opinión. Por lo pronto seguiré escuchando y así podré ahondar más en este juicio.

*** Vi el programa Enrique y Los Gaiteros. La gaita protesta fue la protagonista de lo inesperado. Cuando en el ambiente priva que hay temor de radiarla, Enrique presentó al Conjunto Barrio Obrero de Cabimas con tres gaitas de espanto y brincó pa′ tras, en el que el grupo protestó contra Carlos Andrés Pérez, Rafael Caldera y Hugo Rafael Chávez Frías.

Sorpresa y emoción la vivida porque me convencí de que hasta hace pocos años la protesta era imprescindible dentro del género. El derecho a reclamarle al Gobierno de turno lo que el pueblo considera está siendo mal manejado y causa daño a la población, quedaron plasmados en esas tres gaitas que escuché y que me llevó a la convicción de que aún hay mucho de que protestar, porque en Venezuela muy pocas cosas han cambiado.

Pareciera que al mermar las gaitas protestas, como carta de presentación del grupo, la vigencia como solista de Alexis «Malarracha» Delgado, pagaría los platos ratos, porque de pronto el conjunto lució como apagado, aunque me niego a creer que la protesta y únicamente la protesta era su fuerte.

La calidad de esta grupo se ha sentido a lo largo de más de 50 años, trayecto en el que Bernardo Bracho, «Bambaito» Guzmán, Lula y Carmencita Silva pusieron por todo lo alto al grupo con sus interpretaciones. No creo que el grupo se haya venido a menos pese a todo lo que ha sucedido en el entorno del mismo.

*** Allá en Machiques, Nelio Jordán recibió la Orden Virgen del Carmen en su Única Clase, otorgada por la Junta de las Fiestas Patronales de esa ciudad perijanera y avalada por el cuerpo sacerdotal y el obispo. Las dotes de buen padre, excelente amigo y mejor ciudadano, de primera que se sepa, le hicieron merecedor de la distinción. La cara de yucpa que puso al momento de la foto, lo identifica como descendiente de esa noble raza. Felicitamos al amigo y a toda su familia.

*** Ofrezco esta hermosa historia titulada La Flor, de Juan Mandizabal, de la ciudad de Entre Ríos, Argentina. Espero sea del total agrado.

«Había una joven muy rica, que tenía todo: un marido maravilloso, hijos perfectos, un empleo donde le pagaban muy bien y una familia unida. Lo extraño es que ella no conseguía conciliar todo eso, el trabajo y los quehaceres le ocupaban todo su tiempo y su vida estaba mal en algunas áreas. Si el trabajo consumía mucho tiempo, abandonaba a sus hijos, si surgía algún problema, ella dejaba de lado a su marido… y así, las personas que ella amaba eran siempre dejadas para después. Hasta que un día, su padre, un hombre muy sabio, le dio un regalo: una flor muy cara y rarísima, de la cual había apenas un ejemplar en todo el mundo. Y le dijo: ‹Hija, esta flor te ayudará mucho más de lo que tú te imaginas! Únicamente necesitas regarla y podarla de vez en cuando, ocasionalmente conversar un poco con ella, y ella te dará a cambio ese perfume maravilloso y las más lindas flores›. La joven la recibió emocionada, pues la flor era de una belleza sin igual.

Mas el tiempo fue pasando, los problemas surgían, el trabajo consumía todo su tiempo y su vida —que continuaba confusa— no le permitía cuidar de la flor. Ella llegaba a casa, miraba la flor y aún estaba ahí, no mostraba ningún signo de debilidad o muerte, siempre linda, perfumada. Entonces ella pasaba sin prestarle más atención. Hasta que un día, sin más, la flor murió. Ella llegó a casa y se llevó un susto! Estaba completamente muerta, sus raíces estaban resecas, sus flores caídas y sus hojas amarillas. La joven se echó a llorar y le contó a su padre lo que había acontecido. Su padre entonces respondió: ‹Imaginé que eso ocurriría, y no puedo darte otra flor porque no existe otra igual a ella, era única, así como tus hijos, tu marido y toda tu familia. Todos son bendiciones que el Señor te dio, pero debes aprender a regarlos, podarlos y dar atención a ellos, pues así como la flor, los sentimientos también mueren. Tú te acostumbraste a ver la flor viva, siempre florida, siempre perfumada, y te olvidaste de cuidarla. ¡Cuida a las personas que tu amas!».

¿Y tú?… ¿Cuidas de las bendiciones que Dios te ha dado? Protege esa flor, pues forma parte de las bendiciones del Señor. Él nos las da, mas nosotros somos los que debemos cuidar de ella. El mensaje que esta historia transmite dirígelo a tus amigos, a todas las personas que significan algo para ti, que son únicos en tu vida. Pero si no te llamó la atención, no te preocupes, solamente perderás la oportunidad de hacerle saber a alguien que es como una flor rara, única y especial en tu vida. ¡Buen provecho!

*** El martes de la semana pasada se cumplieron dos años, durante los cuales la familia Prieto ha estado sumida en los recuerdos por la partida al más allá de Alfredo «Alfredito» Prieto Jr, un joven con toda una vida por delante, pero que por esas cosas que uno no entiende, se marchó ante el dolor de todos. Vayan de nuevo nuestras palabras de condolencia a la familia. Hay heridas que no se cierran nunca, la partida de «Alfredito» es una de ellas. Pero ante todo esto, la seguridad de que está en un lugar de lo más placentero les reconforta.

*** Recibo otros temas de temporada, entre ellos La Callejera de HVG, composición de Freddy Bermúdez e interpretada por Alexánder  Manzano. El tema es más gaita que la del año pasado, con la que se precipitaron al juzgarla como algo fuera de serie y no fue así. Creo que esta tiene más posibilidades de encajar en el difícil gusto de quienes aman la gaita, que lo sepa Carlos Castillo…

De los Puertos de Altagracia el grupo  Époka Song 2014 se manifiesta con un tema bailable, El Primer Beso se llama y la canta Carlos Javier. Se les agradece el esfuerzo por progresar. Lamentablemente resulta más de lo mismo, pues en ese estilo hay grupos a granel y suenan por igual, todos terminan  gustando a sus seguidores y cuando están en tarima todos los presentes se paran a bailar. En pocas palabras. Competencia es lo  que les sobra al grupo.

*** Wanda, la nieta grandota celebró su cumpleaños. Que la felicidad le sea proporcional a su estatura. La vida le seguirá sonriendo con tan solo mantener actitudes de alta calidad moral como niña cercana a la pubertad. Felicidades a la grandota… Willy Quintero también estuvo de fiesta en su fecha natalicia. Para el amigo, el dar gracias a  Dios por haberle dado tan larga y fructífera vida en todos los sentidos, fue lo prioritario. Lo demás vendrá por añadidura. Vayan hasta el amigo nuestros parabienes… Allá en El Moján, el bardo mayor Roque Atencio «Roquito» celebró el martes su cumpleaños. Desde aquí y por aquí, un fraternal abrazo. Nos vemos poco, casi nunca, pero como estimamos a este mojanero, nacido para grandes cosas en pro del folclor zuliano en general. Un abrazo del tamaño de su terruño para quien se ha sabido ganar toda mi estima. Sabemos que celebró en lo íntimo, él solo, y «Felicítome» fue lo que cantó. Brindó íngrimo y solo.

*** Una de las virtudes de la que debe hacer gala toda persona, es agradecer, sentirse agradecido por todo. Esto debería ser un mandamiento y no una ley humana que no está escrita y que debería ser puesta de manifiesto por todo ser humano. Viene al caso porque un excompañero de trabajo, José González, tuvo un gesto que por primera vez en mis largos años de periodista, ocurre en mi entorno. José se despidió de todos, se fue buscando nuevos horizontes y agradeció a quienes de uno u otro modo fuimos sus compañeros de lides aquí en QUÉ PASA. Lean:

*** Gracias por su tiempo…

Para: Paola Albornoz, Francis Blackman, Francisco Alcorta, Ely Ramones, Sandy Ulacio, Carla Peña, Milena Bravo, Johana Moncada, Yulibeth Hernández, Delsy Fernández, Rosana Villa, Jennifer Marrugo, Jennifer Borrego, Ruth Carrasquero, Daniel Cubillán, Hayleen León, Rafaela Acosta, Wilfredo Corcho. Buenas tardes jefes, colegas, compañeros de trabajo, amigos…

Hay un sin fin de palabras que no sé cómo expresar, tanta alegría por ustedes y por lo que hayan podido dejar en mí, con su persona, con solo estar allí… Gracias por estar en el mismo ámbito que yo durante todo este tiempo, haciendo «el mejor oficio del mundo», el periodismo.

Día a día recibí órdenes de quien debía, consejos de mis compañeros (ustedes), arreglos, mejoras y miles de cosas para desarrollar el trabajo que día a día hacíamos con tanto esfuerzo.
Por estar, por existir…

Gracias por recibirme de nuevo con ustedes, por confiar en mi trabajo, en mi persona y contar conmigo. Mi mayor parte, junto con el personal deportivo de la empresa, grandes recuerdos con ustedes (Fran, Ely y el gran jefe Francis Blackman, otro gran amigo).

Pero volví para cubrir otra fuente, otra oportunidad, otro empezar «de nuevo», gracias a los jefes de cierre y de planta que confiaron en mí y acudieron a que yo podría cumplir la función indicada, y creo haberla realizado bien.

El más sincero abrazo, cariño y respeto por ustedes, gracias por hacer de un trabajo, como un segundo hogar (pasamos más tiempo en el trabajo que en nuestras casas). Quien fuese por casi dos años su compañero de trabajo, José Antonio González F… Gracias por tantas alegrías. PD: Mis disculpas si pasé alguno por alto. (Va para todos)».

Agradecer, he aquí una ley humana que debería estar escrita.

Nelio Jordán, el hijo dilecto de Machiques con una pinta de yucpa que no la salta un venado

Quedó escrito. Epa, ya está. Nos vamos.

Comente