El adulante no tiene amigos y le sobran enemigos (Felo Barradas)…

Francis Juzga

19 de agosto, 2016 - 8:01 am
Francis Blackman

*** Disfruto de las Olimpíadas y cuando llego al ciclismo, despierto ante una triste realidad: Los marabinos nos quedamos sin ver ciclismo de pista desde que lo eliminaron para favorecer al fútbol a raíz de la Copa América. Prometieron que construirían un velódromo y hasta el sol de hoy. Una oferta engañosa que fue fatal para el deporte regional.
El sábado fue de terror. Por el sector donde vivo no hubo señal Inter y me perdí todo lo bueno de las Olimpíadas. Lo malo de todo esto es que me cobrarán el mes completico pese a la falla en el servicio que como podrán entender no fue mi culpa, pero así son las cosas.
El domingo me di banquete con el atletismo. Mi mente voló un bojote de años atrás hacia las llamadas Olimpíadas Shell, todo un espectáculo a la hora de disputarse la llamada prueba reina, los 100 metros planos.

*** Totalmente de acuerdo. Lo que usted no vea en Maracaibo, difícilmente lo logrará en otro lugar del mundo. Por ejemplo, Maracaibo es el único municipio del mundo donde una autopista cuenta con una línea de autos por puesto. Vivimos en la única ciudad del mundo en el que se robaron un carro fúnebre. Lo dicho, eso nada más se ve de estos lados.
Un vecino me asegura que Maracaibo se parece cada vez más a Maicao. Pregunto por qué y esta es la respuesta. «Porque en cada esquina hay un puesto vendiendo algo, alimentos, ropa, comida, medicinas y vallenato a todo dar». Como no conozco a Maicao, espero que lectores que si han estado por allende, me aclaren si la visión de esta persona ronda en lo cierto.

*** Me preguntan quién fue el primer solista no zuliano en emerger con fuerza en la gaita. Me atrevo a decir que fue Rafael Barreto, un oriental, margariteño él, que se destacó no solo como solista, sino también como compositor con el conjunto Sorpresa y dos temas, Paraguaipoa y Tierra Zuliana. Eso fue comenzando la década de los años 60. Su aparición en la gaita como solista fue accidental, tras la renuncia de José Mora como voz líder del conjunto, Ramón Darío Urdaneta, director del grupo, se arriesgó y le dio la oportunidad a Rafael, quien se quedó para siempre, cuando Paraguaipoa se sembró al igual que su única composición ya mencionada, Rafael después se iría con Los Turpiales.
Después creo que hizo su aparición en el escenario Humberto «Mamaota» Rodríguez, caroreño, le siguió José Tineo otro oriental con Cardenales del Éxito. Apareció después en escena Andrés Vargas, caraqueño, con Los Rudos de Cheo Barrios allá en Cotorrera y el tema Miseria. Nelson Martínez emergió con la gaita tambora en el inicio de los 70 y lo colocó quinto en la lista. No podemos dejar de mencionar a Tino Rodríguez, falconiano, Pilo Zutachi, tachirense y Pablito Grey, valenciano. De aquí no paso pero si alguno de mis lectores, entre ellos Jesús Medina, me puede dar una ayudadita, se lo agradeceré.

*** Pa’ que sepáis. La gaita Nuestro Puente y sin que me quede nada por dentro, es un tema que desde el primer compas suena a gaita comercial, escrita por encargo por lo poco alegórica y porque se elogian otras cosas que me hacen llegar a esa conclusión. Supongamos que no sea gaita por encargo y resultó entonces que su compositor, Calimán se llama, la llevó directo a ese condición. Buena la instrumentación, se escuchan todos los instrumento, excelente vocalización de las solistas, pero sin embargo, le antepongo un pero, se me antoja que es una gaita hecha por encargo, huele a propaganda. Nadie me sacará de allí, pa› que sepáis.

Columna del Señor Francis

La única autopista que cuenta con una línea de carros «porpuestos»

*** Me prometieron una sorpresa el pasado domingo en Alborada FM100.9 y me encontré con la agradable presencia de Ramón Rincón, un compositor fuera de serie, quien para mí vivió su mejor etapa con las composiciones que entregó a Los Zagales del Padre Vílchez, entre las que se encuentra la que me cautivó El Cuatro de Juan Ramón. Escucharlo me proporcionó alegría y trajo recuerdos fabulosos. Lo hacía viviendo fuera de Maracaibo, por los predios de El Moján, pero ahora de pronto me entero que se radicará en breve en Valera, buscando nuevos horizontes y donde la gaita está dando grupos realmente interesantes. Le agradezco a quienes dirigen el espacio gaitero por excelencia los domingo a mediodía el haberme dejado escuchar el tema Y Quien Será ese Negrito, con Los Mismos de Ayer, dedicada a mi persona y la cual no poseo para poder escucharla a mi antojo. Gracias a todos por el buen rato.

¡Quedó escrito. Epa, ya está. Nos vamos!

Comente