Columna Francis Juzga

1112_RUBI---1
13 de diciembre, 2013 - 3:17 pm
Redacción Diario Qué Pasa

*** «Y estas palabras que Yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal a tu mano y… entre tus ojos» (Deuteronomio 6:6-8)

*** Pienso en que la Navidad es la época del año en que todos abrimos nuestros corazones y comenzamos a repartir todas las bondades que cada uno llevamos encerradas dentro, algunos ni saben que las tienen. No obstante algo me dice que no siempre resulta así y que no es de lo más utópico creer que a todos nos debe ir excelentemente bien y que no hay maldad en el ánimo de nadie.

El bien y el mal son dos fuerzas iguales y contrarias y enfrentadas todo el tiempo aunque llegará el momento en que el bien se impondrá. Lo señalo porque así está sentenciado en las Sagradas Escrituras. En el mundo terrenal la maldad sigue al frente y eso se refleja en nuestras acciones, en nuestro modo de pensar y de actuar, en consecuencia, la Navidad debe servir necesariamente para las reflexiones, para la revisión interna de ese otro yo que tanto daño hace, y al que no le prestamos atención como debe ser.

*** Pregunto entre amigos cuál gesta fue más beneficiosa para la humanidad, si la de Mahatma Gandhi o Mandela. También en este caso la división se hizo presente. Unos alegan que Gandhi luchó solo y eso hace que sus acciones sean magnificadas. Mandela contó, según otros, con el apoyo del mundo en contra del apartheid.

Pienso que gente como esta no debería morir nunca y que a Mandela habría que haberle dado los 27 años que pasó en prisión de vida, que debió vivir hasta sus ciento veintidós años porque se los ganó. Como a Mandela no le pudieron achacar nada, entonces sacan a relucir la mala conducta de algunos familiares que se enriquecieron a su sombra.

La corrupción es así, no tiene que ver con nada ni con nadie y la familia de Mandela no fue diferente a la de otros que llegan al poder para eso justamente, para hacerse ricos entendiendo que la riqueza da paso al poder y este a la tiranía.

***¿Dónde están y qué hacen Édgar Fernández, periodista; Irán Castro Pimentel; Jairo Villasmil; Luis Vásquez Figueroa, el siempre recordado compadre «Ratón de Brinquito»? ¿Dónde está Luis Ávila, y qué será de Elsa González y Esther Ríos, dónde Domingo Ramos «Charolito», qué del gaitero Luis Ludovic y el pelotero «Charolito» Orta? ¿Dónde están y qué hacen? De verdad que me gustaría saberlo.

*** Enrique Salazar, el amigo hermano de Cabimas está consciente de las personas que en su entorno de amigos no eran lo suficientemente claros para manifestarse tal y cual realmente eran. Ignoro si aún está en Margarita, de lo que sí me enteré fue que trataron de arroparlo cuando todos quienes lo conocemos sabemos que no requiere recibir nada, que no sea producto de su trabajo, incluyendo la radio. Me satisface tener un amigo de tan firme catadura moral, fiel a sus principios éticos, que recibió de su descendencia francesa por parte de su abuelo, y que igual que la inglesa mía, está fortalecida por principios de primera magnitud. Enrique abrirá sus ojos a su regreso y aunque trate de descifrar de la moral de muchos, no lo va a lograr porque el comportamiento humano no es fácil de descifrar.

*** A media mañana del pasado lunes recibí un mensaje en el que se me anunciaba la supuesta eliminación —como ente cultural que es—, de la Fundación de la Gaita. De entrada no le di crédito a la noticia, considerando que sería un error de altas proporciones porque decir gaita es decir pueblo. Siempre me incliné por un trabajo de reingeniería de la misma, una restructuración total, luego del desastre causado por quienes llegaron, no a mejorar las cosas, sino a hacer daño y lo lograron por cuanto la que resultó lesionada fue la gaita.

Creo que aún hay oportunidad de que se realice un rescate completo de la Fundación para ponerla a trabajar por el folclor zuliano, con todas las de ley. La esperanza está en el ambiente, el Gobernador debe buscar quien sepa manejar esta gema de la corona de la gaita.

En el entorno de Gobierno regional debe haber alguien con la suficiente capacidad como para rescatar a la Fundación. Intentarlo no estará de más, que se sepa.

*** En La Revancha, una de las tiendas emblemáticas del Maracaibo de ayer, está prohibido colocar la gaita El Pozón, de Neguito Borjas, en la creencia de que es una publicidad a favor del negocio que lleva ese nombre, porque no es una gaita de temporada como pensamos, y entre quienes así lo creen está José «Cheo» Flores, el famoso «Perro ′e Quinta». Respeto esa decisión y en consecuencia mantengo la distancia, porque no le veo el meollo al asunto, ya que el sector es conocido por ese nombre.

En el tema se menciona a parroquianos que viven en ese pedazo de Maracaibo y en fin, si es una cuña, está de lo mejor disfrazada, pues no invita para nada a entrar a local alguno, y claramente dice que los marabinos acudimos en romería a «El Pozón los 24 y 31 de diciembre a pasar un buen rato». Será cuestión de pasar por La Revancha, saludar a «Cheo» Flores y hacerle las preguntas de rigor.

