Revisar y actualizar la legislación sobre accidentes de tránsito

qpplaceholder
11 de mayo, 2015 - 4:16 pm
Redacción Diario Qué Pasa

No puedo dejar de reincidir sobre este asunto que tantas desgracias nos trae a los maracaiberos con una cotidianidad espantosa. Otro lamentable arrollamiento con saldo fatal se ha sucedido al oeste de la ciudad: un conductor borracho se montó en una acera y se llevó por delante a una joven de  23 años. Quiero denunciar y elevar mi voz de protesta con hechos desgraciados como este que se vienen multiplicando ante la mirada insensible de las autoridades.

Pero no voy apelar solo a la atención de las autoridades locales, responsables de una política de cultura ciudadana que permita concientizar a todos de cómo conducimos y a observar las normas para cumplirlas. O a la necesaria prudencia que debe albergar en todo conductor responsable. Si no que también hay un aspecto muy importante que abordar para luchar contra este problema. Me refiero a la legislación que se activa a propósito de un accidente de tránsito. La Ley de Tránsito Terrestre tiene una referencia muy ligera sobre las sanciones a los accidentes con lesionados y muertos, apenas remite a lo que dice el Código Orgánico Procesal Penal y al CICPC para las pesquisas de rigor. Contiene sanciones para los conductores imprudentes y a los que lo hacen bajo los efectos del alcohol, pero el problema adquiere tales dimensiones que debería existir una división administrativa específica y normas más especiales.

Incluso un debate académico se ha desatado a propósito de la jurisprudencia del Tribunal Supremo de Justicia que determina el dolo eventual para estos hechos de tránsito. El tema se ha relegado a un segundo plano pero es más grave de lo que las autoridades creen. La próxima Asamblea Nacional debe revisar este tema, actualizar su legislación y trazar el marco en el que deben ocurrir las políticas públicas correspondientes. Claro que también debemos desde lo local promover la prevención y el control. El plan de Cultura Ciudadana que permita promover valores de respeto al otro y al espacio público. Una policía vial que controle y direccione el tránsito especialmente en las horas pico. Debemos colocar sensores y cámaras que nos permitan sancionar a quien infringe las normas.

No podemos seguir permitiendo que nuestras vías públicas sean licorerías y discotecas a cielo abierto. La autoridad municipal tiene una responsabilidad que cumplir y si no la tiene que se la invente porque los maracaiberos no podemos seguir jugándonos la vida en cada semáforo o en el tránsito hacia cualquier parte.

Tips

√ Crisis en los bomberos: Menos mal que el serio temblor del sábado pasado no tuvo consecuencias nefastas porque tenemos a los bomberos de Maracaibo en su peor crisis. Hoy no tienen camiones cisternas para atender dos siniestros a la vez. La crisis ya data desde hace mucho tiempo. Es otra plaga que nos han traído las autoridades locales.

√ La protesta de los transportistas del oeste: Exigían a Hidrolago que repare algunos botes de aguas servidas en las rutas que cubren y también a la Alcaldía que recogiera la basura. El oeste de la ciudad es un basurero que hace de los barrios prisiones taponadas por lotes de basura en las esquinas y calles. Sería bueno explicarles a los transportistas el efecto que en los colectores tiene la basura esparcida por las calles y la falta de drenajes. Los tapan y colapsan agravando el estado de emergencia ambiental en el que debería declararse el oeste de Maracaibo.

√ Sin respuesta: Qué se le dice a un niño cuando ve que no hay autoridad policial que se detenga ante un semáforo, da igual que vaya en moto, a pie o en patrulla. Qué se le dice a un niño cuando el policía que va en moto culebrea pasándose carros, torea al peatón o se toma las aceras para pasar. Qué se le dice a un niño cuando es la policía la que se detiene impunemente sobre el rallado del paso peatonal. Qué se le dice a un niño cuando la policía o uniformados o hasta privados detienen el tránsito para que unos privilegiados pasen porque parece que las normas no son para ellos. Hay cosas que no le están permitidas a la policía porque son la representación más elemental del orden y la convivencia, la figura más a la vista de lo que es un Estado.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente