Irak: nuevo escenario bélico

qpplaceholder
17 de agosto, 2014 - 1:52 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Para sorpresa y preocupación de las grandes potencias, en particular de los Estados Unidos, se ha abierto un nuevo escenario bélico en Irak de pronóstico reservado: Se trata de la ofensiva que están protagonizando una agrupación radical del islamismo sunnita denominada Estado Islámico para Irak y el Levante (EIIL), por demás cruenta y en extremo violenta, cuyo propósito es establecer un nuevo califato en territorios entre Siria e Irak (por ahora) para más tarde tener en la mira a Jordania, Siria, Líbano, Irán y colateralmente, Israel.

Esta absurda pretensión del EIIL se le puede considerar como un «salto atrás», algo así como si el Vaticano decidiera de la noche a la mañana, instaurar nuevamente la inquisición contra todo hereje. De hecho, los fundamentalistas islámicos sunnitas consideran herejes a sus co-religionarios chiítas.

Como lo señala la analista Elizabeth Burgos, «se trata de un grupo radical violento que surge como una guerrilla más dentro del marco del movimiento radical islámico, pero que con el correr del tiempo, ha ido creciendo, cobrando fuerza y actúa como un ejército irregular que ya tiene bajo su control territorios y regiones como la mitad nor-este de Irak».

¿Cómo nace el EIIL? La invasión de Norteamérica a Irak, de sobremanera, en la segunda guerra del Golfo bajo la administración de George Bush hijo, derrocó al tirano sangriento Saddam Hussein, quien a pesar de su inhumana dictadura, mantenía control y equilibrio sobre una inmensa cantidad de sectas y tribus en su país. Su caída desató el caos —guerra civil incontrolada— y la idea de lograr paz y democracia al estilo occidental que Bush había prometido, se volvió pura violencia incontrolada y desastre total. Entre este nuevo grupo integrado por miliciados yihadistas sunnies y su guerra por conquistas, espacios y ciudades, poniendo en riesgo la integridad física de Irak y de Siria (mal mayor) y Saddam Hussein (mal menor), los analistas están comenzando a ver que hubiera sido menos dañino quedarse con el mal menor. El crecimiento del EIIL se debe precisamente al vacío de poder e institucional que sufrió Irak a consecuencia de la destrucción por Estados Unidos de las instituciones del Estado, en particular, las fuerzas armadas iraquíes.

¿Qué objetivo tiene el EIIL en mente? Dar un salto atrás hacía el Medioevo musulmán, aplicando rigurosamente la ley llamada «sharía» y derrumbar todas las monarquías y gobiernos en el levante para instaurar un nuevo califato. Se trata de una verdadera guerra civil dentro del seno del islám, tan peligrosa como los enfrentamientos  Irak-Irán y  las  cinco  guerras  árabes-israelíes,  nada  más y nada menos que una «fitna», término que califica en esa cultura el enfrentamiento entre diversas tendencias religiosas originadas en el mismo tronco de una religión en donde la fe y la política van hermanadas.

¿Qué puede ocurrir si no se le pone coto a este aberrante escenario? Que todos los musulmanes del mundo entero y no solo los árabes, se van a ver involucrados directamente en esa grave disputa. No podemos olvidar que tanto Arabia Saudita como los demás países del Golfo, así como también el Estado de Israel, se sienten amenazados con ese nuevo escenario bélico que pretende cambiar la geopolítica en el Medio Oriente.

Comente