La percepción como estrategia comunicacional (Asesor Lenin Tremont)

bnjk
4 de abril, 2017 - 8:58 am
Lenin Tremont Franco / Instagram: Lenin.tremont

Lenin Tremont Franco

Periodista, Trabajador Social, Docente, Máster en Educación, Doctor en Ciencias Pedagógicas, experto en Opinión Pública y Percepción del Mensaje, Asesor especialista en diseño e implementación de campañas comunicacionales.

La percepción, es el medio por el cual nos relacionamos subjetivamente con el mundo. Es un proceso que se desarrolla de forma consciente o inconsciente en nuestro mundo interior, allí en el cerebro o la mente, donde se interpretan todos los estímulos que provienen del exterior o se suman a las experiencias, a la memoria, a través del proceso cognitivo, que condicionan las interpretaciones y desembocan en conductas.

Es importante, tener claro que el estímulo pertenece al mundo exterior y es la que genera el primer efecto en la cadena del conocimiento, mientras la percepción es un proceso psicológico, perteneciente al mundo interior de cada persona. El estímulo es el que excita al receptor, para que éste lo lleve al mundo interior para su interpretación.

La percepción es la que causa la conducta, la misma es predecible usando los elementos propios de la manipulación y la persuasión, por ejemplo, presentes en los mensajes publicitarios, codificados con patrones culturales comunes que garantizan inducir a las audiencias a preferir o rechazar una marca, un producto, un político, un servicio, una organización o sus ideas, según el propósito a al alcanzar en relación al objetivo de la campaña publicitaria.

La percepción da como resultado sentimientos ante los estímulos. Estos sentimientos, condicionan a la motivación ante la búsqueda de las necesidades naturales como hidratarse o creadas artificialmente como zacear la sed solo con una bebida especifica, esta motivación va a condicionar la percepción selectiva. De esta manera se crea un círculo constante que nunca se detiene.

Para poder entender como la publicidad nos hace percibir lo que desean sus operadores es necesario adentrarnos en la semiótica o la semiología que estudia los signos, su estructura y la relación entre el significante y el concepto de significado.

Significante, expresión, el estimulo, o connotación: Es la imagen gráfica, icónica o fónica que usamos para darle forma a los conceptos.

Significado, contenido o denotación: Es la imagen mental que acompaña al significante o la percepción que tenemos de él en nuestro cerebro o mente.

El referente: el objeto, marca, el animal o persona real o imaginario al cual hace alusión el signo que es la suma del significante y significado.

Alli entre esas aguas semiologicas se mueve la manipulación o presuación en las campañas publicitarias.

La publicidad es una forma efectiva para que una empresa, organización, ente gubernamental o individuos puedan hacer correr la voz acerca de un producto, marca, servicio, idea o imagen (referente)  y hacer crecer una cartera o base de clientes, militantes o simpatizantes que por lo general se traduce en mayores ventas, ganancias, seguidores o votantes. La psicología de la publicidad incluye muchos elementos diferentes, como el atractivo visual y el mensaje (significante o estímulo), pero uno de los principales factores a tener en cuenta al crear un anuncio es la percepción (significado).

Si usted desea diseñar y colocar en la mente de los usuarios de las redes sociales o medios de comunicación social, mensajes persuasivos que llegue a las audiencias y que le permitan vender o promocionar su producto, marca, político, servicio, organización o  ideas a, ubique a un asesor comunicacional, un profesional que garantice su objetivo.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente