¿Qué pasa en Venezuela?

José Lombardi
24 de abril, 2017 - 12:38 pm
José Lombardi / @lombardijose

Abogado, magister en Ciencias Políticas, empresario y presidente del partido Copei en Maracaibo

Responder a esta interrogante se ha convertido en una tarea difícil y compleja; tratare, desde la periferia, de responderla con cierto orden estructural, de manera de no divagar y acercarme lo más que pueda a la verdad.

Empecemos con la historia y hagamos las siguientes preguntas ¿de dónde venimos? ¿Quiénes somos? Tomemos como fecha de inicio para el análisis el 19 de Abril de 1810, fecha en donde se proclama la independencia de Venezuela que no se logra sino hasta el 5 de Julio de 1811. Tres hombres a mi modo de ver marcan el proceso independentista, Francisco de Miranda, Jose Antonio Páez y Simón Bolívar, desde este momento se inicia en Venezuela el mito de los héroes, leyendas épicas que nos han acompañado a lo largo de nuestra historia. Según el psiquiatra venezolano Freddy Javier Guevara “cuando te vas al mito de forma unilateral como polo opuesto, el otro polo, es decir el racional, se transforma en sombra, en oscuridad” si tomamos como válida esta definición podemos afirmar que el mito de los héroes de la patria nos ha hecho mucho daño porque nos mantiene atados a unas cadenas que nos niega la posibilidad de crear nuestra propia historia.

A pesar de que la traición forma parte de la historia común de la humanidad, es importante recordar que estos tres grandes hombres de nuestra historia independista se traicionaron entre sí, prevaleciendo las circunstancias particulares de cada uno sobre sobre la colectiva, Venezuela. En este esquema ha trascurrido nuestra historia, repleta de mitos y traiciones, dejando de lado lo más importante, un objetivo común y superior que nos permita caminar unidos en nuestras diferencias.

Desde el angulo político, explicar lo que pasa hoy en Venezuela, nos tiene que llevar necesariamente a quienes y como accedieron y manejaron el poder, sin pretender resolver tan importante planteamiento, tratare de darle breve respuesta en estas limitadas líneas que me permite una cuartilla, “caudillos” es la respuesta, un breve repaso por nuestra historia republicana nos llevara de inmediato a ellos, hombres que han prevalecido en toda nuestra historia, según la real academia es “un dictador político” por consiguiente Venezuela ha estado plagada de dictadores que han frenado la posibilidad de institucionalizar y hacer realidad la Republica que se ha sonado y plasmado en las más de 20 constituciones nacionales que hemos tenido, una tras otra ha sido papel muerto pisoteado por el caudillo de turno, con el uso de la fuerza o con trampas electorales los caudillos han accedido al poder para su servicio personal. Es aquí cuando podemos conectar “mitos y caudillos” ambos van de la mano y se alimentan entre sí.

Finalmente el gran dilema, “como siendo ricos, somos pobres” y entonces volvemos a retroceder al “mito de la riqueza” un espejismo que nos ha hecho mucho daño, creer que somos ricos por naturaleza nos ha atrofiado la capacidad de producir, a eso hay que agregarle y aquí una nueva conexión de lo que hemos venido conversando, las riquezas manejadas por caudillos están destinadas a que se dilapiden, porque su fin es personal, el único objetivo del caudillo es mantenerse en el poder a costa de lo que sea y usara las riquezas con ese único propósito.

Venezuela es un país hermoso, con miles de ventajas geográficas, tiene una mezcla cultural que hace que su gente sea maravillosa, solo hace falta desmontar al mítico héroe que nos va a salvar, la historia nos está empujando hacia la posibilidad de ponernos de acuerdo entre todos, reconocernos en nuestra diferencias y elaborar un plan superior y común que nos lleve verdaderamente a la independencia, como recientemente lo afirmo el expresidente uruguayo Jose “pepe” Mujica “Venezuela debe buscar alguna forma de empezar a hablar y comenzar a respetarse entre todas las partes, ya que por la vía de la confrontación no habrá solución. Un pueblo partido no funciona, es necesario aceptar las diferencias y hacer votos en que se pongan racionales…cuando somos jóvenes creemos que existe lo blanco y lo negro, pero cuando somos viejos aprendemos que lo único que no existe es lo blanco y lo negro sino los matices” con estas hermosas palabras, el expresidente Mujica nos invita a dejar la rebelde e inestable juventud por la estable y sabia madurez.

 

Palabras clave

Comente