¿Y el pueblo trabajador venezolano?

qpplaceholder
25 de octubre, 2015 - 3:28 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Si en Venezuela hay una Revolución enfrentada al capitalismo, ¿cómo es que el Pueblo trabajador, no tiene conciencia de clase obrera frente  a su enemigo histórico, la burguesía;  no ejerce la crítica y la autocrítica; permitió sin protestar la siembra de decenas de miles de paramilitares en los Estados fronterizos, y hasta en la propia Caracas; se ha vuelto tan pasivo, y conformista hasta el punto de aceptar los precios de saqueo, mediante la triangulación, la cuádruple facturación, la aplicación del Dólar Today en el diario remarcaje de los aumentos que superan en la mayoría de  los casos el 2.000% en toda la mercancía para suplir las necesidades?
¿Qué ha pasado, incluso, con el bravo pueblo de Caracas? ¿Se ha perdido el heroísmo de ese pueblo antiimperial y antiimperialista, que salió el 27 de febrero de 1989 a rechazar el paquetazo neoliberal del FMI?

¿Dónde está «el ejemplo que Caracas dio» frente al paquetazo ultraliberal  impuesto por el Imperialismo, secundado por la colaboración del Estado narcoparamilitar colombiano, Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos, para  implosionar la economía venezolana?

¿Cómo hemos permitido el desequilibrio, en el juego de la compra venta que enriquece exponencialmente a unos ladrones empresarios tributarios del capital financiero, entre sus precios, y los salarios que percibe la clase obrera y trabajadora, produciendo una brecha abismal entre la clase media, casi desaparecida, los asalariado del sueldo mínimo, caídos en pobreza, y los antiguos pobres arrojados a la miseria?

¿Dónde está el frente Nacional en defensa de los intereses de la clase obrera y trabajadora ante el ataque económico imperialista?

¿Qué ha pasado con el heroísmo del Pueblo trabajador venezolano? ¿Cómo es que ahora es manso?

Aconsejaban a las mayorías que seguían la ruta trazada por Chávez en la continuanza de nuestra independencia, a no hacer cuestionamientos al ejercicio del poder paralelo de un Gobierno alzado frente a los supremos poderes del Estado burgués; quien se atreviera a hacerlo, inmediatamente era tildado de contrarrevolucionario. Persuadido de aquel error gravísimo, el mismísimo Chávez salió a exigirle al Pueblo la crítica y la autocrítica; pero ya era tarde; una considerable parte del bravo Pueblo se había vuelto sumiso, y hasta admirador de bandidos, narcotraficantes, paramilitares, capos como Uribe, Felipe Calderón, Aznar, Peña Nieto, Felipe González, y otros capos como el de la narconovela que aceptamos sin decir nada, sin cerrar la televisora que la transmitió, burlándose de Conatel, y de los Comités de Usuarios.

Hemos sido sometido a una intensa operación psicológica para colonizar profundamente el consciente y el inconsciente; y hacernos temerosos de  nuestra sombra; tal y cual como ha sido sometido el hermano Pueblo  trabajador colombiano; ese susto nacional del proletariado en Colombia, ha sido impuesto también en toda Venezuela.

En medio del susto y el conformismo, casi nadie ejerce la denuncia; lo que ha permitido que en todos los espacios, públicos y privados de administración y servicios de cualquier índole, comerciales, bancarios, misiones, gobernaciones, alcaldías, ministerios, consejos comunales, comunas, se instalen mafias, que han puesto a sufrir al pueblo, que ya creen sometido para siempre.

Ejemplos, Movilnet no tiene teléfonos  en el tiempo en que Vetelca le ha despachado 3 veces más equipos.

Directivas de Consejos Comunales suplantan la autoridad de la asamblea de ciudadanos, y se dedican a la corrupción.

Vamos a actuar como Pueblo en la aplicación de las medidas acertadas, que ha tomado el presidente Maduro, y a triunfar el 6-D.

Comente