Columna Francis Juzga

qpplaceholder
29 de noviembre, 2013 - 4:17 pm
Redacción Diario Qué Pasa

*** Felicitaciones para dos zulianas dignas de los más calificados honores que se les pueda dar a quienes como ellas están revestidas de humildad, de amor al prójimo, de ser buenas ciudadanas, maracuchas, madres de primer orden y en definitiva, dos ciudadanas ejemplares, de alta extirpe. Marina Salas y Moraima Gutiérrez. Marina y Moraima, Moraima y Marina; el orden de los factores no altera el valor del producto, que en este caso es de un valor incalculable.

Ellas dos se encargaron del éxito del potazo en beneficio de «Pedrito» Rosell y lo lograron con creces, al extremo de que los que originaron el problema enfrentaron el asunto y harán lo que tienen que hacer. Ellas se merecen todos los reconocimientos porque pararse en un esquina pidiendo para ayudar a otra persona, dejando por un buen rato sola a la familia para dedicarse a una obra social que Dios sabrá premiarlas en su debido tiempo, las hace lucir como damas  de altísima calidad. Así pasaron ambas el Día de la No Violencia contra la Mujer, entregándose en cuerpo y alma a tan noble causa. Todo culminó como debió ser. Dios las premiará a ambas por tan loable gesto, por humildes y caritativas, por zulianas y por marabinas de pura penca. Todas las bendiciones del cielo para las dos señoras de la gaita zuliana.

*** Lo que viene va dedicado a Sara, una lectora de esta columna desde la primera vez que se publicó el 16 de marzo de 1968: … ¿Sabes lo que es anosognosia? ¡Uff…, Qué alivio! Desde hace un tiempo me vengo preocupando porque: 1. No recuerdo los nombres propios. 2. No encuentro nunca dónde dejé algunas cosas. 3. Cuando estoy hablando, de pronto me paro y no sigo porque no recuerdo a veces lo que voy a decir o cómo continuar. En fin, creía que había comenzado a tener un enemigo alemán en mi cabeza cuyo nombre empezaba con A. Hoy leyendo un artículo, quedé mucho más tranquilo, por eso les voy a transcribir la parte más interesante: Si uno tiene conciencia de los problemas de memoria es que no los tiene. Hay un término: Anosognosia, que indica el no darse cuenta de lo que ocurre. La mitad de los mayores de 50 años presenta alguna falla, pero es más de la edad que de la enfermedad.

Quejarse sobre fallas de la memoria es un hecho muy frecuente en personas de 50 años de edad para arriba. Se traduce en no poder recordar el nombre propio de una persona, de entrar a una habitación sin saber qué se iba a buscar, olvidar el título de una película, dónde se dejaron los anteojos o las llaves. En estas edades, más de la mitad de los adultos presenta esta dificultad, lo cual indica que más que una enfermedad, es una característica de los años que se tienen. Muchas personas se preocupan (a veces en exceso) por estos olvidos. De aquí una afirmación importante: «Quien es consciente de padecer de estos olvidos es quien no tiene problemas serios de memoria, ya que quien padece una enfermedad de la memoria, con el inevitable fantasma del Alzheimer no tiene registro de lo que efectivamente le pasa, ya que presenta anosognosia, una palabra médica que indica, precisamente el no darse cuenta de lo que le ocurre».

B. Dubois, profesor de neurología de CHU Pitié-Salpêtrière, acuñó una paradójica, pero didáctica explicación válida para la mayoría de los casos de personas preocupadas por sus olvidos: «Cuanto más se quejan los sujetos de su memoria, menos probabilidades tienen de sufrir una enfermedad de la memoria».

Este mensaje está dedicado a los olvidadizos que recuerdo, quédense tranquilos porque no es Alzheimer. Son… los años.

*** Desde México Francis júnior me hace una observación que termina siendo una crítica de lo más interesante: «Muy buena la columna de esta semana, lo de la investigación gaitera seguro que está poniendo a muchos a dormir con un cuchillo en la mano, porque te conocen. Entretanto seguiré aquí leyéndote y aportando lo que pueda. Tengo una crítica para ti, quien criticas desde tu tribuna: subestimaste el mercantilismo y poder económico de quienes dicen amar a la Virgen, y he allí el resultado. Nadie puede con don dinero. Pretender poder contra el poder es decirle a Dios que no es omnipotente. Hoy le tocó a Ricardo Cepeda decir que no, mañana cuando se hinque ante María y le pida mediante su fe, ella le concederá sin pedirle dinero a cambio, porque con su fe es suficiente para la madre del Hijo de Dios. Si antes, algunos de tus miles de lectores me conocían por lo que te he dicho y has publicado, pues espero que hagas pública mi crítica hacia ti y para el que se hace decir a través de su canto «soy como los servidores de la Patrona, soy fiel». Enhorabuena, le hizo honor a su gaita el amigo cantor.

*** El domingo rinden honores a Alí Carrasquero, el «Furrero de la Virgen» por sus 14 años de actividad de su grupo Gran Chiquinquirá. Será en una playa por los predios de Puerto Caballo, Santa Cruz de Mara, allí cerquita. También será homenajeado Luis Cobys y su Cambo Alegría, una combinación perfecta, gaita y guaracha. Nos alegramos por Aly porque se lo merece todo, por buen gaitero y mejor zuliano, devoto de la China.

