La otra cara de la moneda

Requisitos formales para un buen diálogo

KaledYorde-g
4 de diciembre, 2017 - 7:11 pm
Kaled Yorde

Kaled Yorde              Foto: Archivo

El filósofo alemán Jürgen Habermas de la Escuela de Frankfurt, es el autor de una tesis que los estudiantes de filosofía y comunicación social del mundo occidental estudian en sus pensum: La Teoría de la Acción Comunicativa.

Habermas define la acción Comunicativa como un diálogo racional o argumentado con el que se intenta alcanzar convicciones intersubjetivas en base a los mejores argumentos.

Contiene siete postulados fundamentales, siendo el segundo postulado al que nos vamos a referir hoy.

Habida cuenta de la diatriba que está generando el encuentro entre el oficialismo y la MUD en República Dominicana, procurando alcanzar un acuerdo serio, formal y concreto, la Teoría de la Acción Comunicativa del filósofo alemán se torna ahora pertinente, de sobremanera, su numeral segundo que señala: “Que entre los participantes exista una disposición anímica de alcanzar un acuerdo”. Las interrogantes que surgen de inmediato son las siguientes: ¿Está el régimen madurista en verdad preparado, teniendo la disposición anímica de alcanzar un acuerdo serio, verídico concreto? ¿Tiene la disposición mental sincera para alcanzar un acuerdo de convivencia práctica, constitucional y legítima? ¿Aplica el régimen coacción, fuerza y amenaza de enjuiciar y encarcelar a los opositores por el simple hecho de enfrentar el autoritarismo? ¿Habrá alguna igualdad simétrica de todos los participantes, sin que esto suponga la eliminación de sus intereses? La respuesta a tales interrogantes es negativa: No piensa el oficialismo ceder en ninguna cuestión estructural, básica que permita la tan anhelada salida a la grave crisis en el país por vías democráticas, constitucionales y pacíficas.

Para Maduro y el PSUV el Plan de la Patria es innegociable y este es el quid del asunto.

Los pre-acuerdos alcanzados en el diálogo de Noviembre de 2016 con la intermediación del representante del Vaticano, Monseñor Parolin, fueron totalmente incumplidos por el señor Maduro: 1) Fijar y ponerle fecha al Referendum Revocatorio; 2) Restituir cuanto sea posible las competencias de la Asamblea Nacional; 3) Fijar un calendario para nuevas elecciones generales con garantías internacionales serias; 4) Liberar a todos los presos políticos; 5) Abrir de inmediato un canal de ayuda humanitaria para atender la grave crisis por falta de alimentos y medicamentos en Venezuela.

Si todo esto fue soslayado, burlándose de la Santa Sede y del mundo entero, ¿Cómo van a poder cumplir ahora que crearon la ilícita Asamblea Nacional Constituyente Comunal y la Comisión de la Verdad integrada solo por oficialistas? Pensamos que el régimen no es serio ni fiable. No va a ceder en ninguna cuestión de fondo. Creemos que este otro nuevo diálogo en Santo Domingo no va a dar ningún resultado positivo, habida cuenta de la falta de garantías del oficialismo por una parte y por la otra, no tener serias intenciones de llegar a un acuerdo por el bien del país.

Palabras clave
, ,

Comente