Reflexiones sobre los buses Metromara

qpplaceholder
14 de junio, 2015 - 4:27 pm
Redacción Diario Qué Pasa

La movilidad urbana vehicular, constituye uno de los elementos más importantes para el crecimiento económico, social y cultural de una ciudad. Por esa razón en las ciudades modernas la visión que se tiene para este componente estratégico de desarrollo, es la implantación de un sistema de transporte público que sea multimodal e intermodal. En el caso Maracaibo, deben ser considerados los 5.645 automóviles por puesto, 604 microbuses y 328 autobuses estimados que cubren a más de 75 rutas del ámbito territorial de nuestra ciudad, según los datos del Instituto Municipal de Transporte Colectivo Urbano de Maracaibo (IMTCUMA).

Ahora bien, sin calificar el servicio prestado actualmente por las distintas modalidades y enfocado solamente sobre la plataforma de planificación urbana, consideramos muy importante realizar una evaluación conjunta por parte de los tres niveles de Gobierno, sobre la calidad del servicio del transporte público, que están recibiendo los maracuchos en estos momentos. Para ello es menester considerar el crecimiento poblacional, desarrollo urbano y la incorporación de otros medios de movilidad, tales como los buses de Metromara. Todo debe estar orientado a garantizar la calidad de vida de los usuarios y los efectos colaterales que tiene este servicio público en lo social, económico y familiar.

Hemos visto con mucho beneplácito la incorporación de buses Yutong, para cubrir varios sectores de Maracaibo, tales como Bella Vista, Milagro Norte, Veritas, Santa Lucía, 5 de Julio, calle 72, Cecilio Acosta, avenida Universidad, Santa Rosa, Isla Dorada y otros, amén de tener conexiones con los municipios San Francisco y Mara con Transguajira. Esto forma parte de un proyecto a nivel nacional, que han puesto en funcionamiento más de 35 sistema de transporte en 90 ciudades. Este proyecto es producto del convenio China-Venezuela para el suministro de 2 mil buses, con características especiales de uso, como aire acondicionado, límites de usuarios de pie y una distribución interna que garantiza la comodidad del pasajero. A esto hay que agregarle el cambio de cultura en cuanto al pago del servicio, que se realiza con una tarjeta electrónica recargable y a costos solidarios para los usuarios y estudiantes. No obstante hay que seguir incorporando mejoras al sistema, que es un componente del servicio Metro, y como tal debe garantizar además de la comodidad en los buses, también en las paradas, que han sido creadas sin pensar en los usuarios, ya que no tienen cubierta e iluminación, convirtiéndose en un factor negativo para la cultura metro y sitios de alta peligrosidad.

En ese orden de ideas, debemos referirnos al tramo de la Curva de Molina, en La Limpia hasta el futuro Distribuidor Maisanta, actualmente en construcción, son aproximadamente 10 km, sobre la Circunvalación N° 3 y que inicialmente fue anunciado como la Línea 2 del Metro de Maracaibo y que finalmente por razones técnicas fue abortada la idea para beneficio de la ciudad y se concluyó en construir un Sistema de Buses para Transporte Rápido (BRT), ya anunciado por el ministro de Transporte Terrestre, bajo el nombre de Transmaracaibo. Esta es una solución inédita para los maracuchos, que consiste en vehículos articulados o sencillos que circularán sobre un canal exclusivo con paradas fijas en estaciones propias encapsuladas. Esto debe incluir dos estaciones de transferencias, ubicadas en los extremos para vincularse al sistema Metro y el futuro puente Nigale.

Para garantizar la movilidad urbana vehicular de la Maracaibo 2029, es impostergable continuar con la construcción de la Línea 2 del Metro, cuyo diseño fue producto de un Estudio de Transporte realizado en julio 2005 para la ciudad de Maracaibo y que contempla once estaciones, todo a nivel subterráneo con un recorrido de 11 km que incluye el corredor Delicias, intersección con calle 77 —5 de Julio—, Indio Mara, Ciudad Universitaria, Polideportivo llegando a La Limpia con la Estación Galería y culmina sobre esa avenida en la famosa Curva de Molina. Serán en total 17 km de línea Metro, articulados con el sistema alimentador de buses Metromara y otras modalidades. Eso forma parte de la soñada moderna Ciudad Maracaibo 2029. Contamos con vos! @funmara500.

Comente