La ruta de la campaña electoral

Foto para el articulo
22 de julio, 2017 - 6:29 pm
Lenin Tremont Franco/[email protected]

Lenin Tremon.- 

 

En Venezuela los procesos electorales son el pan de cada día, no hay un año donde por lo menos se dé una elección, ahora faltan solo días para elegir a los miembros de la Constituyente y los candidatos desde los noveles hasta los veteranos andan en su mayoría desorientados, por ello intento desde mi papel de asesor comunicacional dar algunas luces para la campaña electoral.

Para llevar con buen pie una campaña electoral hace falta dos elementos, uno tener un candidato y dos una estrategia.

Una vez que se tiene el candidato este debe armar un equipo de trabajo representado en un comité de comando y nombrar a un jefe o jefa de campaña que elabore un plan y dirija el proceso.

Tenga en cuenta que dirigir una campaña no es un proceso democrático.

En una campaña exitosa no hay cabida a la improvisación, por ello es necesaria la estrategia y quienes la elaboran son especialistas que luego de realizar varios estudios y sistematizar informaciones, la definen como el mapa que seguirán y ejecutarán los miembros del comité o comando de campaña.

La improvisación genera incertidumbre pero una estrategia clara y socializada entre el equipo da seguridad y garantiza los acierto.

La estrategia o el plan de campaña por ningún motivo puede dejarse a un lado, aunque esto no signifique que puede reformularse y perfeccionarse en el camino según las circunstancias que impone la realidad que rodea al partido, el candidato o a los electores.

Si la estrategia original funciona y da resultados comprobables, no la cambie hasta que deje de funcionar.

No pierda de vista su oferta electoral, en todos los actos públicos tenga presente sus banderas y fortalezas, recuerde que quien no tiene la iniciativa siempre pierde, pero quien tiene la iniciativa lleva más posibilidades de ganar.

Si usted es un candidato de quien tienen una buena percepción mediática, va a certificar que  una imagen vale más que mil palabras y puede valer más votos.

Una percepción positiva pesa más que la realidad al momento de ejercer el derecho al voto.

La batalla electoral se librará en la mente de los electores allí hay que imponerse con la oferta y la imagen que generan la percepción de lo que les convine según sus necesidades, en este proceso psicológico juegan un papel importante los medios de comunicación social y las redes sociales, quien no los domine, tiene la elección perdida.

Tener el respaldo de un partido político unido y organizado es determinante, porque al activar este la maquinaria, esta infantería le hace ganar la guerra o las elecciones.

Elabore un plan para el día después de las elecciones y sus dos escenarios, ganar o pierder.

Se puede aprender mucho de los resultados obtenidos de un proceso electoral, bien sea que se pierda o se gane a través la re-evaluar la estrategia y el análisis  de encuestas postelectorales u otros instrumentos para conocer las causas del comportamiento de los votantes.

Los candidatos y sus comandos de campaña comenten a menudo el error de sentirse autos suficientes y por lo general no diferencian entre un productor audiovisual, un encuestador y un estratega comunicacional, que diseñe e implemente la estrategia correcta.

Una campaña electoral puede contar con abundantes recursos financieros y humanos, pero si la estrategia está equivocada será un fracaso, así que no se arriesgue y asesórese.

Comente