Poderes

qpplaceholder
29 de diciembre, 2014 - 1:39 pm
Redacción Diario Qué Pasa

¡La pusimos otra vez! Estamos locos de bola. Le caímos encima a Ricardo Sánchez porque estuvo de acuerdo con la gente que propuso el chavismo para ocupar los poderes ciudadanos, y nosotros habíamos conversado esa vaina y no sabemos qué carajo pasó. Cuando Ricardo Sánchez levantó la mano, a Ismael «Talanquera» García por poco le da una vaina. Y Julio «Matemático» Borges no terminaba de sacar las cuentas de los votos que teníamos. Lo que más molestó fue la risita del diputado William Ojeda cuando vio a Ricardo Sánchez con la mano en alto, aquella vaina nos quería decir algo, que todavía uno no sabe qué carajo es.

En el mismo momento en que Ricardo Sánchez nos echó la vaina de apoyar al chavismo y levantó la mano, allí empezamos a caerle encima a través del Twitter, y a punto de insultos y ofensas lo pusimos de primero como el hombre más insultado del país en Twitter, porque ahí si somos buenos nosotros, insultando no hay nadie que nos gane, porque todavía nos queda odio para repartir a domicilio y por les medios. Estas elecciones de los poderes ciudadanos, hay que decirlo, fue otra oportunidad perdida para que nosotros diéramos una cara navideña de feliz Navidad y próspero Año Nuevo, pero nada, nos importa un carajo la Navidad y todo lo que huela a felicidad y paz.

Lo peor fueron las declaraciones que empezamos a dar, una vaina loca, allí dijo un diputado que los chavistas le habían dado un golpe a la Constitución, ¿ustedes han visto esa vaina?, eso es no tener vergüenza y mucho menos moral, ¿cómo vamos a decir esa vaina, si el 11 de abril del 2002 pateamos a nuestro antojo a la quinceañera de ahora? Pareciera que seguimos creyendo que el pueblo es pendejo, como cuando votaba por nosotros, no señores, ese pueblo cambió y dejó la pendejera y ahora es más vivo que el carajo. Así que volvió Tarek gobernador al poder, ahora como defensor del pueblo, y repitió la fiscal Ortega Díaz y apareció un Galindo en la contraloría que, por lo visto, también es chavista, así que vamos de derrota en derrota y de cuidado curva fuerte en reverso a puente angosto.

El papá de Margot llamó después de la vaina que nos echó Ricardo Sánchez, y Margot atendió el teléfono y el hombre le dijo: «Estamos de luto activo, hija mía, ya uno no sabe en quién creer, por aquí me dice la compañera de Primera Justicia, que más hombre es María Machado, es decir, la diputada verdadera, no el suplente» Y el hombre quería seguir hablando, y parece que le dijo, «métele por mí un carajazo a la puerta del cuarto».
Tucusito, tucusito, llévame a cortar las flores, me canta Margot.

Comente