*** Un nuevo ingrediente se agrega a la diatriba gaitera y causa descomunal daño a la temporada, la que muchos habíamos aceptado que era una de las mejores en cuanto a la calidad de las composiciones, en muchos años. La denuncia de la presencia de promotores «payoleros» puso el dedo en la llaga. Lamentablemente, y esto es lo que origina el problema, involucraron a personas que nada tienen que ver con ese tipo de imposiciones en el medio radial, los metieron en el mismo saco y quienes se sintieron irrespetados, porque inclusive dieron nombres, no tuvieron otra alternativa que hacerle frente a la situación.

La decisión que tomaron fue que desde el lunes pasado están transmitiendo solo gaitas de las temporadas anteriores, nada de promocionar lo nuevo para evitarse la insultante situación a la que fueron expuestos públicamente. ¿Había necesidad de todo esto cuando en el medio se sabe quién es quién? En consecuencia, salgo en defensa de uno que a través de los años ha sido vertical en la conducción de sus programas: Henry Chirinos

*** Durante esta temporada, las voces femeninas de la gaita dieron ciertamente un toque de distinción a la misma, ellas también aportaron su calidad para que la temporada fuera juzgada como excelente. Mi gusto primario se vuelca sobre Daniela Palma (Gaita del Alma), pero también son de mi preferencia Sarita Espina (Vive en Mí), Mariela Nava y Evangelina Bravo (Yo quiero Cantar), Priscalina Vílchez (Guitarra y Papel) y Anita Villalobos (Mis Tres Amores).

El retorno de Íngrid Falcón (La Libertadora) me  impactó mucho porque ella es de las buenas, de primera calidad con todo y el tiempo transcurrido, lo mismo Lula López (Jochao en Navidad). También me parecen excelentes solistas Judith Sanquiz (Momentos), Reymar Rodríguez (Con Amor y Arraigo), Nayruma Gutiérrez (Mi Acervo Musical), Dayerling Fernández (Señora Gaita), Raquel Ávila (El Vuelo de la Gaita). No podía faltar Xiomara Rivera (Bonita), ella siempre ha sido una de mis favoritas y cierro con Laida Martínez y Robenis González (Una Historia Muy Bonita). No hice mención de los grupos a los que pertenecen porque no cuadra con mi intención de señalar solo a  las solistas, porque la deferencia es únicamente para ellas. Más adelante hablaré de los grupos. Y por favor no busquen piedras.

*** José Leal, ese al que llaman «Ceuta», es un solista gaitero que a mi juicio debería estar mejor ubicado. ¿Por qué no es así? Él alega que canta nada más que por hobby, porque le gusta la gaita, disfruta de una parranda gaitera, por eso presta su voz en esos menesteres. Pero aquí viene lo bueno. Hasta ahora ha formado parte de diferentes agrupaciones y por eso es que se me hace difícil aceptar que lo de cantar es para matar el tiempo. He estado escuchando sus últimas producciones y me parece que tiene con que estar mejor ubicado, sobre todo con Maracaibo es Gaita, grupo con el que grabó este año. Recibo un CD y no descifro a qué agrupación pertenecen algunos temas, que le advierto, son de mejor calidad que el que me indicaron como su punta de lanza. «Ceuta» tiene melodía, sabe cantar la gaita, entonces que lo haga en serio y no por «joseadera», porque eso no está bien y porque tampoco se lo creo.

*** A una semana de las elecciones, confieso públicamente que mi voto lista será para mi amigo-hermano, Vicente Ramírez. Advertido, eso se da luego de haber conversado una y otra vez lo que siempre hemos planteado en torno a la actividad deportiva en el municipio, que debe ser mejor orientada. Se comprometió a que en caso de ser electo, tratará de que se le preste atención prioritaria a una serie de canchas convertidas en mercados, mientras que los jóvenes del sector no tienen dónde practicar deporte, que no habrá canchas múltiples cerradas los sábados, domingos y días feriados, que el municipio se meterá en los barrios a hacer deporte. Vicente, de eso estoy seguro, no quedará mal, de manera que invito a poner al deporte también en la cesta básica de la juventud marabina. Ahora a convencer y a ganar.

*** Va mi apreciación sobre los grupos en la temporada de este año. ¿Quiénes estuvieron bien? A lo Zuliano, Alitasía, Alma Genuina, Arraigo, Autana, Destello Zuliano, Energía Gaitera, Estrellas del 2.000, Estrellas del Zulia y esto va a sorprender a muchos, Gaiteritos de Lucía, de Mama, de El Tablazo, Hermanos Bermúdez, La Comba, La Gaita Vieja del Saladillo, Las Sensacionales, Azulejos, Chikytos de la Gaita, Colosales, Parranderitos, Zagales, Raíces de Chichí y Rincón Morales.

Los que navegaron entre dos aguas: 2 pa′ 3, Amor y Gaita, Aquí sí Hay Sabor, Sorpresa, Cuero y Madera, Gaiteros de mi Barrio, de Bobures, Gran Chiquinquirá, Iluminación Gaita y Show, Compadres del Éxito, Los Pájaros Rojos. Mi Presente, Salmo 150, Selección 82 y Somos.

Los que apenas sonaron como se supone debió ser: Barrio Obrero de Cabimas, Caballeros de la Gaita, ninguno de los tres Cardenales, Expresión Gaitera, Pillopo, esto es increíble. Gaiteros de Ziruma, Tío Monche, pobre Electo Galbán, Coquivacoa, Gran Enlosao, Maracaibo Señorial, Maragaita, Pa′ Que Sepáis, Racoa y Tren Gaitero. Como habrán podido observar, aparecen grupos que fueron élite, pero que este año no sonaron, las causas las sabrán quienes los manejan y pienso que aquí tuvo mucho que ver lo de las promociones y el alto costo de las mismas.

Quedó escrito. Epa, ya esta. Nos vamos.

Comente