Francis Juzga

Francis-Juzga
16 de diciembre, 2016 - 8:17 am
Francis Luther Blackman / [email protected]

*** Cierto: La gaita está mejor cotizada en Miami que en Maracaibo. En estos días han contratado solistas. Recordé que meses atrás dije que «Cepeda seguía siendo Cepeda sin Colosales» y pregunté: «Qué serían los Colosales sin Cepeda». El solista viaja contratado y el grupo queda sin toques para fin de año. Lo mismo va con Gran Coquivacoa pues «Neguito» también estará por aquellos lados.

*** Cerró el período de inscripciones para el concurso de la Fundación. Comenzó la promoción de las gaitas inscritas. Los grupos se mueven desde el pasado martes, en procura de que le presten atención a sus temas. Ahora es cuando se inicia la temporada falsa. Ya se especula con los posibles ganadores. Ya surgieron dos favoritos.

Las 10 gaitas que competirán en el festival son Para Mí (Universidad de la Gaita), Los Puntos sobre la U (Hermanos Bermúdez), Encuentro Monumental (Los Azulejos), Como Cantor (Swing Gaitero), Sí se Puede (Rebelión), Que no me paguen a Locha, (Bachigaita), Abolengo (Los Galenos), Sus tiempos de Oro (Mi Barriada), Lo que estáis es falto de Gaita (Gaiteros de Molero) y Soy de Aquí (Gaiteros de Pillopo).

¿Qué pasará si gana uno de esos solistas que habló mal de la Fundación, de aquella y de esta y resulta ganador? Deberá tragarse las palabras feas que dijo en ese entonces. Cierto: la lengua es castigo del cuerpo. Un miembro tan pequeño tiene fuerza como para incendiar al mundo.

Este ha sido el peor año de la gaita en lo que a promoción se refiere. Hubo buenas gaitas, pero faltó un complemento: La payola. La radio ni se ocupó de promocionar y disfrutamos de las magníficas  producciones de los años 60-70-80.

Supe de un solo hit parade, pero nada de surveys gaiteros ni favoritas. La payola recibió un nocaut fulminante, pero al final la gran perdedora fue la gaita, pues parece haberse impuesto la tesis de que «sin payola, no hay gaita que suene». Advierto que escribo y siento pena ajena. ¿Es la payola la salsa de la temporada?

Los promotores callaron y la payola huyó, y se hizo tenso el asunto. Habíamos escuchado una denuncia, de un locutor expulsado de una estación de radio, en la cual querían obligarlo a la payola y se negó. Cómo resultado quedó sin su programa.

Alguien debe escriba una gaita al zapatero remendón, figura del Maracaibo de ayer que gracias a Dios sobrevivió y hoy es salvador de quienes botaban sus zapatos, porque tenían una rayita. Hoy no pueden darse ese lujo.

Pocos solistas sonaron, pese a la calidad de algunos temas. Por ello varios grupos pasarán por debajo de la mesa. Sonaron: A lo Zuliano, Estrellas del 2000, Gaiteros de Molero, Los Hermanos Bermúdez, Los Zagales, 2 pa’ 3, Swing Latino, Rebelión Gaitera, Estrellas del Zulia, Gaiteros de mi Barrio, Gaiteros de Pillopo, Gaiteros de Tigoman, Galenos de la Gaita, Maragaita, Somos Chiquinquirá, Venezuela Habla Cantando y Gaiteando.

No Sonaron: Cardenales del Éxito, Los Colosales, Los Zagalines, Gaiteritos de Lucía, Alitasía, Amor y Gaita, Caballeros de La Gaita, Conjunto Sorpresa, El Tren Gaitero, Gaiteros de Chuchín, Iluminación, Gaita y Show, La Típica Gaita Vieja, La Universidad de la Gaita UDG, Rincón Morales, Salmo 150.

La crisis llevó a todo esto, pero un grupo de real jerarquía no se queda atrás y hace algo para mantenerse en el tope. Agrego a todo esto que los locales para presentar la gaita, son tan escasos que no vale la pena contarlos.

*** He confesado que soy poco asiduo a Facebook. Cuando leo a personas insultándose, me alejo un poco más. Un medio tan importante es utilizado como arma de guerra. No se mide el daño que se hace a las personas. ¿Cómo llegan fotos de mi persona allí? Lo ignoro porque tampoco soy dado a eso que en ocasiones raya en la egolatría.

Escribo todo esto porque dos amigos, compinches gaiteros, se metían con todo el mundo, de pronto son enemigos. Uno se aterra de las cosas que se lanzan a través de esta red social. Lo moral es que se ignoren el uno al otro y no sacarse los trapitos al sol tan descaradamente como lo hacen, para vergüenza de quienes los creyeron tremendos panas.

*** Antepenúltima entrega del año, faltan dos más.

 ¡Quedó escrito. Epa, ya está. Nos vamos!

 

Comente