Perfil de un diputado

qpplaceholder
1 de noviembre, 2015 - 12:47 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Es evidente que la formación profesional de un ser humano, no tiene que ser necesariamente por la vía académica formal. Sobre todo en este momento cuando la magia de la red de redes de comunicación interconectada o internet, constituye un túnel de aprendizaje inmensurable en todo los tópicos del conocimiento.
En la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el artículo 188, establece que las condiciones para ser elegido o elegida diputado o diputada a la Asamblea Nacional son: 1. Ser venezolano o venezolana por nacimiento, o por naturalización con, por lo menos, quince años de residencia en territorio venezolano. 2. Ser mayor de 21 años de edad. 3. Haber residido cuatro años consecutivos en la entidad correspondiente antes de la fecha de la elección.

De tal manera que, cumplido con los requisitos planteados, todos los venezolanos podemos optar por un cargo del Poder Legislativo nacional o Asamblea Nacional. También es importante destacar el Art. 70, el cual define que uno de los medios de participación y protagonismo del pueblo, en ejercicio de su soberanía es la elección de cargos públicos, referendo y la consulta popular. A pesar de que los cargos analizados son de extrema relevancia para un municipio, estado o país, las exigencias de derecho son formalidades básicas, aunque de hecho se requiere tener una visión bastante amplia de ciudadanía, economía, derecho y gerencia para tener opción a realizar una buena y exitosa gestión. Obviamente que en muchos casos, nuestros diputados han tenido una actuación muy gris, producto de su deficiente y limitada formación integral, lograda a través de cualquier medio formal o informal del sistema educativo.

Ahora bien, bajo una visión sistémica, resulta contradictorio que para optar a un cargo gerencial de alto o intermedio nivel, se pide un perfil profesional bastante exigente y prolija experiencia. Aún mas para ingresar al sistema de educación superior, en cualquier carrera profesional, se debe cumplir con una prueba de admisión, donde se debe demostrar que se tienen los conocimientos mínimos para poder continuar los estudios a nivel universitario.

Desde el punto de vista de las responsabilidades que tienen los legisladores, ya que son los responsables de las leyes, que definen el marco legal de los ciudadanos administrados y además que rigen las políticas sociales, económicas y territoriales de su jurisdicción, por esa razón resulta incongruente y paupérrimo el perfil exigido para ocupar tan delicadas funciones. Solo como muestra revisemos algunas de las competencias de la Asamblea Nacional, en el Art. 187 de la Constitución. Legislar en la materia de la competencia nacional y sobre el funcionamiento de las distintas ramas del poder nacional, proponer enmienda y reformas a la Constitución, discutir y aprobar el presupuesto nacional y autorizar los créditos adicionales al presupuesto, aprobar las líneas generales del plan de desarrollo económico y social de la nación y aprobar por ley los tratados o convenios internacionales. En conclusión la Asamblea Nacional, a través de sus miembros constituye el cerebro, que genera y regula las decisiones de los cinco poderes del Estado venezolano.

Si bien es cierto, que se requiere tener un liderazgo singular para llegar a ocupar tan codiciados cargos, tenemos evidencias y hechos históricos de legisladores o diputados sesgados, producto de intereses de grupos o publicidad mediática y sostenida, promovidos por fuerzas económicas y partidistas comprometidas.

Nos toca a los ciudadanos revisar la hoja de vida de los aspirantes, trayectoria profesional en el sector público y privado, programas de gobierno y sobre todo su sensibilidad social. Estos elementos nos garantizan que pueden ser dignos y responsables administradores de los intereses de nuestros ámbitos territoriales y grupos familiares. Tanto de derecho como de hecho, le corresponde al ciudadano elector el deber y la obligación de aplicar a todos los aspirantes ese examen de admisión y suficiencia para obtener el título de diputado pretendido. Es el futuro de los venezolanos y las generaciones de relevo, lo que está de por medio. Nuestra decisión hace la historia. Contamos con vos!. @funmara500.

Comente