La Alcaldía de Maracaibo

qpplaceholder
4 de mayo, 2014 - 2:53 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Desde el año 1996 la Alcaldía de Maracaibo ha sido dominada por Acción Democrática (AD), sus derivados, y sus amigos. Manuel Rosales llega a la Alcaldía ese mismo año y permanece hasta el 2000 con la tarjeta de AD, coincidiendo con Arias Cárdenas, que había triunfado en 1995 con la tarjeta de Causa R, y se mantiene hasta el 2000 como gobernador del Zulia.

Di Martino gana Maracaibo en el 2000 con la tarjeta de AD y se mantiene hasta el 2004, coincide con Manuel Rosales que había ganado la Gobernación del Zulia para el período 2000-2004 con la tarjeta de Un Nuevo Tiempo (UNT), un derivado de AD. Di Martino abandona AD y se relanza para el 2004-2008 a la reelección y triunfa con la tarjeta de Podemos; vuelve a coincidir con su antiguo mentor Manuel Rosales, quien resultó reelecto a la Gobernación por el mismo período con su tarjeta de UNT.

Manuel Rosales gana otra vez la Alcaldía para el 2008-2012 con su tarjeta de UNT; coincide con otro pupilo suyo, Pablo Pérez, quien había ganado la Gobernación para el mismo período con la tarjeta de UNT y se mantiene hasta el 2013. Por diferimiento de las elecciones se le abre un juicio al filósofo del Zulia y este huye a Perú en el 2009, aunque él se defiende diciendo que no está en ese hermano país, sino en Lima. Mientras tanto, Daniel Ponne es encargado de la Alcaldía de Maracaibo hasta el 2010.

Para el 2010-2013 gana la Alcaldía de Maracaibo con la tarjeta de UNT la doctora Eveling Trejo de Rosales, esposa de Manuel Rosales; coincide su mandato con Pablo Pérez, compañero suyo del mismo Partido UNT desde el 2010.

Para el 2013-2017 la doctora Eveling Trejo de Rosales, vuelve a ganar la Alcaldía de Maracaibo con la tarjeta de UNT; coincide con Arias Cárdenas, quien resultó ganador para el período 2012-2016 con la tarjeta del Psuv y con el patrocinio de Chávez, quien expresó en aquella ocasión: «Quien vota por mí, vota por «Pancho» Arias». 
La Alcaldía de Maracaibo es una Alcaldía disfuncional, sin embargo, la Controlaría Municipal no funciona, como tampoco funciona la Cámara Municipal para auditar a la alcaldesa y abrirle un proceso por corrupción. Como consecuencia, la ciudad de Maracaibo y en general, el municipio, ha caído en la desidia, la basura no es recogida, no hay seguridad, la vialidad es un desastre, casi todos los semáforos están dañados. Maracaibo es una ciudad fantasmagórica, envuelta en la oscuridad.

El juego político racional dispone de mecanismos para el ejercicio de la oposición democrática establecida en nuestra Constitución. ¿A quién le corresponde hacerle oposición a Eveling?, que además de su ineficiencia y su pésimo manejo de los fondos municipales, ha sido designada por el imperialismo como la mamá de sus hijos los Chucky, y la principal patrocinante de las «guarimbas» fascistas en Maracaibo.

Los concejales bolivarianos del municipio están obligados a decirle al pueblo que los eligió, dónde se encuentran los reales de la basura, vialidad, transporte, seguridad, iluminación, servicios, etcétera.

El Gran Polo Patriótico, incluido el Psuv, tiene la obligación de hacerle oposición a Eveling. La más amplia unidad clasista y popular para derrotar a los adecos, sus derivados y sus amigos, enquistados en esa Alcaldía desde mucho antes de iniciarse la Revolución Bolivariana.

¿Por qué Eveling Trejo de Rosales no cumple con el mandato del Tribunal Supremo de Justicia, que le ordena impedir las «guarimbas» y recoger la basura? ¿Será que está en desacato?

Comente