Francis Juzga

Francis-Juzga
10 de febrero, 2017 - 12:01 pm
Francis Luther Blackman / [email protected]

*** Si algo me preocupa como venezolano es que se habla y no se dice nada sobre lo que nos está faltando: productividad. Los economistas de uno y otro bando como que estudiaron cosas distintas o cada universidad tiene un concepto diferente sobre esta materia. Mientras se ponen de acuerdo en sus apreciaciones, los «bachaqueros» hacen su agosto todo el tiempo.

*** Les dije de lo especial que para mí es la fecha 4 de febrero: El cumpleaños de doña Cata. Un compartir entre mis hermanos Nelly, Irma y Herbert, los tres que quedamos y varios descendientes: Una de mis hijas, Marylee, tres de Herbert: Herman, Erika su esposa y sus hijos Frank y Catalina, nacidos en Norteamérica. Carmen Beatriz, su esposo José Giménez, su hija la inigualable Carlota «Aeropuerto» y su tía Zobeida, cierro con la sobrina Betty.

Dar testimonios de la madre ausente, yo disfrutando como siempre de la mecedora que fue suya, recordaba lo que nos dijo a los cinco que éramos entonces y a los invitados en 1992, todo lo que pasaría en este país y que veinticinco años después vemos cómo su profecía se cumplió. Oramos convencidos de que ella estaba atenta a nuestro compartir. La bendición madre, junto a Luis (Cayuco), Silvia Elena y papa Frank viste lo bien que lo pasamos, como si estuviéramos todos allí con tus calipsos.

Pero debo manifestar la inmensa admiración que experimento por «Aeropuerto» así llamo a Carlota y ella riposta con «Tío Barriga» y allí vamos.

La chamaca pronto a celebrar los famosos quince, domina cinco idiomas y ni el maracucho lo habla con acento alguno. Sus profesores piensan que ella es de otra galaxia. Yo también. Dios derrame sobre ella inmensas lluvias de gracias.

*** Era asunto obligado visitar a los amigos allá en El Milagro. El Ñapo anda por Panamá de vacaciones. Visité el Bohío de la Zulianidad y me complació la receptividad. Es en momentos como este cuando entiendo la importancia de «querer a todo el mundo, para que todo el mundo me quiera». Me sentí de lo mejor saludando a todos y recibir palabras de empuje en pro de mi salud, la cual, a Dios gracias, está como un cañón.

*** Converso con José Leal (Ceuta). Le dije que el bajón del conjunto Sorpresa, no debe repetirse. Todas las gaitas no pueden ser de los mismos autores porque se encasillan. Se debe buscar un compositor, que escriba acorde con el estilo de una agrupación, que si no sonara tan igual todas estaría en la cima, lugar que le corresponde. Terminé diciéndole que entre más la escucho más me gusta Fiesta en Ziruma, con letra y música de primera. Tiene tres o cuatro años que salió y la escucho que juega garrote.

*** Tradición: Colocar la bandera significaba en los años 40-50 que el dueño de la casa debía brindar a cuanto gaitero se presentara en su casa y parrandearan hasta el amanecer. Esa tradición se esfumó, por el precio de una botella de cualquier tipo de ron. Pero en Machiques, han revivido la tradición con la creación del grupo Bandera Blanca, que se encarga de colocar la bandera en casa del oferente escogido y a gaitear se ha dicho. Me parece estupendo esto de revivir nuestras viejas tradiciones. Agrego que la subida de los furros se realizará en la Plaza Bolívar de Machiques y la idea también la aplaudo. Eso permitirá que todo el pueblo disfrute de ese tradicional acto.

*** Hablo de Machiques y naturalmente debo mencionar a Nelio Jordan. De pronto hubo un desfase y perdimos contacto, pero las amistades de raíces profundas como la nuestra, no se deshacen así de fácil. El teléfono ha servido para comunicarnos, con sus nietas y su señora esposa y eso ayudó a mantener viva la llama. Nelio y Francis, amigos por siempre y para siempre, lo del hijo es otra cosa.

*** Me invitaron a la bajada de los furros en Cabimas con ideas confusas. Mucha gente es dada a opinar a priori. Me hablaron de que el espectáculo era a beneficio de una persona y eso de amar al prójimo me parece estupendo. Otros, tenía que ser, hablaron de un negoción para el propietario del local, acusación que me niego a creer. Así actúa la fauna gaitera a lo largo y ancho del estado, no es solo en Maracaibo.

Quedó escrito. Epa, ya está. Nos vamos.

foto (2)

Les presento a mi sobrina Carlota, habla cinco idiomas y ahora la llamo la muda

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente