Plan de gestión para Maracaibo 2029

qpplaceholder
25 de noviembre, 2013 - 8:13 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Una ciudad para su desarrollo, debe tener además de sus ordenanzas y otros instrumentos legales, un plan de gestión, definido para un lapso de tiempo determinado. Esto incluye los aspectos de ciudadanía, ordenamiento territorial, planificación urbana, movilidad urbana, infraestructura, patrimonio, cultura, recreación y ambiente, los cuales establecen ejes transversales que constituyen la estructura de un plan de gestión integral.

Para la construcción de la Maracaibo 2029, tenemos por delante cuatro períodos de gobierno municipal, es decir 16 años, para los cuales debemos tener un plan rector, que se debe generar, discutir y aprobar por todos los actores que conforman la sociedad maracucha, para que finalmente los tres niveles de gobierno con base a sus competencias y marco legal vigente, puedan desarrollar un proyecto sustentable y participativo para la Maracaibo 2029, es importante recordar que el artículo 182° de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el artículo 26° de la Ley Orgánica de Planificación, establecen que el Consejo Local de Planificación Pública es la instancia encargada de promover la participación organizada de la población en los procesos de planificación participativa a ser desarrollados a nivel de municipio.

Ahora bien, analizando el caso de nuestra ciudad, conseguimos que hay un gran número de organizaciones, asociaciones y fundaciones trabajando en alguna área o aspecto de los componentes urbanos de Maracaibo, pero se requiere la coordinación y unificación de los actores a objeto de optimizar los recursos y esfuerzos en tan importante tarea ciudadana. En este orden de ideas se creó la Fundación Maracaibo 500 (Funmara 500), cuya misión es integrar a todos los marabinos con los actores del sector público y privado para participar en la conceptualización y desarrollo de la Maracaibo que soñamos y deseamos tener para el año 2029.

Es importante analizar la sociedad maracucha desde el punto de vista de gobernabilidad y responsabilidad, en este escenario tenemos que porcentualmente le corresponde a los entes gubernamentales 50%, distribuido en nacional (10%), regional (15%) y municipal (25%), el otro 50% de responsabilidades y participación es de los ciudadanos.

Ahora bien, requerimos de un empoderamiento social para motivar y contagiar a todos los miembros de la sociedad marabina para generar la inteligencia urbana colectiva que nos permitirá construir la Maracaibo 2029, como una ciudad humanística, inclusiva, participativa y tecnológica. Recordemos siempre que los hombres construyen la ciudad y la ciudad modela a los hombres, es decir, se produce un proceso de resiliencia urbana, ya que la ciudad con el apoyo de los ciudadanos, transformados en veedores urbanos y organizados en grupos generadores de calidad de vida, le desarrolla a la ciudad capacidad para resistir, absorber, adaptarse y recuperarse de todas las amenazas y daños de sus componentes urbanos a través del tiempo, o sea, dar respuesta de manera oportuna y eficiente, lo que incluye la preservación y restauración de sus estructuras y funciones básicas. Tengamos presente que la resiliencia es un proceso y no una respuesta inmediata a la adversidad. La resiliencia urbana no es una técnica de gestión de emergencia, es una visión prospectiva y una invitación a tener una nueva mirada sobre el desarrollo de la ciudad, necesitamos cambiar nuestra posición y actitud con Maracaibo, ella tiene alma y espíritu, pero ese don se lo transmitimos nosotros. Contamos con vos! @funmara500.

Comente