Proceso de paz y elecciones en Colombia

qpplaceholder
20 de mayo, 2014 - 3:42 pm
Redacción Diario Qué Pasa

El próximo domingo 25 se celebran elecciones por la presidencia de Colombia. Juan Manuel Santos, actual presidente y Oscar Iván Zuloaga representante del «uribismo», son los contendores que disputan el nuevo período de gobierno en el vecino país.

En una campaña signada por escándalos sobre financiamiento del narcotráfico, el Proceso de Paz que sigue el gobierno actual con las FARC, toma connotaciones importantes. A solo días de la elección anuncia el presidente Santos que se habría llegado a un acuerdo sobre el tema «droga» con las FARC, lo cual es un gran avance en las negociaciones y quizá la mayor carta de presentación del candidato a la reelección.

Por su parte, Zuloaga, un fiel representante del uribismo, apuesta por la vuelta a una política de mano dura contra las FARC, rememorando los años de «guerra al terrorismo» que significó el período de Álvaro Uribe en la presidencia y que entre otros «logros» exhibe el exterminio de los principales líderes guerrilleros, así como violación a la soberanía de Ecuador y Venezuela en la persecución armada contra estos grupos.

Para nuestro país, la suerte de Colombia incide directamente en la paz nacional, no solo por los problemas de droga, paramilitarismo, grupos irregulares, secuestro y en general inseguridad que laten entre nuestras fronteras; sino además por que Colombia es nuestro segundo socio comercial, por lo que la estabilidad y crecimiento de nuestras economías están en muchos aspectos relacionadas.

Sobre este escenario ¿qué debe esperar Venezuela de las elecciones presidenciales en Colombia?; sin lugar a dudas, y sin ánimo de intervenir en asuntos internos de nuestros hermanos, Venezuela requiere de un gobierno responsable en el manejo y control de sus problemas, que a su vez sea respetuoso de nuestro gobierno y nuestro pueblo.

El expresidente Chávez propició una y mil veces las mejores relaciones con Colombia, a pesar de la abierta intromisión del uribismo en los planes desestabilizadores en nuestro país. El presidente Maduro ha seguido una política de relacionamiento con base en el respeto; esperemos que de la elección del domingo se pueda seguir construyendo la paz y afianzando una relación favorable para nuestros dos países.

Comente