Maracuchos ecourbanistas

qpplaceholder
11 de mayo, 2014 - 2:31 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Conversando con un amigo, sentí su preocupación por la falta de identificación de la gente y sobre todo de los niños y jóvenes por la ciudad. Evidentemente que la aparición de nuevas tecnologías y la globalización nos ha robado el control de la formación ciudadana de nuestros coterráneos. Esto es un fenómeno mundial, al cual no escapa Maracaibo y en general nuestro país. Producto de esa influencia tenemos la aparición de la figura de los «digizens», es decir, los ciudadanos digitales, quienes son unos expertos manejando las diversas plataformas de las redes sociales, donde tienen acceso a todo tipo de información y se presentan como unos robots del conocimiento y la información.

Ahora bien, las redes sociales son unas herramientas de mucho poder cultural y educativo, pero se está fallando en cuanto a la educación de los nuevos ciudadanos o «digizens», es decir, no hemos evaluado cuantitativa y cualificativamente el peso de estos elementos en la educación de nuestros estudiantes. Se hace menester que a nivel de educación primaria y secundaria, se incluyan en los pénsum de estudios las redes sociales como temas de estudio. Incluyendo su tipología, importancia y uso. Para ello se debe comenzar por realizar talleres a nivel de los profesores y sociedad de representantes, como cuentadantes de la formación de las nuevas generaciones. Eso permitiría reforzar y orientar el proceso de aprendizaje en una misma dirección. El producto que se recogería en el corto y mediano plazo será ciudadanos identificados con la ciudad y forjadores de una visión ecourbanística, que garantice la construcción de ciudades con un mayor nivel de calidad de vida. En nuestro caso para Maracaibo, se requiere transformar la ciudad para lograr indicadores que cumplan con los estándares mundiales de planificación urbana-ambiental estratégica.

En ese orden de ideas se requiere la creación de una cátedra libre a nivel universitario donde se puedan discutir permanentemente temas de planificación urbana, aplicados a Maracaibo y conformar los clubes de discusión urbana a nivel parroquial donde se presenten proyectos en diversas áreas aplicables a través del tiempo con apoyo del Gobierno nacional, regional y municipal de acuerdo a su competencia. Solo como referencia podemos comenzar con la utilización de materiales y sistemas para la construcción ecológica en edificios y viviendas. O sea casas de bajo consumo energético, energías renovables en las viviendas, implementación de sistemas domóticos ambientales sostenibles, combinado con estrategias para la optimización del uso de las energías renovables, siempre con la participación ciudadana. También es importante el tratamiento de los espacios alrededor de las viviendas como agentes capaces de variar el microclima y estimular la participación activa de las personas en su diseño y utilización. No debemos olvidar la vegetación para garantizar los valores de metro cuadrado de áreas verdes, requeridas por habitantes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Finalmente establecer un sistema de movilidad urbano, multimodal e intermodal, para evitar emisiones de gases tóxicos, atascos, ruidos y propiciar el disfrute de la ciudad.

Fundamentado en lo planteado, la Fundación Maracaibo 500 (Funmara 500), ha considerado para el caso de nuestra ciudad, ocho ejes estratégicos de desarrollo, que incluyen Ciudadanía y Valores, Ordenamiento Territorial, Planificación Urbana, Movilidad Urbana, Infraestructura y Servicios Públicos, Cultura y Patrimonio, Turismo y Recreación, terminando con Ambiente y Lago. Ahora bien para lograr los objetivos propuestos para la Maracaibo 2029, debemos recordar que con base a la pirámide de desarrollo de una ciudad, la responsabilidad de participación está distribuida 50% para los tres niveles de Gobierno, vale decir nacional (10%), regional (15%) y municipal (25%), correspondiéndole a los ciudadanos con el apoyo de todos los componentes de la sociedad, el otro 50%. De tal manera que a trabajar para construir la Maracaibo 2029 y sobre todo a la formación de los maracuchos 2029, con una visión de ciudad ecourbana. Contamos con vos! @funmara500.

Comente