Francis Juzga

qpplaceholder
5 de noviembre, 2016 - 7:25 am
Francis Luther Blackman / [email protected]

¡Quedó escrito. Epa, ya está. Nos vamos!

*** Octubre se despidió dejando tristeza. Por tercera semana consecutiva un gaitero se marchó. Primero «Chico» Calles, allá en Punto Fijo, luego Andres Vargas y cerró el ciclo Oswaldo García «Chiguagua».

*** En contraste, la semana fue increíblemente gaitera. El ambiente mariano copó la escena. Las lluvias lucieron como mensaje de que se acercan días mejores, para muchos la admiración y la fe mariana de los zulianos se desborda.
Las gaitas dedicadas a la Virgen en cierto modo son solemnes, pero no todas. Eso no indica que puedan sacarlas del marco legal de lo que es una gaita.
No entiendo por qué en un acto tan grandioso como la Bajada de la Virgen, deben estar presentes cientos de personas armadas. En Barquisimeto eso no se ve en la procesión de La Divina Pastora. Igual sucede con la festividad de San Benito. En el Sur del Lago no ven con buenos ojos lo que se hace en Cabimas con el Santo Negro. En pocas palabras, hacemos lo que a otros no se les ocurre.

*** La semana pasada se marchó quien fuera un excelente amigo, gaitero de los de verdad, Andrés Vargas, el segundo no zuliano que triunfó como solista en la gaita, el querido «Tío Vargas». Lo conocí en Cotorrera, en casa de «Cheo» Barrios, quien luego sería su suegro; allí contrajo matrimonio y formó familia.

Nadie como él llegó de forma tan violenta a la gaita, fue con Miseria, la gaita protesta más cruda que recuerde. La portada del disco es más dura que la misma gaita. En la misma, unos niños le disputan la comida en los vertederos de basura a los zamuros. En ese entonces el botadero era en el sector Puntica de Piedra.

Estuve involucrado en muchos aspectos de su vida y obviarlos es lo más sensato en estos momentos. La Mejor Gaita del Mundo, la compuso luego y la dejó para historia. Con ella ganó el premio del año y enemigos. Muchos de sus detractores al saber de su deceso, dijeron palabras que realmente no sentían. Agradezco al padre Serrano, a quien no conozco personalmente, la llamada para testimoniarme su profundo pesar y la oración que por teléfono brindó por el descanso eterno del alma del «Tío Vargas». Que la tierra no le pese mucho al amigo gaitero que se fue a otros confines.

*** ¿Es la gaita excluyente? Pregunta obligada cada vez que muere un gaitero. ¿Todos son velados en la Basílica? Sepan que la capilla anexa se construyó gracias al padre Eleuterio Cuevas, para que allí velen a todo gaitero que fallezca, previa petición. Si la familia, la fundación o el instituto no hacen el pedido, será imposible que esa velación se dé. En este caso, la gaita no es excluyente, la diligencia que se deja de hacer, la hace ver como tal.

*** Los amigos de Franklyn García, mí siempre bien ponderado compadre, agradecemos las atenciones que como médicos cirujanos le dispersaron Jairo Duarte y Armando Moreno en la Clínica Estrella. No cobrar honorarios y buscarle rebajas por todos lados, es algo que muy poco se ve en momentos cuando las clínicas privadas están cuestionadas. Pero felizmente, como en este caso, toda regla tiene su excepción. Gracias a los galenos enviado por Dios en tan críticos momentos. El compadre está endeudado, pero con vida y recoge lo que sembró.

*** Escuché un gaita de Neguito titulada Hágase tu Voluntad, dedicada a la Chinita zuliana y confieso que por momentos pareciera estar ante Corona de Tunas, esto en cuanto a los compases musicales y no en la letra. Como quiera que las gaitas son primas hermanas, argumento de Astolfo Romero, esta luce como una de ella, y lo dejamos de ese tamaño.

*** La gaita sigue de luto. El pasado sábado se durmió en el Señor el compositor y solista Oswaldo García «Chiguagua». Ese día pasaron por TV el programa que días antes había grabado con Los Tropicales del Éxito, grupo que lidera Hernán Finol. Antes había estado con Los Mismos de Ayer y sus más recientes exitosas composiciones se dieron en Ciudad Bolívar, ya que componía para un grupo de marabinos residenciados al sur del país. Una vez gaiteamos en el Caney de Manzano, en Barrio Obrero, Cabimas, invitados por Enrique Salazar, Luis Rivas «Gaitero Viejo» y Marina Prieto y su combo. Paz al alma gaitero del amigo trovador.

*** Ramón Matos se gozó su cumpleaños entre dos palos de agua y sin agua. Felicito al amigo de siempre y para siempre. Le sale ir almacenando lo que me corresponde.

¡Quedó escrito. Epa, ya está. Nos vamos!

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente