Inercia espiritual

jose-lombardi
27 de junio, 2016 - 10:03 am
José Lombardi / Presidente Copei Maracaibo

Arias, es lamentable que haya pasado por «debajo de la mesa», desapercibida y en algunos casos desacreditada

Ayer leí un tuit del rector Ángel Lombardi (@angellombardi) «y si la llamada crisis no es otra cosa que haber caído en inercia espiritual». Enmarcados en las celebraciones del día del padre, le regalo y dedico este artículo a mi padre Ángel Lombardi con toda la fuerza del amor que el mismo ha derramado hacia todos los que lo rodeamos.

El príncipe Zeid Ra’ad Al Hussein es actualmente alto comisionado de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), educado en Inglaterra, profesionalmente formado en Estados Unidos, con un doctorado en la universidad de Cambridge, desempeñó el cargo de embajador de Jordania en los Estados Unidos y Méjico.

En marzo de 2015 salieron publicadas unas declaraciones de Zeid Ra’ad Al Hussein sobre Venezuela: «Sigo muy preocupado por el deterioro de la situación de los Derechos Humanos en Venezuela, particularmente las duras respuestas del Gobierno a las críticas y expresiones pacíficas de discrepancia» recientemente Zeid volvió a pronunciarse sobre Venezuela, en esta oportunidad llamo la atención que su mensaje fue dirigido a Gobierno y oposición ‹Urgimos al Gobierno y a la oposición que trabajen para solucionar la actual situación, sin usar la violencia y el discurso el odio, y respetando las normas internacionales de derechos humanos».

Mensaje que llega en un momento donde la oposición percibe las declaraciones del presidente de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, como una esperanza ferviente para salir del Gobierno a través de la carta democrática o cualquier mecanismo internacional, lo interesante de las declaraciones de Zeid Ra’ad Al Hussein es que no solo exhorta al diálogo, sino que les pide a los venezolanos que dejen a un lado el discurso del odio, se entiendan y encuentren soluciones sin injerencias externas «la solución de Venezuela no puede ser impuesta desde el exterior sino que debe surgir de los venezolanos».

A pesar de que las declaraciones de Zeid Ra’ad Al Hussein son contundentes y altamente calificadas por su condición de portavoz de uno de los organismos internacionales más importante de la humanidad (ONU), coincidente además con mensajes de la Iglesia católica encabezados por el Papa Francisco y hombres galardonados con el premio Nobel de la Paz como Walesa y Oscar

Arias, es lamentable que haya pasado por «debajo de la mesa», desapercibida y en algunos casos desacreditada.

De todas partes, nos llegan mensajes de Paz y Reconciliación, algo los bloquea y hace que prevalezcan los del «odio y confrontación» de allí la interrogante que nos hace el Rector Lombardi: ¿y si la llamada crisis no es otra cosa que haber caído en inercia espiritual?

Les dejo esta interrogante para su reflexión, quizás la respuesta este en cada de uno de sus corazones, tal como lo expreso en días pasados el humorista Laureano Márquez en un video que circuló por las redes sociales «aquí no va a pasar una vaina hasta que no pase una vaina en nuestro corazón, aquí no va pasar una vaina hasta que reconciliemos el sueño de país que tenemos en la cabeza con la práctica cotidiana del país que hacemos cada día, aquí no habrá nada que pase hasta que algo pase en nuestros corazones, es nuestra responsabilidad, no dejen que la abulia les venza, no dejen que la inacción les venza…».

Comente