*** Cuando la temporada gaitera del año toca a su final, nos preguntamos cómo sería la situación de estar entre nosotros Luis Escaray. Me refiero a si estaría como el número uno como solista, luego de los cuatro años seguidos que demostró una fuerza tal que arrasó a todos. Sepan que entre Luis y yo las discusiones no cesaron nunca, porque le hacía observaciones como compositor. Carlos Castillo sirvió de árbitro muchas veces, la última en Tasajeras, allá en Lagunillas, Costa Oriental. Su última composición, Alma Zuliana, sirvió para que le dijera que se había reencontrado con la gaita y lo aceptó a medias.

Pienso de igual forma que muchos compositores escribirían para él, seguros de que sería un éxito porque ciertamente Luis y su VHG estaban en su mejor momento y que esa eventualidad serviría también para establecerlo en el lugar del que venía en busca, sobre todo por que quienes le criticaron el «tacatataca», lo comenzaron a utilizar en su ausencia y no les ha dado resultado.

*** Zughe Chacín Urribarrí recibe las congratulaciones de su esposo Carlos. También celebra doña Carmen de Leal, amantísima esposa de Édgar Leal, el colega del béisbol. La celebración es este fin de semana. Otro: William Salgado Leal, amigo locutor de Mundial Zulia, mis parabienes para William y toda su familia… Envío condolencias a toda la familia del amigo Jesús Nava Acevedo («Churica»), quien se fue de este mundo en silencio y en paz con todo el mundo. Fueron muchos los años conociéndolo, por eso lamento su partida. La condolencia se extiende hasta doña Ana Colmenares quien vio partir a su hermana Carmen González Colmenares. Paz a las almas de ambos.

*** Comparto: lo que viene a continuación se dirige a varias direcciones. Invita a leer y escribir más y mejor: «Busco persona de buena ortografía para tener una extensa relación textual»… «Si me gusta tu ortografía, es porque me sugiere que sabes poner las cosas en su lugar, que puedo confiar en ti porque quien respeta hasta la forma correcta de escribir, usa buenas palabras, seguro sabrá respetar cosas más importantes en la vida» (Anónimo)… «Leer es como besar, a quien no lo hace con frecuencia se le nota en la lengua»… «La mala ortografía es una enfermedad de transmisión textual. Protégete»… «No eres tú, es tu ortografía. Si no sabes diferenciar entre ves y vez, es porque siempre ves televisión y rara vez abres un libro»… «Se llama leer, el nuevo sistema de establecer un software en tu cerebro. ¿Por qué en tus mensajes escribes ke y no qué? Cada vez que escribes de ese modo, un diccionario se suicida»… «Hay pecados capitales: haiga, vistes, nadien, ahí, ansina»… «De acuerdo, la H es muda, pero tú no eres ciego»…  «Escríbelo: Educar la mente sin educar el corazón, no es educación en absoluto» (Aristóteles).

Al paso que vamos el lenguaje futuro será idiotos e idiotas, presidente y presidenta, chofer y chofera, masculino y masculina, diputado y diputada, hombre y hombrera, ministro y ministra, soldado y soldada, caballeros y caballeras, ignorantos e ignorantas, pilotos y pilotas, bachilleros y bachilleras, general y generala. Adolescentes y adolescentas, cargo y carga… ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Auxilio!!!!!!!!!!

*** Una de las cosas hermosas de la vida es dedicarse a los niños. Los regalos que se reciben siendo niños son señal abierta del amor de muchos padres, de escasos recursos por cierto, para brindar una Navidad feliz dentro del sistema de austeridad en el que viven, aún pasando hambre y desnudeces. Por eso es que cuando observo gestos como el de la colega se me alegra la existencia. Ella está entregada en cuerpo y alma a regalarle una sonrisa a los niños de la Guajira, zona de difícil acceso, iniciando una campaña por recolección de juguetes para ellos.

Por segundo año consecutivo, ella se dedica a tan meritoria misión y nos pide la divulgación de esta campaña. Espero que indique a qué lugar se pueden enviar una colaboración y la de mis amigos lectores, quienes con toda seguridad se motivarán y la ayudarán a su gesta de hacer felices, una vez al año y en la fecha apropiada por lo menos, a los niños de la Guajira.

*** ¿Qué pasó con el grupo Koquimba este año? La verdad es que no se concibe una caída como esta, cuando el grupo siempre estuvo en el tope. Las cosas se enredan cuando noto que ni la cuña de la papelera, que obligaba a escucharlos todo el día, los ayudó en esta oportunidad y hasta estoy por creer que no la grabaron o soy el único que no la escuchó. El grupo sonó, eso es cierto, pero no con la intensidad de los años anteriores. Urge entonces una revisión a fondo de lo que pudo haber sucedido. Los hermanos González tienen la palabra.

Quedó escrito. ¡Epa!, ya está. ¡Nos vamos!

Foto: Archivo

Comente