Ser medico o ser militar

Medico
20 de julio, 2018 - 11:24 am
Jairo Licero Jiménez

      No representa un acto de majadería, torpeza, idiotez o mezquindad, hacer comparación o establecer diferencias entre estos profesionales. En el periodismo serio y de respeto, he considerado siempre, que se debe utilizar un lenguaje, que por muy regionalista que seamos, este no debe ser ofensivo. Muchas veces por defender una posición política, nos olvidamos del sentimiento del lector, y establecemos diferencias sociales muy marcadas que conllevan a la desunión, desmejorando así el espíritu de convivencia, donde todos somos libres de expresar nuestras ideas.

      Producto de una experiencia vivida, me sentí motivado a establecer estas comparaciones, donde se hace necesario reflexionar sobre todo hoy día cuando para poder disponer de algún servicio tan  necesario como surtir tu vehículo de combustible, o tener acceso a los alimentos necesario para sobrevivir, tienes que valerte de  mecanismos que a la final te sientes deshonrado por el trato que te dan otros profesionales, que se olvidan del respeto inclusive que como persona te mereces.

      Ser médico no es cualquier cosa. Dios ha dotado esta virtud para seres especiales que son instrumentos de el para aliviar el dolor al ser humano, mantenerlo activo, y lo mas grande de ese don, preservarle la vida. Jamás en este plano tierra pueda existir una profesión que pueda compararse con la de ser medico. Las irregularidades que puedan como todo, presentarse en el ejercicio de esta noble profesión, dependen del individuo que la ejerce. Su capacidad, su sabiduría, su vocación y su humildad, su interés para estar actualizado, son herramientas que debe desarrollarlas individualmente  para poder hablar de UN BUEN MEDICO.

      Cuanto debe ser el sueldo de un médico? Desde el punto de vista espiritual, su valor no puede cuantificarse. Pero si es material debe ser muchísimo más que el de un militar Con esta responsabilidad que tiene debería ser el profesional mejor pagado en el país pero lamentablemente  con el correr del tiempo esta condición es menospreciada.

      Veamos las diferencias. El medico egresa de la universidad luego de exigentes seis años de verdadero estudio, y debe conocer muy bien, la estructura y el funcionamiento del ser humano. Y por el resto de su vida debe seguir estudiando para estar actualizado con los avances científicos y tecnológicos. Un militar si egresa de la academia, sus años de estudio son inferiores, aprende a combatir, destruir y matar a un ser humano si es el caso. Si es el quien enferma o resulta herido de muerte, debe ir donde un médico para ser atendido. Por el resto de su vida sus estudios para avanzar en jerarquía son esporádicos. Conozco muchos que jamás han leído un buen libro después de egresados, sin embargo sus ascensos son puntuales y por ello  ganan mucho más de lo que gana un medico rural.

      El medico trabaja a tiempo completo los 365 días del año, en su mayoría bajo condiciones infrahumanas, sometido a amenazas, vejaciones, y malos tratos. Su alimentación es deficiente y debe costeársela si la quiere buena. Hay que ver su dormitorio, el cual pocas veces tiene tiempo para su descanso. No cobra horas extras, es igual que sea  sábado, domingo o día festivo. He visto los dormitorios de los militares, y mientras más jerarquía tienen mas acogedores son. El teniente no duerme con el mayor y mucho menos con el general. 

      El comedor del medico es su cuarto, el escritorio de algún consultorio o el kiosco del frente del hospital. Si el militar vive en el cuartel, el medico vive en el hospital, y no puede salir mientras este de guardia. Si el militar tiene que pararse firme ante su superior, el medico se mantiene firme ante de su paciente hasta que logra aliviarle sus dolencias y sus males. Tiene por delante una gran responsabilidad superior a la de un militar.

      El medico no goza de protección social adecuada, hay que ver los brincos que debe dar cuando sus padres, su hijo o su mujer y hasta el mismo, requieren hospitalización, cirugía o maternidad. El militar tiene «su hospital militar» a todo confort, y totalmente gratis. ¿Quién lo atiende durante su enfermedad? Claro está un médico. El militar tiene el privilegio gubernamental para adquirir vivienda, mobiliario y vehículo ultimo modelo, pagado en cómodas cuotas, y si es recién egresado de la academia, es casi regalado. Cuantos años de ejercicio, lucha sacrificio y trabajo necesita un medico para obtener vivienda, o un vehículo?

      Al médico después de 30 años de ejercicio lo jubilan y debe seguir trabajando para poder subsistir. Sus prestaciones sociales pasan años para poder cobrarlas y cuando las recibe no le alcanzan para nada. Al militar lo retiran y queda gozando de un buen sueldo y mantiene su jerarquía, y su privilegio en los “negocios” que realiza. Decir que el militar arriesga su vida para defender la nuestra, puede ser cierto. Pero el medico tiene que  sacrificar su cerebro y sus manos para salvar la de el. En fin de cuentas ¿Quien debe entonces gozar de un mejor salario? Saque usted con la mano en su corazón y un cerebro bien claro sus propias conclusiones. Si su corazón o su cerebro le fallan, ¿dónde tiene que ir?… Pues donde un médico.

Palabras clave
, ,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente