Francis Juzga

qpplaceholder
30 de septiembre, 2016 - 10:22 am
Francis Luther Blackman / [email protected]

Quedó escrito. Epa, ya está. Nos vamos

El pasado lunes fue día de meditación. Veinticuatro años atrás (26/9/1992) a los noventa años de edad, partió para estar con Cristo, doña Cata. Fue un sábado a las 9:00 am cuando mi mente me insinuó que algo había sucedido. Estaba en la venta de pescado frente a la Plaza del Ángel, y partí a mi casa. Nelly Irma estaba parada en la puerta de Perseverancia y eso aumentó la angustia. Se había marchado la antorcha de cinco personas. Todos los pronósticos que me hizo sobre lo que sería mi vida se han cumplido. No acaté todos sus consejos, de haberlo hecho mi vida hubiera sido mucho mejor. Felizmente los que si seguí me la han hecho amena. El último año de su vida nos hizo un pronóstico sobre Venezuela y no falló en nada. El domingo le rendí honores escuchando calipsos (The Migthy Sparrow), la música ancestral. Sé dónde está y por eso confió en que me seguirá guiando y por ello cada día de mi vida le sigo consultando. Las respuestas han sido todas efectivas. Dios la tiene en su seño y desde allá sigue siendo la antorcha que alumbra el andar de los tres que quedamos en esta tierra de Dios. Bendición madre.

*** Me contacta Jaime Romero para decirme que su grupo había grabado Regreso a Casa, el tema que se ha convertido en el sostén anímico de los venezolanos en el exterior. La recibida no funciona en mi portátil. Estoy confundido y se lo hice saber a través de un mensaje. Jaime me conoce y sabe que no me gusta escribir por encargo. El tema que recibí antes vino de lejos y se grabó un año antes, de modo que me limité a eso. Jaime ya arrancó son su programa Gaiterísimo y me gustaría que estuviera en una hora estelar, donde haya competencia, que cuando la tiene se crece. Recuerdo lo que logró en su paso por Radio Calendario cuando incendió a Maracaibo cada sábado a partir de las 6:00 de la tarde. Definitivamente fue un boom gaitero su programa.

*** Se aproxima una tormenta gaitera que estremecerá a toda Cabimas. Escuché una gaita cantada por Lula Silva y Neguito Borjas, compositor de la misma, tan excelente, tan buena que creí que había regresado a Barrio Obrero, pero no era así, la agrupación se llama Gaiteros de Cabimas, una versión exacta del afamado grupo y estoy buscando un detalle que me indique como diferenciar a uno del otro. Lo cierto es que impacta el sonido de ese grupo. No pude captar el nombre del tema, pero está allí y nadie puede desvirtuar lo que escucharon mis oídos. Esto indica que hay Lula Silva pa′ rato y que su voz en otro grupo, que no sonora parecido a BO, no le favorecería en nada ni para nada, siendo que tono toda la vida fue de un solo grupo. Que recordemos nunca había escuchado una gaita de Neguito interpretada por Barrio Obrero, ¿Qué pasó ahora?

*** Mientras tanto, Nano Silva estará pendiente de BO a control remoto, mientras que en vivo, Ramón Yoris estará al frente del grupo. Pensé en un momento que esa responsabilidad sería para Tito Delgado, por jerarquía, pero no resultó así, de modo que vamos a esperar a ver que sale de todo esto, que no debió ser, pero que lamentablemente fue. Por lo visto no hay forma de revertir la situación que parece no tener entendimiento posible, lo que es una verdadera lástima.

*** Excelentes voces femeninas abundan en la radio zuliana. Creo que en esta época más que nunca se está dando ese bello espectáculo y destacan varias, entre esas Moraima Gutiérrez Ferrer. Cuando apareció en mi columna por vez primera escribí mal su nombre y tras la corrección vino una amistad que se consolidó al paso de los años. Estuvo de cumpleaños y reapareció su programa en LUZ FM, por ello la felicitación es doble. La zulianidad tiene en ella a una de sus más entusiastas defensores, al extremo de que nos contagia al resto. Esto se lo elogio en público. Gracias Tía More.

*** La esperada llamada de Douglas Ochoa se dio el lunes. El «Compa» me confesó que tuvo problemas con su teléfono y eso le impidió contactarme desde el pasado viernes. Me aclaró la situación. Sucedió que se requerían nueve micrófonos y solo había ocho y que ante la situación no aceptó que despojaran a uno del coro del suyo. Enojado se marchó para que luego de haberle pasado la incomodidad, admitir que su acción debió ser otra en virtud del respeto para con su público, que lo esperaba. Después se reunió con los muchachos y todo quedó aclarado. Por lo menos le reconozco su valiente actitud de reconocer que debió haber aplicado el sentido común ante la situación planteada. Buena esa «Compa».

*** Me habló de un tema al cual le tiene mucha fe: Ni Fama Ni Riqueza, se llama. Con igual entusiasmo del tema Mi Buen Amigo, grabada con La Parranda del Látigo cuando German aún estaba entre nosotros.
No es conveniente —le aconsejé— grabar tantas gaitas, porque con suerte pegara una o dos, pero imposible que logre cinco o más éxitos en una sola temporada, las invitaciones a grabar con otros grupos debe ser en base a que lo que se grabe sea de primera calidad, algo seguro, que gustará y esto lo sabe un buen gaitero al entonar el primer verso.

*** Quedó escrito. Epa, ya está. Nos vamos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente